El Calafate

Buscan a familiares

Juan Bautista Gutiérrez Rivera tenía 83 años y vivía solo en una vivienda del sector Manzanas 900 de El Calafate.

Él es Juan Bautista Gutiérrez Rivera.
Él es Juan Bautista Gutiérrez Rivera.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Fue un vecino quien lo encontró tirado en el suelo, boca abajo, con un golpe en la cabeza.

La primera sospecha policial es que pudo haberse caído de la silla sobre la que estaba parado, posiblemente realizando alguna tarea en el cielo raso.

Señalada como muerte dudosa, desde el Juzgado de Instrucción se ordenó que el cuerpo sea sometido a una autopsia, para conocer la causa de la muerte.

El protocolo indica que antes de la autopsia el cuerpo debe ser sometido a una prueba para saber si tiene COVID-19. El resultado fue positivo.

Ante esta situación la autopsia queda suspendida y el cuerpo bajo la tutela judicial hasta que transcurra el tiempo de presencia del virus, y que se pueda hacer el examen forense.

Pero el caso del adulto mayor no llegará a eso. La orden judicial tuvo una marcha atrás luego que el médico policial certificara que la muerte fue a razón de un golpe por una caída accidental.

Aunque no se sabe si el hombre tenía síntomas, y si conocía su situación, su nombre fue ingresado a la estadística como un fallecido COVID por el hospital local. Al mismo tiempo su fallecimiento fue certificado como el resultado de una cuestión accidental.

El protocolo vigente en el país indica que cuando se trata de cuestiones accidentales, el fallecimiento no debe ser incluido en el listado de los decesos por COVID.

Ahora, el consulado chileno fue avisado de la situación para buscar familiares del hombre fallecido, ya que no se conocen familiares en nuestro país. (Fuente y foto: Señal Calafate).

COMENTÁ