Punta Arenas

Cae en Santiago el último miembro de la banda que atracó joyerías en Zona Franca

Presuntamente ingresó al Módulo Central para forzar las vitrinas de las joyerías, mientras que los otros dos miembros del grupo hacían labores de vigilancia. Tendrá que volar de regreso a Punta Arenas para cumplir con prisión preventiva.

COMPARTÍ ESTA NOTA

A cinco semanas del robo de dos joyerías en Zona Franca –que se avalúa en 50 millones de pesos–, la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo en Santiago al último sospechoso de participar en el atraco. Se trata de Edson Arce Meneses, quien tendrá que cumplir con prisión preventiva mientras sea investigado.

De acuerdo a la Fiscalía, el imputado, y uno de sus primos, fue el responsable de ingresar al Módulo Central y robar las joyas. Después habría intimidado a los guardias de seguridad con cuchillos adosados a palos.

El gran golpe

Oriundo de Santiago, Arce Meneses llegó a Punta Arenas a fines de abril junto a la abuela de sus primos, los hermanastros Omar Medina y Byron von Ostermann. El sujeto se habría reunido con sus familiares para perpetrar el atraco a las joyerías.

De acuerdo a la investigación, el trío requería de un vehículo para el atraco. Se reunieron con una mujer de 31 años para que prestase labores de manejo con su Nissan Murano.

En la madrugada del 18 de mayo los cuatro forzaron el portón de acceso de la Universidad de Magallanes y se estacionaron en el límite perimetral con la Zona Franca. Hicieron un forado en la reja y se separaron en dos grupos: Arce Meneses y Von Ostermann ingresaron al lugar franco, mientras que Medina y la conductora prestaron labores de vigilancia.

El imputado y su primo se dirigieron al Módulo Central y destruyeron la entrada con combos y martillos. Después fueron a las joyerías Eclipse y One y rompieron las vitrinas. Con celeridad agarraron una serie de joyas y relojes de alta gama, los que metieron en una bolsa.

Mientras el robo se perpetraba, los jóvenes recibieron un llamado de alerta de quienes vigilaban la entrada: los guardias descubrieron el robo y se dirigían al módulo. En la salida habrían amenazado a los guardias con las herramientas y con lanzas artesanales.

El grupo se reunió en el vehículo y huyó hacia el poniente. En Prolongación Santos Mardones se reventó una llanta y abandonaron el auto. Una amiga de los jóvenes, conocida como “La Uruguaya”, los recogió y recibió a cambio unos colgantes y un reloj.

Se arma el rompecabezas

Dos días después del robo la PDI fue favorecida por la suerte. Fiscalizaron el domicilio de “La Uruguaya” por un procedimiento de drogas y descubrieron las joyas que le habían entregado. En su declaración identificó a los participantes del atraco.

Al día siguiente se detuvo a la conductora, quien había denunciado el robo de su vehículo para tener una coartada. Ella también declaró voluntariamente y el tribunal despachó órdenes de detención para los dos hermanastros y Arce Meneses.

El jueves pasado, las policías nuevamente fueron favorecidas por la fortuna. La sección OS-7 de Carabineros concurrió a un domicilio en la Población Pablo Neruda por una investigación de cultivo de cannabis. Aunque no descubrieron drogas, se encontraron con el hermanastro que habría hecho labores de vigilancia en el robo.

El joven fue detenido y prestó declaración voluntaria. En la madrugada del viernes su hermanastro se entregó a Carabineros. Ambos quedaron a disposición del tribunal y en prisión preventiva.

Solo faltaba hallar el paradero de Arce Meneses. Según el Ministerio Público, su estancia en Magallanes se extendió por poco más de un mes y después huyó a la Región Metropolitana con parte del botín.

Fue precisamente en Santiago donde lo encontraron. Su detención se prolongó hasta ayer, donde le imputaron un delito de robo con intimidación. Al igual que sus primos, el sujeto cumplirá con prisión preventiva y tendrá que viajar a Punta Arenas para ser recluido en la cárcel pública.

Fuente El Sureño. 

 

 

 

COMENTÁ