Municipio

Basualto: “No somos parias ni ñoquis y hay una falta de empatía del Municipio”

El ex titular del área de Bienestar Animal Municipal manifestó su descontento por los más de 80 despedidos del Municipio. “Hay una señora que tiene una criatura con parálisis cerebral y se quedó sin obra social”, expuso.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En 2015 lo convocaron para presidir el área de Bienestar Animal Municipal. Luego lo nombraron como director general de Salud Pública y, en mayo del 2019, le ofrecieron ser parte de la planta municipal “por una cuestión de necesidad, ya que había un solo veterinario de planta en el municipio que estaba pronto a jubilarse”.  

“El 13 de diciembre, la nueva gestión borró los decretos de la gestión anterior de pase a planta de personal”, expuso el veterinario Guillermo Basualto a Tiempo FM, al indicar que “la gente que conozco no era ñoqui, trabajó y se puso la camiseta”.  

Basualto remarcó: “Yo no trabajé para Giubetich, trabaje para los vecinos y para la comunidad para hacerme cargo un problema que aqueja”. Y agregó que “ponerle el tinte político a esta situación no corresponde”.  

“Yo puedo aportar desde mi profesión la actividad de seguir ayudando a solucionar la problemática”, expuso el ex titular de Bienestar Animal del Municipio de Río Gallegos.

Manifestó que “la medida es injusta, hay que revisar alguna situación particular, creo que la mayoría de la gente se merece estar en el lugar que está”. Al advertir que “de un día para otro se cortó una fuente de ingresos”.

En tal caso, Basualto ejemplificó que “hay una señora que tiene una criatura con parálisis cerebral y se quedó sin obra social ni asistencia para afrontar la enfermedad de su vida”. Incluso, indicó que él tiene “un cardiodesfibrilador del cual depende mi vida” y, por suerte, tiene una profesión con la cual seguir trabajando como un sostén económico.  

Apuntó contra la gestión de Pablo Grasso al señalar “mucha hipocresía y declaraciones fuera de lugar, no recibir a la gente para hablar”. “No somos un grupo de parias, todos tenemos familias y obligaciones, por eso hay que sentarse a dialogar con la gente”, sostuvo el veterinario.  

Por último, Basualto advirtió que “nadie ingresa a la Municipalidad por concurso y con el estatuto cualquier persona que ingresa a la Municipalidad puede ser despedida”.