Justicia

“Nuestro objetivo con Saldivia era robar, Bautista estaba vivo cuando salimos”

Ambos acusados manifestaron lo mismo, durante la primera jornada del debate oral y público que tiene como protagonistas a Christian Marshall y a Miguel Alejandro Saldivia Silvera, por el homicidio de Juan Carlos Bautista. Hoy continúa la audiencia y se espera que las partes brinden sus alegatos.

Los imputados escucharon la requisitoria de elevación a juicio.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En la mañana de ayer, se reunió el Tribunal Oral de la Cámara en lo Criminal de la Primera Circunscripción de Río Gallegos, el cual está integrado por su vocal titular Dr. Jorge Yance, el vocal subrogante Dr. Carlos Arenilla y como presidente del mismo Dr. Joaquín Cabral. Fueron partes del debate, el fiscal de Cámara Dr. Iván Saldivia y por parte de los imputados Christian Exequiel Marshall, quien fue patrocinado por el Defensor particular Dr. Carlos Muriete y por Miguel Alejandro Saldivia Silvera, el defensor Oficial de Cámara, Dr. Santiago Lozada.  

Posteriormente, el Presidente del Tribunal le solicitó a la Secretaria que manifestara si había elementos secuestrados para exhibir y contestó que sí los había y al ser consultada si habían comparecido todos los testigos, respondió que varios de los testigos no se encontraban en la sala.

Ante la ausencia de los testigos y quienes fueron solicitados por la Fiscalía, el Presidente le cedió la palabra al Dr. Saldivia, quien solicitó la incorporación del testimonio por lectura, pedido al que la defensa no tuvo objeción cuando se le consultó.

El debate continuó con la identificación de los imputados, quienes le brindaron al Tribunal todos los datos que le solicitaron.

Luego se dio lectura al requerimiento de   elevación a juicio, en el cual se dieron a conocer los hechos que se le atribuyen a Marshall y a Saldivia, quienes están acusados de matar de Juan Carlos Bautista, el pasado 7 de noviembre del 2017.

(Marshall se sentó en el banquillo y entregó un escrito con su testimonial).

Planteo de nulidades

Una vez finalizada la lectura de la elevación a juicio, el Presidente se dirigió a las partes y les preguntaron si había cuestiones preliminares, a lo que el Fiscal respondió que no, por parte del Dr. Muriete pidió varias nulidades a ser consideradas al momento de deliberar la sentencia.

Entre las nulidades que planteó, se encuentra la requisitoria de elevación de juicio, debido a que no se entiende a qué artículo del Código Penal hace referencia al momento de imputar, entre otros pedidos.

Testimonio de Marshall

Finalizado el pedido de nulidades, el Presidente solicitó que le leyeran los derechos a ambos imputados y luego le preguntó a Saldivia si brindaría declaración testimonial a lo que respondió que no, por lo que se dirigió a Marshall, quien manifestó que sí.

El imputado pasó al frente del Tribunal, donde el Presidente le explicó algunas cuestiones sobre el testimonio. 

En esos momentos Marshall le dijo al Dr. Cabral que él no iba a responder ninguna pregunta y que le hacía entrega de un escrito que había hecho, por lo que fue leído por la Secretaria del Tribunal, en el cual comentó que estuvo con compañeros municipales bebiendo alcohol y consumiendo estupefacientes –marihuana y cocaína- y en un momento determinado nos quedamos sin dinero para seguir consumiendo. Como sabíamos que Bautista había recibido un préstamo fue con Alejandro Mariman hasta el domicilio particular “a pedirle que nos preste el dinero” pero se negó.

Seguidamente, relató que siguieron tomando y a las dos horas estaban dando vueltas con Miguel Saldivia, y “fuimos otra vez a la casa de Bautista decididos a robarle el dinero para seguir tomando”.

