Terminaron los Evita

Desarrollo Social a través del deporte

La finalización de los Juegos Nacionales Evita invita a desarrollar un balance de lo acontecido durante toda la competencia, no solo desde lo deportivo sino que también desde el desarrollo social. Conoce cuál fue la inversión y el alcance que los Juegos tuvieron en 2019. “Estoy orgullosa por el excelente desempeño de nuestros jóvenes atletas”, manifestó Alicia Kirchner. 

Los chicos disfrutaron de la rambla marplatense en las horas libres.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El deporte hoy trasciende las fronteras, une comunidades mundiales y hablado por todos en cualquier latitud, convirtiéndose en un instrumento de gran importancia que nos permite encontrarnos, conocernos, crecer como personas, experimentar la capacidad de diálogo y de colaboración. Aprender a utilizar esta herramienta para el desarrollo individual y social no requiere solo de pasión, sino de competencias cada vez mejores, lo cual se convierte en un objetivo alcanzable hoy solo poniendo en red los recursos humanos y culturales. Objetivos que se han perseguido desde el Gobierno provincial durante esta edición 2019, intentando elevar la vara de cara al futuro.

Ya una vez iniciada la instancia provincial de estos Juegos nacionales, desde la cartera Social destacaban la necesidad de continuar “promoviendo políticas con el objetivo de generar un deporte federal, participativo e inclusivo”, lo que en primera sería un objetivo cumplido. Justamente en este sentido, la gobernadora Alicia Kirchner se manifestó a través de redes sociales al exponer sentirse “orgullosa por el excelente desempeño de nuestros jóvenes atletas en los Juegos Nacionales Evita”, y remarcó que “cuando los talentos se suman, junto al apoyo de la comunidad, los resultados siempre son los mejores”.

 

Esta edición 2019, bajo el lema en la provincia “Juega Santa Cruz, Jugamos Todxs”, tuvo en competencia a 9.000 chicos y chicas de entre 13 y 17 años los cuales se desempeñaron en las instancias municipales y provinciales. También vale la pena mencionar la participación de 110 deportistas en las distintas disciplinas adaptadas, además de los 300 adultos mayores que compitieron en 8 disciplinas desde inicios de año. Fueron un total de 53 deportes entre adaptados y convencionales. En este punto también destacaron la utilización de 14 sedes “lo que permitió que los jóvenes conozcan distintas ciudades de la provincia”.

El resultado de las instancias locales y provinciales fue la representación, por primera vez en la historia, de los 15 municipios y las 5 comisiones de fomentos del territorio santacruceño, todos presentes en la instancia nacional, donde un total de 707 personas, entre deportistas y entrenadores, dieron lo mejor para dejar a Santa Cruz bien representada.

En números, según informó el Gobierno provincial, se invirtieron 9.862.100 pesos para la instancia provincial en transporte, alimentación y premiación. Por otro lado, para las finales nacionales fueron destinados 27.215.280 pesos, sumando al transporte y la alimentación, la hotelería y la indumentaria.

 

Al cierre de la última jornada de competencia, desde la cartera Social celebraron la posibilidad brindada a los jóvenes de “disfrutar de una experiencia única e inolvidable, concretando así una política que pone en valor a la juventud, el deporte, los lazos solidarios y la identidad santacruceña”.

Estos Juegos son una plataforma para la educación de valores. El trabajo en equipo, el esfuerzo personal, el respeto por el otro, la solidaridad, la capacidad de superación y el juego limpio se promueven con el fin de que cada participante pueda trasladarlos a su vida cotidiana. Los Juegos Nacionales Evita son, más que una competencia, una oportunidad para disfrutar de una experiencia de vida que contribuye a la integración, la formación y la participación deportiva.