Historia

Andrino, el “fortinero” que le puso su impronta al IDUV

Con 46 años, Roberto Andrino afronta un importante desafío en su carrera política como presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda. Reparte las horas de su vida entre el trabajo allí y la peña de Vélez Sarsfield en Río Gallegos.

Andrino tiene una vida política fiel al estilo de Alicia Kirchner.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La nueva gestión del Gobierno de la Provincia tiene como otro de sus puntos destacados a Roberto Andrino, que pasó de delegado a presidente del IDUV para imponer su impronta al punto de haber diseñado el actual edificio del instituto.

Nació en Buenos Aires, pero su carrera política y fidelidad a la figura política de Alicia Kirchner lo llevaron a ser hoy un habitante más de Río Gallegos.
Andrino es profesor de tecnología y ejerció esa profesión durante 22 años en colegios secundarios, además de ser profesor de construcciones, formando oficiales en Buenos Aires en un Instituto de Formación Profesional.

“La arquitectura la ejercí desde el sector social por el hecho de haber trabajado con Alicia”, indicó en el inicio de una relajada entrevista con TiempoSur en la tarde del viernes, luego de otra extensa jornada de trabajo.

Contó que su mujer, sus amigos y su madre están en Buenos Aires, a quienes extraña por la distancia, pero asegura que asumió una responsabilidad e intenta “cumplir de la mejor manera posible”.

“Yo vengo de una familia de padres militantes, de la Juventud Peronista de los años ‘70 y me crié en una unidad básica. Te cuento esto porque, en síntesis, esto de haberse criado en una básica implica que nacimos militantes y nos formamos con el peronismo, naciendo en dictadura, pero criándome en democracia y, además, mi padre ha sido un referente político”, aseguró.

Está claro que el presente de Roberto no es una casualidad, sino una causalidad de una vida dedicada a su pasión por la política y el trabajo social.
“Toda mi vida fui un militante del peronismo y en 2003 empecé a trabajar en la Subsecretaría de Vivienda de la Nación, donde di mis primeros pasos con un programa que se llamaba “Programa Social de Emergencia Habitacional”, donde hacíamos viviendas por cooperativas y con el proyecto de Alicia de los Centros Comunitarios trabajamos en las construcciones de las cooperativas con desarrollo social”, indicó.
Roberto comentó que a Alicia la conoce de antes, de haber empezado a trabajar con ella en 2009 como coordinador de un programa que se llamó “Programa de Inclusión Social con Trabajo”, en “Argentina Trabaja”, por el cual trabajaron en todas las provincias y más de mil municipios con cooperativas para hacer trabajo de obra pública, generando un ingreso social con trabajo, incluyendo a sectores vulnerables para trabajar en la obra pública con un gran impacto de mano de obra, “ya que la idea era reconvertir planes a programas de inclusión, programa que nació ese año con Alicia”.

Luego agregó: “Así fue como comencé con Alicia en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y, con el tiempo, cuando ella decide su candidatura para la gobernación, de los años de trabajar con ella, terminé trabajando como vocal del IDUV, asumiendo allí el 10 de diciembre de 2015, dejando todo para venirme a vivir a Santa Cruz, acompañando a la Gobernadora”.

Llegó al IDUV
Su arribo a Río Gallegos fue, primero, como vocal en la gestión de Pablo Grasso, en la cual contó que la Gobernadora les pidió tres ejes fundamentales para ese rol: El trabajo, la transparencia y la buena administración.

“Fue así que nosotros iniciamos las gestiones pertinentes, con Pablo Grasso, en 2015, con uno de los objetivos que Alicia nos pidió, que era federalizar los recursos en la provincia para que todos los municipios y comunidades pequeñas tengan obras que generen trabajo y que fortalezcan economías regionales”.

Andrino dijo que, en la actualidad, tenemos planificación estratégica urbana en ocho localidades de la provincia como Río Gallegos, San Julián, Piedra Buena, Puerto Deseado, El Chaltén, Caleta Olivia y Los Antiguos, sumando ahora una segunda etapa para Caleta-Los Antiguos con la elaboración de los proyectos, ingresando también al proyecto “Pensando nuestras ciudades” Lago Posadas.

Desde la cuna
Si bien mamó la política desde muy pequeño por su familia, sostiene que “lo hubiese hecho de todas maneras”. Indicó que nació en un barrio de clase media, al cual todavía pertenece, y que tiene claro que hoy, como está la Argentina en cuanto a la grieta, se ubica del lado del sentido común y sabiendo que “la patria es el otro”.

“Es como un hecho cristiano y en ese contexto me crie en un barrio con necesidades y entendí que, si uno no se organiza como un compañero y un militante, sabiendo cuáles son las necesidades del otro, es imposible desarrollarse como persona”, reflexionó.

Respecto a su formación, expresó: “Mi familia es peronista, yo soy peronista desde la cuna, pero hubiese caído en el peronismo de todas maneras, sobre todo cuando ganó Néstor y cuando la conocí a Alicia; yo me considero parte del proyecto político que siempre llevó Alicia adelante, sobre todo en la generación de proyectos y programas que hacen al trabajo con inclusión social, terminalidad educativa y capacitación por oficios. Ese es el contexto que marca porque estoy acá”.

Su nuevo rol

Roberto sostuvo que, cuando asumió el cargo de presidente, lo hizo también “contextualizando el hecho de saber que hay un proyecto político a nivel nacional que es acorde” a la ideología y pensamiento del proyecto al que pertenece.

“No dudé un minuto en seguir acompañando a la Gobernadora, porque la considero una de las mejores administradoras y tenemos una proyección pensada, después de cuatro años de macrismo en los que a la provincia no nos dieron absolutamente nada en materia de recursos para hacer obra pública”, afirmó.

