Arqueología

Arqueología en Cueva Grande Arroyo Feo

Parece que fue ayer, pero ya pasaron casi 40 años desde que dos jóvenes arqueólogos argentinos comenzaron su primera campaña de investigación en el área de Cuevas de las Manos en el Cañadón del Río Pinturas.

  • 15/01/2015 • 00:00
COMPARTÍ ESTA NOTA

Parece que fue ayer, pero ya pasaron casi 40 años desde que dos jóvenes arqueólogos argentinos comenzaron su primera campaña de investigación en el área de Cuevas de las Manos en el Cañadón del Río Pinturas. Por entonces (los 70’) el equipo dirigido por Carlos J. Gradin realizaba las primeras excavaciones en Cueva de las Manos, en el Cañadón del Río Pinturas. Desde este museo natural de arte rupestre se comenzó a descubrir la antigüedad de la presencia humana de los cazadores recolectores en un área arqueológica desconocida para la humanidad. Luego de Cueva de las Manos las investigaciones siguieron en Cueva Grande Arroyo Feo, situada a unos 15 kilómetros al NE de Cueva de las Manos y a escasos 6 km al Este del cauce del Río Pinturas. Hoy se han reabierto las excavaciones en Arroyo Feo por circunstancias fortuitas.

 

Visitamos en Perito Moreno a los arqueólogos Dra. Ana Aguerre y Lic. Carlos Aschero en el laboratorio que la Asociación Identidad ha instalado en Perito Moreno. Esta entidad se ocupa de preservar la memoria e identidad de la comarca, y se encuentra abocada a la terminación del Museo Carlos Gradin que dará cuenta de los resultados logrados en esos cuarenta años de investigaciones arqueológicas. El nombre del Museo es en homenaje al investigador que lideró junto Ana Aguerre y Carlos Aschero las primeras investigaciones científicas en el Río Pinturas, especialmente en Arroyo Feo.

 

Después de casi 40 años de una falsa denuncia televisiva sobre la supuesta destrucción del sitio Arroyo Feo, despertó en Carlos y Ana el compromiso con la Patagonia y regresaron al Sur. La denuncia resultó falsa, pero de la misma nació algo bueno. Surgió una relación con la empresa Patagonia Gold SA que ya lleva más de 6 años. Desde aquel 2009 los científicos y la empresa aprendieron a conocerse y respetarse. El resto lo ha hecho la comunidad y las instituciones del Estado, que confían en el compromiso de la empresa para trabajar responsablemente y conocen con precisión quienes son desde el punto de vista ético los integrantes originales del equipo de Carlos Gradin, Carlos Aschero y Ana Aguerre.

 

Los protagonistas de esta historia científica como seres humanos

 

Ana Aguerre es hoy profesora de Fundamentos de Prehistoria en la Facultad de Filosofía y letras de la UBA. Ana elaboró en su plenitud juvenil numerosas publicaciones, entre ellas el libro “Las vidas de Paty, en la Toldería Tehuelche del Río Pinturas” (2000). Historia basada en entrevistas orales que reconstruye las últimas escenas de la vida familiar nativa de Paty Chapalala en la Patagonia y Río Pinturas. Carlos Aschero, es hoy profesor de Teoría y Métodos en Arqueología en la Carrera de Arqueología de la Universidad Nacional de Tucumán. Es Director honorífico del Instituto de Arqueología y Museo de esa Universidad, Investigador Principal del CONICET y Vice Director del Instituto Superior de Estudios Sociales (ISES) del Centro de Ciencia y Técnica del CONICET en Tucumán. Carlos Aschero está próximo a viajar Francia, donde disertará en el Postgrado de la Universidad de Rennes sobre los antiguos cazadores-recolectores del Río Pinturas y su ámbito cordillerano. Carlos espera comparar los procesos culturales que marcaron las diferencias en la configuración de las Sociedades Originarias de la Patagonia centro-meridional y la Puna de Atacama.

 

Ana Aguerre y Carlos Aschero han formado a más de tres generaciones de profesionales. Hoy están próximos a retirarse formalmente de sus Universidades. Han consagrado su vida a formar recursos humanos, publicar y contribuir al desarrollo de la Arqueología como disciplina científica. En estas las últimas campañas lo acompañan dos jóvenes estudiantes avanzados de Arqueología de la Universidad de Tucumán y de la Universidad de Tarapacá (Chile): Valeria Ucedo y Willy Faundes. Valeria y Willy han sido cautivados por la Patagonia y vienen comprometiéndose para dar continuidad a una labor científica que visualizan sostener como tesoro personal.

 

La puesta en valor de la investigación científica de antes y de ahora

 

Del ayer recuerdan que en los ‘70 había pocos equipos que desde Buenos Aires y La Plata se aventuraban a encarar investigaciones regionales. Fue entonces cuando el tiempo juvenil los alentaba a vivir la epopeya de viajar a la Patagonia. Ellos dos saben del tiempo y consideran estar frente a una segunda etapa de sus investigaciones científicas. Trabajan actualmente en la puesta en valor para la comunidad científica de los resultados de investigación de Cueva Grande Arroyo Feo y los numerosos sitios que conforman su entorno, un paisaje originalmente cazador-recolector que se fue construyendo generación a generación en 9500 años de vida.

