Comercialización

ANMAT prohibió la venta de un "falso barbijo"

A través de una disposición publicada este viernes en el Boletín Oficial, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica prohibió la comercialización de un barbijo, uno de los insumos más requeridos para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La Disposición 5596/2020 estableció así la prohibición del “uso, la comercialización y la distribución en todo el territorio nacional, de todos los lotes del producto falsamente rotulado como: “BARBIJO QUIRURGICO TIPO 3 CLASE 2, BARBIJO TRICAPA CON TIRAS -DOC10- fabricado por LABORATORIO RODIMED de ASSI DIANA MARIA”.

Entre las razones expuestas en los considerandos se señaló que a una consulta realizada por el Hospital de la Baxada de la ciudad de Paraná, en la provincia de Entre Ríos, en relación a barbijos quirúrgicos presuntamente elaborados por la empresa RODIMED, a la cual agregó unas fotografías, hicieron sospechar respecto de la legitimidad del producto.

Por su parte, la empresa informó que “se trata de un producto falsificado y que no fue fabricado por ellos, debido a que los barbijos originales que ellos fabrican vienen termosellados y poseen elásticos para su ajuste, mientras que el falsificado posee en las uniones costuras a máquina y tiras para atar y ajustar”.

Además, la compañía hizo hincapié en las diferencias que presentan ambas versiones: “El producto original detalla en su rotulado la siguiente información: Marca: RODIMED, Lote: tres dígitos, Vencimiento: cinco años, Denominación: Barbijo de uso único y Modelo: Barbijo triple con elástico (DBE); en cambio, el producto falsificado detalla en su rótulo la siguiente información: Marca: DOC10, Lote: diez dígitos, Vencimiento: tres años, Denominación: Barbijo quirúrgico tipo 3 clase 2 y Modelo: Barbijo tricapa con tiras”. A su vez, se remarcó que “el rótulo original posee un código de barras que el adulterado no contiene”.

Es por ello que la empresa sostuvo que “se trata de un producto falsificado, y que se desconoce su efectivo origen y composición, no pudiendo garantizarse su calidad, seguridad y eficacia, situación que resulta en un riesgo para la salud de la población”. En consecuencia, “la Dirección de Evaluación y Gestión de Monitoreo de Productos para la Salud sugirió, a fin de proteger a eventuales adquirentes y usuarios de los productos falsificados involucrados, la prohibición de comercialización, uso y distribución de todos los lotes del producto con las características expuestas”.

Fuente Infobae.