Feria del Libro Pico Truncado

A mal tiempo buenos libros

Se vivió una nueva edición del evento cultural organizado por la Biblioteca Municipal, Pública y Popular “Aimé Painé”. A través de Facebook se vieron presentaciones de libros por parte de autores y editoriales junto a distintas manifestaciones culturales musicales, teatrales y audiovisuales.

Hubo exposiciones de investigaciones relacionadas con el Coronavirus.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El jueves pasado inauguró la XXII Feria del Libro de Pico Truncado, y la apertura del evento estuvo a cargo de Norberto Miranda de la Asociación “Amigos de la Biblioteca”; Marcelo Pimentel, secretario de Desarrollo Social; Jonathan Sandoval, director de Cultura, Turismo y Juventud; y Lorena La Porta, jefa del Departamento Biblioteca.

En cuanto a lo específicamente literario, se realizó la presentación de los libros “Material sensible a la luz” de Liliana Campazzo y Alejandra González; “El amor en tiempos de COVID–19” de Guillermo Ritondale; “Sauco en el lugar equivocado” de Alberto Chaile; “Caracolas en tu mente” de Viviana Díaz; “Museo Marítimo de Ushuaia” de Carlos Vairo; “Juan sin aire” de Mirta Agostino; y "Filosofía pasada por agua" de Gustavo Laguardia.

También tuvieron oportunidad de detallar el contenido de las obras "Anacleta una hormiga muy coqueta" (libro bilingüe) de Sandra Edwards; “Son de Café” de Patricia Sampaoli; "1958. Los inicios del Turismo Antártico" de Carlos Vairo; "La vida incómoda" Esteban Lehue; "Caleta en el mundial", de un grupo de escritores de la ciudad de Caleta Olivia; "Pulpa que precipita" de Marcelo "Chelo" Candia; y "Aimé Painé. La voz del pueblo mapuche” de Cristina Rafanelli.

Ruth Salfate, de Río Gallegos, presentó “Microcuentos”; Blanca Godoy hizo lo propio con "Rostros en el tiempo"; y la Dra. Graciela Ciselli reseñó "Comodoro Rivadavia, la construcción de una urbanidad multipolar 1901 – 1955”. También Rubén Martínez y Fabio Riquelme presentaron su material bibliográfico.

A su vez, tuvo lugar un adelanto de los libros “Rostros en el tiempo” de Blanca Godoy; Ngutramayafiñ–Conversando, por parte de Rolando Álvarez Antilef de la comunidad Mapuche-Tehuelche "Newen Mulfuñ"; y "Distopías", el segundo libro de la escritora truncadense Blanca Alegre. 

“Nos pone contentos porque este desarrollo cultural es lo que apuntamos desde el municipio, para que sea uno de los pilares de nuestra gestión. En nombre del Intendente, queremos agradecer a todo el equipo de la biblioteca y a todos los que participaron del evento, y esperamos que el año que viene podamos recuperar la modalidad presencial, para volver a estar todos juntos” detalló el Jefe de Gabinete Rodolfo Marcilla, en el cierre del evento.

 

Un evento multicultural

Como de costumbre, la XXII Edición de la Feria del Libro no se remitió solamente a la presentación de producciones literarias, sino también a distintas manifestaciones culturales de diversa índole.

Por un lado, tuvo lugar la disertación de la Dra. Verónica López denominada "Activando neuronas con la lectura"; la lectura del poema "Boca arriba" por parte de Claudia Fernández; y la presentación del periódico escolar "La Voz del Juan", del colegio Juan XXIII.

A su vez, la Dra. Isabel Ortiz, psiquiatra del Hospital Zonal de Caleta Olivia, realizó una disertación “Vivencias Literarias”; y hubo un espacio tanto para el teatro con la presentación por parte del profesor Néstor Tapia de “El robot destartalado” realizado por la alumna María Eugenia Farroni de la Escuela Especial N° 3 como de material histórico audiovisual con el documental “Doctor Kuester, un alma dedicada al servicio” producido por la UNPA-UACO.

El psicólogo Social Claudio José Catullo comentó el trabajo que se realiza con la Biblioteca Ambulante en el Hospital Zonal de Caleta Olivia; y el Dr. Víctor Hugo Lazo Meza, coordinador del grupo GIA local, disertó sobre el consumo de alcohol durante la pandemia del COVID-19.

La música nunca estuvo exenta, y en esta XXII edición, se capitalizó con la presencia de los músicos patagónicos José Sáez, Celena Carrizo, Galo Levitureo y Eduardo Uriel Aguilar, y las Escuelas de Danzas “Esencias del Viento”, “Ayuntué”, “El Malón”, “El Fortín de López” y “Raíces Festivaleras”; el Dúo “Tierra Fértil” y el Coro Municipal de Las Heras.

Párrafo aparte merecen Luz Jazmín y su familia, vecinos de Pico Truncado que sin representar a ninguna institución, se quisieron sumar a la iniciativa con la obra de títeres "La Bella Durmiente”.

El humor también estuvo presente de la mano de Angélica Sánchez. 

Y como de costumbre, la participación de los más chiquitos, con las obras protagonizadas por los alumnos de los jardines 14, 26 y 49, el Juan XXIII; la Escuela Especial N°3 y los CPES N°14 y 45, junto con la Escuela Industrial.


COMENTARIOS