Cocina

Cómo hacer churros caseros

Si buscas una receta riquísima y fácil de hacer para disfrutar de los días grises, no te pierdas el paso a paso de estos churros caseros.

Cómo hacer churros caseros
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ingredientes para unos 20-25 churros:

Un vaso de agua

Un vaso de harina

Una pizca de sal

Aceite para freírlos

Azúcar para espolvorear (opcional)

Elaboración:

Primero debes poner a hervir el agua en una cacerola. Sin embargo unos minutos antes de que hierva, agrega el aceite y la sal. Es recomendable hacerlo  en ese momento, ya que si el agua hierve se evaporará y cambiarán las proporciones de la receta de churros caseros.

Luego, incorpora la harina justo en el mismo instante en que comience a hervir el agua. Tiarala de golpe y mezclá con una cuchara de madera mientras cocinas a temperatura media.

No dejes de mezclar hasta que la masa de los churros caseros se despegue y  se junte en el centro hasta formar una bola lisa y sin grumos. Esto te llevará entre 1 y 2 minutos, así que, pasado ese tiempo, retirá la cacerola del fuego y sigue mesclando hasta conseguir la bola.

A continuación dejá que la masa se enfríe un poco para facilitar su posterior manipulación, pero no dejes que se enfríe por completo o se pondrá demasiado dura. Esta recomendación es ideal para quienes no cuentan con una churrera en sus casa.

Después, trabajá la masa con las manos hasta que quede lisa, eso sí, procura no quemarte (pueden hacerlo en intervalos).

Cuando esté lista, incorporá la masa a una manga pastelera con una boquilla de estrella de tamaño mediano. Luego, cerrá la manga dándole un giro y procura que toda la masa quede lo más compacta posible. Es importante que la mas no pierda su temperatura.

Con eso podrás formar churros muy largos para después córtalos  según el tamaño que desees. Prepara una sartén con abundante aceite o una freidora, y tené siempre cerca una tapa.

Cuando el aceite esté caliente, es momento de poner los churros en la sartén y freílos durante 1 o 2 minutos o hasta que se vean dorados.

 

Por último, retirá los churros caseros con una pinza o con una espumadera y ponelos sobre un plato cubierto con papel absorbente para eliminar el aceite sobrante.


COMENTARIOS