Ante la llegada de la segunda ola

Comercios: "Cerrar no es una posibilidad"

La CCIARG advirtió que el comercio "no puede cerrar sus puertas porque está pasando por una situación crítica". En Caleta Olivia analizan rubro por rubro, aunque por ahora la situación epidemiológica está "controlada".

Reclamo de comerciantes autoconvocados por aperturas en agosto del año pasado.
Reclamo de comerciantes autoconvocados por aperturas en agosto del año pasado.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ante la inminente segunda ola, el nuevo Decreto provincial no restringe actividades comerciales y productivas, pero los comerciantes entienden que su actividad no fue el eje de contagios durante el brote del año pasado en Río Gallegos.

En 2020 hubo reclamos de comerciantes autoconvocados que exigieron ante el Municipio la apertura de diversos rubros, como los gimnasios, peluquerías y centros de estética, que luego fueron habilitados.

"Desde la Cámara de Comercio ya manifestamos la imposibilidad de volver a cerrar las puertas ante una crisis sanitaria como la que se vivió el año pasado", dijo Carolina Neil a TiempoSur.

La Presidenta de la CCIARG remarcó que el comercio "no puede cerrar sus puertas porque está pasando por una situación crítica".

"Como lo dijimos en reiteradas oportunidades, en los comercios no se han manifestado los contagios, sino que estos se han dado en las reuniones sociales, por eso no solo necesitamos tener los comercios abiertos, sino que estos deben ser tomados como replicadores de protocolos para que la gente siga manteniendo los cuidados", destacó e insistió: "Cerrar los comercios no es una posibilidad".

La CCAIRG integró el COE de Río Gallegos (hoy desactivado) y también mantuvo reuniones con ministerios del Gobierno provincial.

Neil recordó que los locales tienen un horario "que fue reformulado y que fue acomodado a la realidad".

"Debemos tener en cuenta que, entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020 en el centro de la ciudad, cerraron alrededor del 20% de los locales", advirtió.

Este dato corresponde al estudio que efectuó la CAME a nivel nacional, en donde Santa Cruz integra las provincias en las que hubo mayor cantidad de negocios que bajaron definitivamente la persiana durante el año pasado.

Pero aún con la liberación de actividades, esto no implicó -como lo señalaron muchos comerciantes- la recuperación de la actividad.

"Los comercios están vendiendo máximo un 40% de lo que vendían antes de la llegada de la pandemia", marcó y enfatizó: "Así que están trabajando para sostener sus negocios".

La asistencia de los gobiernos provinciales y municipales han sido "paliativos", pero "es insuficiente para salir adelante, ayuda para sostenerse y no es la solución a todos los problemas".

 

"ATENTOS"

En Caleta Olivia, localidad que integra el departamento Deseado, que fue señalado como el sector territorial con aumento de casos, la Cámara de Comercio mantuvo reuniones con producción municipal y rubros comerciales. "Esta semana comenzaremos reuniones por rubro para hacer una revisión general de los protocolos y un análisis para ver si está haciendo falta algo, si tienen dudas y ver cómo los podemos acompañar", indicó a TiempoSur, Miriam Georgia, presidenta de la entidad.

Georgia destacó que hay rubros que están más perjudicados que otros y por ello "es necesario analizarlo antes de tomar alguna medida".

"Creemos que trabajando a través de los protocolos y como está la situación epidemiológica, que nos han dicho que esta la situación está aún controlada, creemos que necesitamos prevención, comunicación, y estar atentos", apuntó.

Dijo que estuvieron además en contacto con la FESC porque "les llevamos las inquietudes y hablando sobre cuál es la situación de la zona norte de Santa Cruz".

Por su parte, el intendente de Caleta Olivia, Fernando Cotillo, explicó que mantienen un diálogo permanentemente con el sector de salud y con la Provincia, fundamentalmente para tener un control asertivo con aquellas personas que ingresan a Santa Cruz desde otras jurisdicciones o del exterior.

“Es una cuestión nacional y ya estamos trabajando en el seguimiento de casos en base a los informes que se nos da a través del COE Provincial. Han llegado 7 personas esta semana y estamos viendo el cumplimiento del aislamiento y todo los protocolos de bioseguridad que deben tener”, mencionó.

Asimismo, comentó que analizan intensificar los controles en Ramón Santos y que están viendo la manera de instrumentar el hisopado PCR, en una etapa en la que se están evaluando las reglamentaciones nuevas a nivel nacional y provincial.

“Creo que es complicado pero vamos a tener toda la mirada puesta en los que ingresen a las ciudad. También sabemos que hay excepciones, pero apuntamos a la idea de que se realicen el test cada una semana”, señaló.

Por otro lado, se refirió a la situación de los locales comerciales e institutos de enseñanza, entre otros rubros. “No tienen por qué alarmarse nuestros comerciantes porque por ahora la ciudad continuará con las mismas disposiciones y protocolos establecidos por el COE local”, aseveró.

Finalmente, comentó que si los ciudadanos siguen manteniendo la responsabilidad frente al contexto de Pandemia, se podrá mantener esta situación en la ciudad.

“La idea es que como vecinos tengamos esta actitud responsable de cuidarnos. Esperamos que toda la experiencia que tenemos los caletenses nos sirva para afrontar este segundo desafío”, cerró.

COMENTÁ