Al llegar, Bautista les abrió la puerta y le pidieron que les entregue la plata del préstamo pero se negó. “Comenzamos a revolver toda la casa buscando el dinero y no lo encontramos”, escribió Marshall, añadiendo que “luego comencé a pegarle con mis puños para que me diera el dinero o me diga dónde estaba, mientras Saldivia buscaba por toda la casa”.

Luego, “fue Saldivia quien le pegó y yo buscaba el dinero”, pero “como no encontramos el dinero lo dejamos a Bautista golpeado y con vida, y nos fuimos”.

Nuestro objetivo con Saldivia era robar. A Bautista le pegamos pero quedó con vida”, finalizó el escrito el imputado.

(El Tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta hoy a las 09:00).

Lectura de testimonial de Saldivia

Una vez que finalizó la lectura de la testimonial de Marshall, el Presidente solicitó que el mismo fuera sacado de la sala y que ingresara Saldivia, ya que se leería la declaración indagatoria brindada durante la instrucción de la causa, el 7 de diciembre del 2017.

En la testimonial Saldivia manifestó que comenzó todo el lunes a eso de las 11:30, para que fuera a la casa porque le había sobrado carne y le habría dicho que fueran al vivero municipal a comer. Luego fueron al Club Vial donde jugaban como hasta las 18:00, y luego siguieron tomando. A la noche le dice Cristian que fuéramos al vivero a comer y fueron en su auto, estaban varios compañeros de él, estaba Marshall cocinando.

De ahí nos fuimos al Cerca de Dr. Lorenzo, y de ahí se fueron de a poco, cree que quedaron cuatro. Luego se fueron a un kiosco de Zapiola al fondo. Iba Marshall, Mariman, Díaz y yo, sé que eran después de las 00:00, porque ningún kiosco vende bebidas. Ya iban para el centro cuando Marshall y Mariman estaban hablando de pedirle dinero a un compañero de ellos y “me dicen que vayamos para la casa, así que di la vuelta y ellos me fueron indicando el camino. Era la casa del municipal fallecido, yo nunca tuve trato con él, lo habré visto así nomás, cuando llegamos a la casa, se bajaron Mariman y Marshall, no escuché qué hablaron y subieron al auto. Marshall estaba como enojado porque no les dio dinero”, habría dicho en su testimonial y agregó: “Volvimos a la casa de Díaz, tomamos los vinos y no sé que pasó, solo que estaba parado en la puerta de la casa del compañero Bautista, y Marshall estaba con una barreta abriendo la puerta, él entra y cuando empiezo a escuchar muchos gritos entro a la casa, había sangre y estaba Bautista acostado, creo que era en la cocina. Marshall le estaba pegando, creo que con la berreta, y me dice que busque la plata en la pieza, cuando paso como que Bautista me quiso manotear y me mancha con sangre, tenía un buzo blanco con capucha. Entré a la pieza y empecé a buscar pero no encontré nada, di vuelta todo, en eso empiezo a escuchar los gritos de Bautista y se escuchaban los golpes. Cuando volví a la cocina Christian ya no tenía la barreta, no sé dónde estaba. Le digo que nos vayamos y me muestra las llaves de un auto, Bautista estaba respirando cuando salí de la casa. Con la llave abría la puerta del auto y me quedé esperando a Marshall, cuando salió de la casa se subió del lado del acompañante, no sé en qué momento hice una llamada de mi celular ni a quién, sé que Marshall llamó o mandó un mensaje de audio a una chica, a quien creo que le dijo que me la mandé, que quería que le guarde algunas cosas. De ahí volvimos, no sé a dónde. Lo que recuerdo es que estaba en la casa de mi abuela, llegué en mi auto y me vi con sangre, me cambié y puse la ropa en una bolsa y la dejé afuera de mi casa.

 

Testimonios

Posteriormente se hizo ingresar a Marshall a la sala y comenzó el desfile de testigos, quienes fueron dando sus testimonios uno a uno.

Luego que los seis testigos declaran se pasó a un cuarto intermedio hasta hoy a las 09:00, donde se reanudará la audiencia, para escuchar a dos testigos más y las partes leerán sus alegatos.