Lollypop

Casos de envenenamiento: Primeros auxilios que podrían salvar vidas

La semana pasada hubo un hecho que se repitió en varios puntos de la capital santacruceña; intoxicación de canes en horarios donde no había veterinarios disponibles y que terminó con la muerte de al menos cinco perros. ¿Qué hacer en estos casos? ¿Cómo ayudar al animal? Todo eso y más desde la mirada de un especialista.

Pastillas de carbón que podrían salvar vidas en caso de emergencia
COMPARTÍ ESTA NOTA

En el barrio Belgrano tres perritos fueron víctimas de la intoxicación durante la noche del martes pasado y dos más fallecieron por el mismo motivo a metros de la ría. El reclamo generalizado de los vecinos fue que no pudieron hacer mucho ante la ausencia de veterinarios de guardia que puedan estar para emergencias.

Victorio Parola, el médico veterinario de la División Veterinaria de la Municipalidad de Río Gallegos señaló que si alguien se encuentra en esta situación crítica de no tener especialistas que puedan intervenir y únicamente si el perro acaba de ingerir el veneno, los primeros auxilios son inducirlo al vómito de manera mecánica, es decir, introducirle los dedos a la boca con una mano y con la otra, tomar firme la mandíbula para trabarla.

Si el can comió recientemente algún tipo de toxina letal también se puede deducir por los siguientes síntomas: Salivación excesiva, mareos, tambaleos o leves convulsiones; y de tener alguno de estos padecimientos, “si logran que vomite sería lo óptimo”, señaló el profesional, pero se debe realizar “solo de manera mecánica”, enfatizó, es decir, sin darle de tomar o comer otros productos.

Si el perrito vomita solo y sin ayuda es porque el esparcimiento del veneno está más avanzado y en ambos casos -sea reciente o no-, se le debe suministrar dos pastillas de carbón que “van a impedir o retrasar que se absorba todo el contenido de veneno que puede estar en el estómago”, dijo el especialista y añadió que luego de esto se le podría dejar en un lugar calefaccionado hasta que se reciba atención veterinaria.

 

Mitos

Estas situaciones de emergencia que se repiten de manera cíclica en Río Gallegos también tienen múltiples mitos que las rodean y que más que hacer un bien al animal, podrían incluso perjudicarlo, como por ejemplo los dichos sobre suministrar huevos, leche con ajo e, incluso, mutilar extremidades como orejas o cola.

“Al no saber qué veneno es, la mayor parte de las sustancias tóxicas favorecen su absorción con leche o huevos debido al contenido de grasa, pueden hacer que el veneno se absorba más rápido”, indicó el veterinario, quien también rechazó tajantemente el corte de orejas o cola como método para tratar estos casos.

En resumen, las pastillas de carbón que se pueden comprar en cualquier farmacia serán útiles en casos de emergencia por intoxicación en las mascotas. Igualmente, contar con guantes también servirá para limpiar o sacar los restos de veneno, que en caso de no ser retirados pueden ser consumidos por más perros, gatos o palomas.

Por último, las denuncias por estos actos de crueldad se deben hacer en la comisaría más cercana y, posteriormente, en Control Animal de la Municipalidad de Río Gallegos (Tel: 2966 447521).


COMENTARIOS