Trabajo

Arte con voz patagónica, originaria y de mujer

Hoy, en este espacio, TiempoSur habló con Jimena Paredes, una artista visual que nos muestra su amplio gramaje de color e identidad originaria.

El trabajo que realiza la artista Paredes.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Jimena Alana Paredes nació hace 24 años en Puerto Santa Cruz y hace 7 que vive en Río Gallegos, ciudad en la que comenzó su formación artística en el Profesorado de Artes Visuales de IPSA. Fue en 2016 que comenzó su emprendimiento artístico Wiliche porque “no paraba de crear”.

Con elementos llenos de color e identidad originaria, la artista visual comenzó a ofrecer pinturas, remeras personalizadas, posters de ilustraciones patagónicas con serigrafía, stickers, elementos de decoración estampados, agendas con stencils y servicio de maquillaje artístico. Con el pasar de los años, continuó combinando técnicas y haciendo de cada artesanía una obra que cumpla con el lema del proyecto: Arte para usar.

Mujer originaria

Me interesa dar a conocer las diferentes luchas como mujer originaria. Históricamente hemos sido invisibilizadas y a través de este medio que es el arte nos podemos comunicar y manifestar”, expresó la joven artista. Wiliche significa gente del sur en mapudungun, lengua mapuche, atravesando desde esta perspectiva todas sus creaciones como sureña que ama la Patagonia. “Mis trabajos están inspirados por mis ancestros, estas culturas milenarias se manifiestan a través del arte”, detalló Jimena.

En pinturas, cuadros y demás artesanías que son a color, la creadora se vale de paletas estridentes y tonalidades y matices de la tierra que habita. También utiliza simbología con trazos inspirados en el arte tradicional mapuche con figuras simétricas, geométricas y lineales. “A lo largo de esta formación he aprendido muchas técnicas, no me puedo quedar con una”, comentó entre risas la joven artista de Puerto Santa Cruz.

 

Expresión

Su modo de expresión se ha diversificado por lo que además de pintar y ofrecer productos principalmente en espacios culturales independientes y ferias como los eventos mensuales de Espacio Reactiva o las distintas ediciones de la Feria del Libro Independiente Autogestiva. Pero también ha sabido formar parte de instituciones como IPSA y sus presentaciones y exposiciones, por ejemplo, “Miradas Contemporáneas” en noviembre de 2019 en el museo Eduardo Miniccelli con trabajos fotográficos.

Además ha trabajado en la piel de otras personas experimentando en el maquillaje artístico, tanto infantil como performático, su maquillaje por ejemplo, ha acompañado las últimas presentaciones del grupo de danza afro de La Tarambana.  “Está bueno compartir el arte desde las instituciones y desde todos lados”, consideró la artista emergente. Jimena también se considera una emprendedora y artesana autogestiva, ya que siempre trabajó desde su hogar. “Siempre lo hago desde donde vivo, desde mi ruca”, comentó.

Desde su visión, el paso del tiempo fue mutando a Wiliche. “Hay muchas cuestiones sociales que nos atraviesan y nos hacen plantearnos qué tipo de arte ofrecemos, es una expresión no sólo para apreciar, sino también para reflexionar”, explicó, desnudando sus intenciones de generar arte significativo para las demás personas. Paredes busca mediante pinturas, calendarios, ilustraciones, llaveros y macetas, poner en manifiesto todos sus sentimientos y pensamientos. “El arte como vía de comunicación y en cualquier soporte visual me hace ir floreciendo y creciendo”, confesó.

El 2020

Artísticamente este año todavía no comienza, lo que significa que está todo por hacer. “Cualquier espacio o propuesta es bienvenido, yo voy adecuando mis tiempos y horarios para participar porque necesitamos espacios para los artistas y el que nos den, vamos a estar sumamente agradecidos”, concluyó Jimena, con la certeza de que 2020 será otro año con arte que exprese identidad patagónica, originaria y de mujer.