Dijo que, de hecho, les pasó que firmaron un convenio en el cual les prometieron tres mil viviendas y les dieron 270, que las terminaron financiando con recursos propios porque el Gobierno nacional no les daba “ningún recurso”.

Luego comentó que esa experiencia motivó que lo contara como una anécdota el 19 de diciembre, cuando inauguraron el nuevo edificio del IDUV.

“Yo le dije a Alicia que estábamos muy escasos de recursos con respecto a financiamiento de Nación y me dijo que no me preocupe porque lo íbamos a trabajar con recursos propios y me dijo una frase que me quedó grabada y fue más que alentadora: “No te hagas problema Andrino, que a nosotros nos cortan las piernas y nos crecen las alas”, lo que siempre cuento como algo anecdótico porque yo le llevé un problema y ella me dio una solución”, recordó.
Volviendo al presente, advirtió que hoy llegaron a cinco años de trabajo y que tenían una expectativa, pero la pandemia cambió el eje de la política.

“Ahora tenemos diálogo con Nación y eso es bueno porque se están reactivando las obras y reactivamos el “Argentina Hace” por el cual la semana que viene estaríamos en condiciones de transferir los primeros recursos a los municipios y comisiones de fomento, poniendo en marcha un programa de obras pequeñas, pero con gran impacto laboral”, indicó.

En acción

En la actualidad, el IDUV trabaja para terminar las viviendas que empezaron en 2017 y creen que este año van a alcanzar ese objetivo.

Andrino dijo que, además, tienen lo que se generará con el programa “Argentina Hace” luego de la visita de Katopodis allá por febrero de este año, siempre tratando de federalizar los recursos del instituto y también trabajando en mantenimiento escolar, trabajando en conjunto con María Cecilia Velázquez, del Consejo Provincial de Educación.

“Además, armamos una comisión con el presidente de Distrigas y otros entes para ir viendo la posibilidad de alcanzar ese “modo viviendista” que todos tenemos, porque queremos construir viviendas, pero que sean pensadas para vivir en la Patagonia, con la tecnología para el clima en que vivimos, que sean respetuosas con el ambiente”, detalló.

El Coronavirus

A todo esto, está claro que si hay un acontecimiento que marcará por siempre el 2020 será la aparición del “Coronavirus” y sobre eso Roberto dijo que el primer inconveniente que tuvieron fue la caída de los ingresos.

“Sucede que el Fondo Nacional de la Vivienda depende de las regalías, que hasta 2017 era el 3,1 por ciento de los recursos que generaba el petróleo, pero ese año, con el pacto fiscal, pasó a una fórmula que terminó favoreció desfavoreciendo no sólo a nuestro instituto, sino a todos los del país casi en un 35 o 40 por ciento menos porque antes vivíamos de producción y ahora de bocas de expendio, del consumo de ese producto, y eso hizo que la recaudación nos bajara muchísimo”, detalló.

Sin embargo, dijo que, así todo, aplicaron medidas anticíclicas, repartiendo lo que tienen entre todos para que las empresas no se fundan y los trabajadores son pierdan el empleo, aunque aclaró que ahora tienen “un retraso en el avance de las obras por una cuestión lógica que es la aplicación de los protocolos por el Coronavirus para proteger al trabajador de la construcción”, accionando con el Ministerio de Trabajo para que las obras no se corten y logren “seguir avanzando en materia financiera y física”.

Consultado sobre las medidas que tomó el Gobierno en este contexto, expresó: “Sabíamos que este virus es altamente contagioso y en algunos casos es letal, por lo que yo creo que Alicia, junto con el Gobierno nacional, puso sobre la balanza la vida por sobre la especulación económica y en ese sentido, con protocolos como los que seguimos nosotros con los organismos y el contacto directo con el Ministerio de Salud, yo creo que la están llevando bien y más por el diálogo que hay entre Nación y la Provincia. Nos están cuidando a todos”.

 

La nueva normalidad
También está claro que en algún momento Argentina y Santa Cruz encontrarán “una nueva normalidad” tras el brote de Coronavirus y allí la obra pública aparece como fundamental.
En ese sentido, Roberto señaló: “Acá hay un hecho clave y es que la construcción genera puestos de trabajo por la mano de obra, pero también es una industria que mueve otras subindustrias y te diría que entre 50 y 70 industrias están vinculadas a la construcción.

Lo integran, desde la persona que recibe un salario, hasta el que consume, pasando por las empresas que compran y consumen, y nosotros siempre les pedimos a las empresas que no especulen, que aprovechen el compre local para fortalecer las economías regionales”.

También contó que tienen proyectos para esta “nueva normalidad” resaltando tener una gestión de “viviendistas” y comentando que hoy tienen diálogo con el ministerio de María Eugenia Bielsa.

Sin embargo, dijo que la prioridad que tienen por parte de la Gobernadora es terminar las viviendas que ya comenzaron, que son 525 viviendas, para las cuales les falta muy poco y esperan que este año, con los protocolos que corresponden, puedan lograrlo.
“Si ponés en marcha la construcción, ponés en marcha las industrias”, afirmó.

El mensaje
A la hora de dejar un mensaje final y agradecer, manifestó: “Le agradezco a todo el equipo de Alicia y al equipo de trabajo con el que venimos desarrollando los programas de inclusión social.

Creo que Alicia, lo que tiene, es un gran equipo y es una gran constructora de equipos de trabajo, por lo que tengo que agradecerle a ella; también María Cecilia Velázquez; a Nadalich, con quien tuve el placer de trabajar muchos años y así a compañeros de organismos que incentivan a seguir adelante como Belén García, Michudis y otros que, si los nombro uno por uno, es imposible. Pero la número uno es la Gobernadora, que me pidió honestidad y transparencia”.


COMENTARIOS