 

Se trata ahora de recibir y fructificar lo que sembraron en la comunidad, algo que ya está ocurriendo en Perito Moreno, a través de la gestión de recursos culturales y el empuje que ha puesto la Asociación IDENTIDAD en esta tarea realizada con apoyo de la Municipalidad local y de las Compañías Mineras que operan en la zona. Trabajar en pos del desarrollo cultural y la preservación del patrimonio histórico y arqueológico para las generaciones futuras. Se trata de un nuevo momento en que los descendientes de la primera generación de habitantes de Perito Moreno están logrando concretar con más fuerza la idea de preservar la identidad de toda una comunidad; y aquí están las empresas que antes no estaban. Es aquí donde se destaca el comportamiento de Patagonia Gold SA y el Estado Municipal que sigue estando, pero más aún y como dice Ana “…ante proponíamos… ahora nos convocan y proponen”.

 

Lo que muestran los datos científicos

 

Carlos nos informa que por comparación con la vida de los cazadores recolectores de otra parte del mundo, las Cuevas o Aleros patagónicos, son ejemplos de residencias de una o dos familias que cazan juntas, pero que también hay sitios de gran tamaño y buen reparo que albergaron varias familias –emplazados en zonas con recursos de caza y recolección abundantes– y que son estos los que el arte rupestre con figuras animales y humanas –además de los consabidos negativos de manos– ha “marcado” en relación a la previsión del retorno de ciertas familias o linajes.

 

En lenguaje sencillo nos enseña que el arqueólogo registra información sobre las culturas del pasado “a través de la materialidad que quedó de lo actuado y no sólo de lo que se dijo sobre lo actuado”. En relación a la Cueva Grande mostró cómo sus ocupaciones a través del tiempo tenían que ser relacionadas y contextualizadas con los “paisajes” que se iban configurando fuera de la cueva. Para lograr este panorama se dedicaron a la prospección de un área de unos 10 km en su entorno de la cueva, relevando las distintas geoformas de posible ocupación humana. Advierte que en el caso de Arroyo Feo la Cueva dispone de un marcador temporal indiscutible que consiste en las dataciones radiocarbónicas ya obtenidas, en el arte rupestre y en los conjuntos de artefactos líticos y óseos recuperados.

 

Dice Carlos Aschero “Los estilos presentes en Cueva Grande Arroyo Feo entran en juego dentro de estos contextos temporales, lo mismo que el arte presente en el Alero Charcamata. Es decir que

 

hay secuencias y formación de circuitos de movimientos estacionales de cazadores- recolectores hacia o entre sitios marcados por arte rupestre desde 9.000 años antes del presente, y registros de movilidad estacional aún anteriores.” El Arqueólogo insiste sobre la importancia de Cueva Grande Arroyo Feo pues las recientes excavaciones han proporcionado fogones que incluyen astillas óseas y desechos de talla lítica conjuntamente con fecas de especies extintas quemadas. Esta secuencia requiere –en su perspectiva- de nuevas excavaciones en otros sectores de Cueva de las Manos donde las ocupaciones registradas en las excavaciones con Gradin no dan cuenta de toda la complejidad y diversidad de los estilos de arte rupestre allí presentes.

 

La relación con Patagonia Gold y las autoridades locales de Perito Moreno.

 

Fue en el año 2009 cuando un programa de televisión denunciaba falsamente la destrucción del Patrimonio Arqueológico de Cueva Grande Arroyo Feo. En Buenos Aires Ana Aguerre y Carlos Aschero se aprestaron a volver a pelear en terreno la supuesta destrucción de un patrimonio invaluable para la humanidad. Como científicos militantes se enfrentaron con los hechos y con la oportunidad que se ofrecía de evaluar la situación luego de una meticulosa auditoría que el Estado Provincial, Municipal y el Honorable Concejo Deliberante habían ejecutado. Carlos y Ana tomaron en cuenta el compromiso empresario de Patagonia Gold SA por preservar los sitios y protegerlos y el rol del Estado presente y comenzaron a investigar.

 

No es muy común, escribir que las empresas hacen las cosas bien, y no es común que los científicos de la talla de Carlos Aschero y Ana Aguerre comiencen a confiar en una empresa capitalista. Hoy científicos y empresas dialogan con rostros humanos compartiendo los resultados de las campañas arqueológicas y las iniciativas de seguir investigando con jóvenes arqueólogos que con seguridad darán continuidad a la tarea que fundaron Carlos Gradin, que continuaron Ana y Carlos hasta que el tiempo les llame a reposar de tantas campañas arqueológicas en su haber.

 

Entonces nos preguntamos: ¿Será de esta forma cómo deben preparase las bases para la sustentabilidad del territorio mediante conocimientos que podrá utilizar un turismo correctamente orientado e informado cuando la minería se termine aquí en las cercanías de Arroyo Feo?. Probablemente sí. Hoy la protección de los Sitios del sector Lomada de Leiva- Arroyo Feo es una realidad tangible. Aquí hay una política de preservación y protección de un sitio arqueológico; política que una pluralidad de actores locales a través de la Dirección de Patrimonio Provincial intentan replicar de manera integral en el conjunto arqueológico de la Cuenca del Río Pinturas. Los científicos han logrado construir algo poco común… se trata de una nueva etapa de investigación y acción que tiene un rostro humano, el de toda una Comunidad y un ámbito en el que coexisten armónicamente la producción minera con las acciones ya emprendidas y las posibilidades abiertas de preservar las identidades prehispánicas originarias.

 

En la última presentación de avances científicos presentados al pueblo de Perito Moreno en el salón Iturrioz, las autoridades del Estado también se hicieron presente y Declararon de Interés Municipal la trayectoria de las investigaciones científicas y a su tiempo el Diputado Silvio Suárez nos informa que se encuentra preparando el homenaje que les espera en la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Cruz el año 2015. 


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000