Cocina

Cómo hacer berenjenas a la romana

Una receta perfecta para quienes desean sumarse a la vida con menos carne.

Cómo hacer berenjenas a la romana
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los fines de semana nos permiten cocinar con más tiempo y darnos “un gustito”. Para quienes disfrutan de las berenjenas y se cansaron de hacerlas a la plancha, les dejamos esta opción “a la romana” que seguramente los dejará con ganas de más.

La berenjena contiene Vitamina A, B1, B2, C, ácido fólico, lo que ayuda a reforzar el sistema inmunológico y mejorar la resistencia de enfermedades. Este no es el único beneficio de esta verdura, ya que también es rica en minerales como el potasio, calcio, magnesio, hierro y fósforo, lo que ayuda a prevenir la artritis, osteoporosis y enfermedades del corazón.

Para los que se cuidan, pueden quedarse tranquilos, ya que es baja en calorías, libre de grasa y posee gran cantidad de agua (una taza de berenjenas contiene apenas 38 calorías). Además, la piel de la berenjena tiene nasunina, un antioxidante que sólo posee esta hortaliza y que se encarga de retardar el envejecimiento.

Ingredientes

2 unidades de Berenjena

Leche

Agua

Harina

Aceite de oliva virgen

Sal fina

Miel

Preparación

Cuando hablamos de vegetales ‘a la romana‘ nos referimos una técnica de cocina que consiste en pasar los alimentos por harina y fritarlos en aceite caliente.

1.Lavamos y cortamos los extremos de las berenjenas antes de cortarlas en bastones de grosor medio.

2.Preparamos un bol con agua, leche y sal para introducir los bastones de berenjena (le quita el amargor) y las dejamos aproximadamente 20 minutos.

3.Pasamos los bastones por harina y sacudimos el exceso.

4.Reservamos y calentamos abundante aceite en una sartén y vamos agregando los bastones de berenjena hasta que se doren. Una vez listos, los sacamos y los escurrimos sobre papel de cocina.

5.Preparamos la presentación y le añadimos un toque de miel para darle un contraste de sabores.


COMENTARIOS