Cuidado en pandemia

Aporte santacruceño

La ciencia y la tecnología han sido de gran apoyo en la atención de la pandemia, y, como ya hemos repasado, Santa Cruz también ha hecho su aporte. TiempoSur dialogó con el deseadense Luis Alberto Naves, creador de T – Scan, un equipo automático para el control de temperatura y sanitización en el ingreso de edificios. Emprender en desarrollo tecnológico.

Producto instalado al servicio del cliente.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La pandemia del Coronavirus ha abierto un sinfín de posibilidades, sobre todo en lo que refiere a la ciencia y tecnología puestas al servicio de la solución de problemas que han surgido a lo largo de estos más de 8 meses. En este sentido, también hay santacruceños que han dejado lo suyo.

Luis Naves (41), es un joven emprendedor de desarrollos electrónicos. Nació en la localidad de Puerto Deseado, durante su último año del secundario participó de un intercambio educativo que lo llevó a Wisconsin (Estados Unidos), y al regreso decidió continuar con sus estudios en la provincia de Córdoba, donde inició su camino en la carrera de ingeniería electrónica de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de esa provincia y, si bien por cuestiones personales y laborales le impidieron culminar sus estudios, en la actualidad tiene su propia pyme de desarrollo electrónico. Recientemente convertido en padre, esta pandemia le permitió disfrutar de la familia, pero también para iniciar nuevos proyectos.

Si bien ya hace varios años se dedica, junto a su socio cordobés, Martín Cassino, al desarrollo electrónico para empresas, en especial para una firma chilena a la cual le diseñan y fabrican maquinaria, en esta ocasión, y contexto pandémico, Naves y Cassino se unieron al diseñador industrial, Martín Pacheco, con quien diseñaron y desarrollaron T – Scan, un medidor autónomo de registro de temperatura y sanitizante, para uso de acceso a edificios públicos y empresas.

(Diseño del producto).

Naves contó que “como en esta pandemia no pudimos viajar a Chile y tenemos algo de tiempo extra, decidimos y propusimos hacer una máquina con algo referido y acorde a la pandemia, algo que pueda facilitar un poco y agilizar los ingresos a empresas o lugares públicos como hospitales, bancos, edificios administrativos, colegios”, y continuó: “Fue un desarrollo que comenzamos en abril, en julio lo teníamos casi listo, después se retrasó un poco, pero hace un mes atrás lo retomamos y ya pusimos la primera producción en marcha y está en mercado”. Según entienden los desarrolladores “será un producto pasajero, esperemos que no dure mucho la pandemia”, aunque aseguran que “hay productos similares, pero no hemos visto en el mercado un solo producto como el nuestro, que realice las dos tareas, medir la temperatura y desinfectar en forma coordinada. Nuestro equipo si o si te hace pasar por los dos pasos. En un proceso de segundos donde tan solo mirar al equipo registrará la temperatura para posteriormente habilitar el dispositivo sanitizante de manos, de manera preventiva y de cuidado higiénico”.

En cuanto a la producción y los costos, si bien puede ser este último algo elevado, el empresario pyme dijo: “Ocupamos sensores de muy alta calidad. El costo del equipo sería el valor de un salario de un trabajador. Muchas veces las empresas utilizan a una persona que se encarga de los controles de la limpieza y demás, exponiéndolo de alguna manera al virus. La ventaja que tiene esta máquina es que no se requiere de una persona dedicada a la tarea, no se la expone”.

En cuanto a la elaboración, contaron que “una planta cordobesa arma el gabinete metálico diseñado por nuestro diseñador industrial y nosotros hacemos lo electrónico, control de la máquina. Ya está a la venta. Tenemos una pequeña producción y algunas máquinas ya instaladas. Para la nueva normalidad de la que se habla esto ayudaría a agilizar el control”.