Cocina

Cómo hacer chips de verdura

Los chips de verduras son el complemento perfecto para acompañar con diferentes dips. Te enseñamos a cocinarlos crujientes, apetecibles y llenos de calor.

Cómo hacer chips de verdura
COMPARTÍ ESTA NOTA

Claro que las papas fritas son las reinas de los acompañamientos. Pero hay muchísimos vegetales que se pueden convertir en una excelente entrada. Te enseñamos una técnica de chips de verduras crujientes, deliciosos y con una vertiente más saludable.

La clave es optar por productos que no contengan demasiada cantidad de agua. Las mejores son el boniato, la remolacha, la zanahoria, la yuca, el calabacín o la berenjena. Si te animás podés probar con algunas frutas como la manzana, el ananá, la banana o el mango.

Cómo hacer chips:

Hay 4 formas de hacerlos: fritos en aceite, al horno, en el microondas o con una freidora sin aceite. En este caso, te enseñamos con aceitr y al horno.

Lo primero que vamos hacer es lavar y cortar el vegeta que elijamos Luego, cortarlo en rodajas o láminas finas. Es mejor que les dejes la piel porque contribuye a que el resultado quede más crujiente. Hay que tratar de quitarle todo el agua posible.

Si elegís la fritura, tendrás que poner el aceite caliente pero sin que llegue a humear. Esperar a que el vegetal en cuestión se dore de forma uniforme para sacarlo sobre papel absorbente.

En cambio, si la opción es al horno hay que calentarlo previamente a unos 180 grados. Ponerles un poquito de aceite y meterlas separadas entre sí sobre una bandeja con papel durante unos 20 minutos. Pero tendrás que vigilar que no se quemen porque son muy delicados.

Una vez que se han enfriado, si no los vas a consumir en ese momento guardalos en un recipiente hermético o en una bolsa de plástico con cierre zip para que se mantengan crujientes y consérvalos en un sitio seco. Los tendrás listos para tomar en tus aperitivos o incorporarlos en multitud de platos.

TAGS

COMENTARIOS