Río Gallegos

Aseguran que se cumplen todos los protocolos con los fallecidos por COVID

Ante el segundo fallecimiento por Coronavirus en Río Gallegos y la reciente noticia de irregularidades en el cementerio local, TiempoSur pudo confirmar que los protocolos para el manejo de cadáveres se llevan adelante y son casos prioritarios para el crematorio comunal.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Iniciando el mes de abril, el Gobierno nacional comenzó a distribuir el procedimiento para el manejo de cadáveres de casos de COVID-19, documento elaborado el 18 de marzo, justamente en la semana donde se declaró la llegada de la pandemia al país, que plantea la activación del nivel 2 de bioseguridad, que implica el tratamiento de cadáveres con máximos recaudos, sin abrirlos para la realización de autopsias y en espacios ventilados o de aire filtrado. Por otro lado, si bien no hay aún un criterio unificado a nivel nacional en cuanto a cómo proceder ante la muerte de un infectado o de un paciente no testeado pero que haya tenido síntomas del virus, los protocolos recomiendan no realizar intervenciones invasivas sobre los cadáveres, situación que nosotros aquí, en la capital provincial, vivenciamos con el fallecimiento de una vecina registrado en Ramón y Cajal al 600, el miércoles de la semana próxima pasada.

Según explican profesionales médicos, principalmente infectólogos, el motivo de obviar las autopsias tiene su fundamento, la necesidad de evitar que se contagien los médicos forenses y el personal que trasladará los cuerpos con COVID-19, entendiendo que el cuerpo del fallecido por una enfermedad respiratoria aguda grave como el COVID-19 puede resultar un factor de contagio, por lo que los cuerpos deben salir de la institución donde fallecen a cajón sellado. Aquí, vale la pena mencionar la difícil situación que atraviesan los familiares de víctimas de esta patología, ya que por la situación antes mencionada se les impide el contacto directo con el fallecido, es que las guías del Ministerio de Salud de la Nación, que toma recomendaciones científicas de España e Inglaterra, de la Ciudad de Buenos Aires y de Córdoba, limitan al máximo el momento de la identificación de un cuerpo y las despedidas por parte de familiares.

Según pudo averiguar TiempoSur, mediante consulta a fuentes oficiales y personal profesional del sistema sanitario, ante los recientes fallecimientos por Coronavirus se han aplicado los protocolos correspondientes, incluso con equipos especiales de protección, ante la posibilidad de que haya sectores contaminados. El documento distribuido por Nación afirma que las personas que participen en el traslado del cadáver deberán contar con "equipos de protección personal adecuados", una vez en la morgue, el personal debe ser informado de que se trata de un cadáver al que no se le deben realizar actuaciones de limpieza ni intervenciones de tanatopraxia o tanatoestética. Sí debe permanecer en una bolsa plástica de alta densidad, impermeable y con cierre hermético, y de allí a cajón sellado.

En cuanto a los ritos funerarios, desde la necrópolis local también aseguraron cumplir con los protocolos correspondientes, por lo que en estos casos se verán suspendidos los velatorios y cristianas sepulturas, ya que la recomendación del Ministerio de Salud es la cremación, algo que se ha dado con los recientes fallecidos en Río Gallegos.

Según dejaron trascender desde el cementerio local, ni bien iniciada la pandemia, el personal encargado del crematorio y sepelios, formó parte de un encuentro donde recibieron instrucciones ante estos casos, además confirmaron el correcto funcionamiento del horno crematorio.  


COMENTARIOS