Río Gallegos

Caso Maldonado: Ediles piden que se investigue a la Comisaria Sexta y EPP 61

El concejal del FDT presentó su renuncia y fue aprobada por unanimidad. Una de las madres de las niñas ingresó al recinto y contó irregularidades en la denuncia que realizó el sábado por la madrugada e implicó a un medio de comunicación. Según los padres, la Directora de la EPP 61 sabía y no activó ningún protocolo para la menor. La otra madre, quien radicó la primera denuncia contra Maldonado, envió una carta que fue leída y también apuntó contra la policía.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Antes de comenzar la sesión extraordinaria los ediles y medios de comunicación se enteraron que el edil Emilio Maldonado presentó su renuncia a la banca.

Esta nota fue ingresada paralelamente con el pedido de apartamiento del cargo que hizo el intendente Pablo Grasso y que ayer publicó TiempoSur.

Ayer la noticia no sólo fue la aceptación de la renuncia de manera unánime de los ediles a Maldonado, sino también diversas irregularidades, lentitud en la Justicia, falta de apoyo y asistencia de todo tipo a las dos familias que denunciaron -con separación de días- al ahora ex edil por presunto abuso sexual contra las niñas de 9 y 13 años.

“Por medio de la presente me dirijo a ustedes a efectos de llevar a consideración mi renuncia a la banca de concejal para la que fuera elegido por voto popular, consciente que me debo al pueblo que depositó en mí su confianza, considero ésta la decisión más acertada. Sin más y a entera disposición de la Justicia, me pongo a disposición de ustedes con atenta y distinguida consideración”. Así Maldonado anunció salida de la banca.

La sesión había iniciado minutos antes, cerca de las 12:20 en un recinto solo ocupado por autoridades debido al protocolo por COVID-19. La prensa estaba del otro lado, ventanas de por medio y seguía la sesión gracias a un parlante colocado para escuchar las diferentes alocuciones.

Desde la primera denuncia hasta ayer, habían transcurrido solo tres días.

LA CARTA

Al leer la orden del día, la vicepresidenta a cargo del cuerpo, Paola Costa, pidió que se incorpore la carta que envió Roxana, la primera mamá que denunció el supuesto abuso el 20 de junio, pero que debió virilizar el 26 de junio por la red social debido a la falta de contención y celeridad de la Justicia.

En la carta, Roxana contó que se presentó en la Comisaría de la Mujer, pero que luego la trasladaron en patrullero a la Comisaría Sexta. “¿No deberían haberme dado en la Comisaría de la Mujer el apoyo y asistencia ante un hecho aberrante como el que fui a denunciar?”, se preguntó en la carta. Esto fue advertido por TiempoSur en su edición de ayer, cuando Josefina, tía de la niña, contó que le pareció extraño que llevaran a su hermana a denunciar a esta seccional cuando de acuerdo a la dirección de su vivienda, le correspondía la Seccional Segunda.

También reclamó que no tuvo “ningún tipo de asistencia, ni psicológica ni legal” y quizás algo más grave, que su hija “fue interrogada por un policía varón, con preguntas de alto tenor sexual y terminología explícita”.

Lo más increíble fue cuando contó que no pudo acceder a la copia de la denuncia porque le pidieron “un estampillado”. “Lógico que una víctima de abuso un sábado las 21:00 en el barrio Evita no tiene un estampillado” (por esto fue que la madre le sacó foto a la denuncia).

Finalmente –decía la carta- nunca más se contactaron con nosotros y cuando concurrí a pedir apoyo psicológico para mi hija me derivaron al centro de asistencia de la víctima, en donde me dieron un turno para el 7 de julio, cinco semanas posteriores a la denuncia. Solo cuando lo hago público en las redes sociales activaron protocolos, que tienen que ver con un acoso continuo por teléfono con mensajes cruzados, y agravando mi situación y la de mi hija”.

En otro tramo de la misiva argumentó que denunció públicamente esta situación “porque no quiero que le vuelva a pasar a ningún niño, una situación como le tocó pasar a mi hija, que fue revictimizada por el Estado”.

“Pido para mí de forma urgente la Cámara Gesell y se le brinde la asistencia psicológica que debimos tener esa misma noche en la que pedimos ayuda al Estado. Espero además, que nunca más un funcionario público, ante la denuncia de una niña se manifieste públicamente apoyando al imputado. Debemos trabajar en más capacitación en materia de género, porque el sistema en el caso de mi hija ha fallado. Pido a los concejales, no fallen ustedes”, culminó.

EL INGRESO

Luego cerca de las 13:20, el edil Pedro Muñoz (ARI-CC) pidió por medio de una moción, que se permita el ingreso de la madre de la niña que realizó la segunda denuncia por presunto abuso sexual, lo cual fue aprobado por unanimidad.

