Indignante

Lo confundieron con un ladrón, lo siguieron y lo mataron de un disparo

Ocho personas lo encerraron cuando iba en su camioneta el sábado a la madrugada en Villa Ballester.  

Jonatan Sagardoy, la víctima, tenía 32 años y era papá de una nena.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Un hombre fue asesinado por una de las ocho personas que lo persiguieron en la localidad de Villa Ballester al confundirlo con un delincuente que días atrás había intentado entrar a robar a la casa de una de ellas.

Si bien el presunto autor del disparo se encuentra detenido, la familia de la víctima, Jonatan Ezequiel Sagardoy, de 32 años, casado y papá de una nena, pide que los atacantes vayan "todos presos".

Sagardoy trabajaba desde hacía diez años en la sección carpintería de "Easy" en la ciudad bonaerense de San Martín y no tenía ningún tipo de antecedente penal.

 

 

 

Todo comenzó el sábado pasado alrededor de las 0:20, cuando Sagardoy llegaba a la casa de un amigo en la intersección de las calles Montevideo y San Pedro, de Villa Ballester, partido de San Martín, en su camioneta Peugeot Partner gris.

Según los testigos –dos amigos de la víctima, uno de los cuales estaba en el mismo vehículo que Sagardoy, y otro que estaba detenido en otro auto–, apenas se detuvo en ese lugar, lo rodearon cuatro vehículos que lo venían siguiendo: una camioneta Renault Master blanca, otra Peugeot Partner, un Fiat Palio y una motocicleta.

 

"Eran ocho los tipos que lo venían persiguiendo. Había uno en la Master, tres en el Palio, dos en la Partner y dos en la moto. Dos se bajaron y fueron a increparlo. El que tenía el arma se acercó por el lado del acompañante de la camioneta de Jony, que tenía la ventanilla baja, y sin mediar palabra le pegó un tiro que le ingresó por la axila derecha", dijo a la agencia estatal Télam Oscar Olivieri, cuñado de la víctima.

Según Olivieri, en ese momento, su cuñado aceleró, pero el tirador efectuó un segundo disparo que entró por la luneta trasera e hirió en un hombro al amigo que estaba en el asiento trasero del vehículo.

Sagardoy fue trasladado al Hospital Castex de San Martín, donde fue sometido a una cirugía y se determinó que el proyectil calibre 22 con el que lo hirieron le había causado un gran daño interno y terminó alojado en la ingle.