Protagonistas

Cabas: “Sigue existiendo el “fiolo"

Norma Cabas, quien trabajó en Derechos Humanos y en la Subsecretaría de la Mujer junto a Roxana Tottino advirtió que es lento el avance en las 190 causas por las que denunciaron caso de trata. El pedido de custodia que hizo a la Justicia, y por qué a la fecha la siguen llamando desde otras provincias.

Norma Cabas (foto archivo)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Norma Cabas finaliza su mandato en el Tribunal de Disciplina en el cual ingresó con su par Roxana Tottino, con la que además trabajó en la Secretaría de Derechos Humanos (2006/2011) y en la Subsecretaría de la Mujer (hasta 2015).

“Estoy presentando la renuncia sin estabilidad laboral”, confesó a TiempoSur.

El tribunal deberá volver a conformarse y aprobarse por la Cámara de Diputados, aunque Cabas estima que no continuará por “ser la oveja negra”.

Sucede que fue candadita a diputada por “Nace una Esperanza”, el espacio del Frente de Todos que llevó al actual intendente Javier Belloni como postulante al  Ejecutivo provincial.

“Dije en una entrevista (en Tiempo FM) por qué estaba con Javier y mi postura política  no tenía que ver con que uno era mejor que otro, sino con una política que sea real”, recordó, y dijo que los espacios que ganó en su vida fueron “por trabajo y no por ser amiga de nadie”.

“La Gobernadora evaluará si sigo o no”, remarcó.

“Alicia es una gran laburante, ha sido una gran gobernador,  puso lo que tenía que poner, pero sus funcionarios no respondían a la política que ella decía. Lo dije siempre”, advirtió.

-TS ¿A usted le gustaría  volver a trabajar en el área de la Mujer o Derechos Humanos? Se lo pregunto porque hubo cientos de denuncias por trata en su gestión. (Por ejemplo, se cerraron las “casitas” en 2009, y la primera condena por trata afuera de la provincia por la causa “El deseo”, juzgada en El Chaco)

NC: Sí, por supuesto. Creo que hay muchas denuncias hechas por nosotros cuando cumplíamos funciones, pero va muy lento. Este año hubo dos juicios en los cuales fuimos convocadas y después fuimos a Comodoro, porque tocaba el Juzgado de esa ciudad cuando no estaba el Juzgado de Caleta Olivia. Nos llamaron los jueces para confirmar lo que denunciábamos. Trabajé en el tema, tal es así que la Ley – que eliminó los bares y cabarets en los municipios- que salió en Santa Cruz y salió de nuestro puño y letra, tanto de Tottino como de Alberto Marucco.

 

-Fue a declarar este año por causas de trata, como así también los años anteriores. Pero usted dice que no  avanzaron en denuncias por trata en la provincia.

En el último caso, este año,  habíamos pedido seguridad porque fuimos solitas a declarar (con Tottino). No nos dieron custodia y tuvimos que ir a hablar con el Juez (Federal de Río Gallegos)  para decirle que nosotras éramos la que cumplíamos un rol como funcionarias del Estado, y si no teníamos protección que no nos llamen más. Nosotras no éramos funcionarias y fue el rol que cumplíamos siempre.

 

-¿Ahora hay denuncias por trata pero no hay avances?

Mutó a otro lugar. Las dominicanas eran las mujeres de mayor explotación en Santa Cruz, ya casi no te las cruzas. Pero porque están en lugares que sabemos que existen y están resguardados como bar. Y después esto de que las mujeres han supuestamente elegido prostituirse de forma particular en sus viviendas, pero si hay una real investigación que van a encontrar que sigue existiendo el “fiolo”. O le alquila casa o algo, pero tiene llegada.

 

-Quedan causas para que las citen a declarar.

Sí, fueron 190 causas y habré ido a 10. En Santa Cruz hemos rescatado pibas en la cual la explotación era de libro. No había mucho que esperar. En eso tiene que ver mucho el hecho de que no teníamos víctimas santacruceñas, por lo que la rescatábamos y las restituíamos a la casa de su familia, las mandaba a su lugar de origen.

 

-A esos casos había que darles seguimiento.

Al día de hoy me llaman del Juzgado de alguna provincia o del algún área de alguna provincia, que están buscando a alguien pero porque no se sabe y no se han hecho conocer quiénes son los funcionarios en el tema. Sino porque me llaman a mí.

 


COMENTARIOS