Es que hasta ese momento, familiares y amigos de la familia estaban afuera y golpeaban la puerta a modo de protesta por no haber podido ingresar al Deliberante.

La moción se aprobó. Ingresó al recinto, la madre y padre que presentaron la segunda denuncia contra el edil, y un tío de la otra niña cuya carta fue leída anteriormente.

“Quiero justicia y que se termine esta pesadilla de mierda. Hace dos años mi hija venía mal, la notaba muy lejana hasta el viernes que se desató esto. Pido que vaya preso y se lo destituya. Pero también que se haga la Cámara Gesell”, dijo con micrófono en mano.

Luego tomó el micrófono el padre de la niña que denunció por segunda vez a Maldonado.

“El loco estaba metido en política, ¿quién nos iba a creer a nosotros? Nadie”, se preguntó y contestó el padre.

Allí mencionó los lazos que mantenía con Maldonado. “Soy del barrio Evita como él. Era mi amigo de años y nos hizo esto. Lo más feo es que se metió en la cooperadora de la escuela, me tuve que meter para sacarlo y ella (la madre de la niña) le contó a la Directora (de la EPP 61), pero la Directora tampoco tomó acciones en el asunto. Es la sociedad que tenemos. Tenemos que ir a Facebook para que haya justicia. Antes que a mi hija la traten de mentirosa, preferimos manejarlo entre nosotros porque si hacía la denuncia dos años antes, nos iban a tratar de mentirosos. Cuando me enteré de la primera denuncia, por Facebook, enseguida fui a la comisaría. Queremos que vaya preso, ustedes que son referentes, él estaba en esta mesa y hoy no puede estar libre, debe hacerse lo justo para que el “violín” vaya preso. Para mí es muy duro pasear y verlo dar vueltas”, alertó.

Leonardo Roquel (UCR) marcó que “fue muy grave” que la escuela no haya denunciado y “no haya accionado los protocolos”. “La Directora debió hacer la denuncia porque es lo que exige el CPE”, advirtió.

SUMARIOS

El padre también manifestó que “los funcionarios no pueden defender algo ilógico”, en referencia la primera  denuncia, en la cual hubo mensajes de apoyo hacia Maldonado en las redes sociales.

“Queremos que vaya preso, porque vivimos en el mismo barrio”, insistió.

Daniela D´Amico aclaró: “Yo les creo, los chicos no mienten”.

En tanto Muñoz dijo que esta situación “interpela” a todos por el funcionamiento de las instituciones. “No puede ser que lo haya publicado en Facebook para que acuda la Justicia”. “La falla es enorme así como el rol de la Justicia en esa tremenda demora, porque cuando se hizo la primera denuncia debió haber procedimientos judiciales y no esperar que se haga público”, abundó. “Si no hubiera hecho esto público la madre, estaríamos hoy en reunión de comisión”, contó.

Muñoz destacó que el reglamento que rige a los ediles está “desfasado”. “No hay ningún tipo de sanción para estos casos y de lo que pueda pasar de ahora en adelante. Esto nos debe obligar a provocar reformas”, fustigó y analizó que esto “le podría haber pasado a cualquier” padre.

Después  D´Amico pidió la palabra y nombró a Moira Lanesán, secretaria de Producción municipal, a modo de ejemplo en cuanto a  funcionarios que apoyaron a Maldonado por Facebook. “Los funcionarios municipales deben tener una capacitación para saber que los niños no mienten y que no se puede cuestionar a la víctima”, expuso.

Leonardo Fuhr (FDT) volvió a reclamar –como lo hizo durante el fin de semana en comunicados- que “no se trata de salir a bancar” ya que “no hay colores políticos en estos casos”.

La madre tomó la palabra nuevamente. Contó que al día siguiente que realizó la denuncia (sábado al mediodía) constató que ésta constaba de tres carillas, lo cual le extrañó ya que cuando realizó la denuncia la noche anterior, eran cuatro carillas. “Firmé y me quería ir, no quería estar allí. Salgo y no alcanzo a llegar a mi casa y me mandan mensaje que un medio lo publicó y esa denuncia yo no la tenía, pero salió. Cómo salió no solo sé. La misma policía le mandó las fotos (de la denuncia). Lo conté a TiempoSur. Nos tenían que cuidar. Pregunté a Niñez y que me asesoren qué debo hacer porque es algo privado”, relató (y confirmó lo que dijo a este medio en su edición del día ayer).

Por esto, Muñoz pidió que se incorpore el pedido de iniciar un sumario administrativo para averiguar qué sucedió.

Finalmente se votó la renuncia de Maldonado.

Luego de las palabras de Roquel, D´Amico y Flores se leyó un escrito. Hubo un cuarto intermedio para conformarse en comisiones.

Al retomar la sesión aprobaron un pedido para que se investigue, y de ser necesario se inicien los sumarios correspondientes,  en la Seccional Sexta y la EPP 61.