Elecciones

Siguen las deserciones en la UCR de cara a las elecciones municipales de Río Gallegos

En el radicalismo parece haber una especie de desbande de dirigentes disconformes con la conducción. Primero fue Daniel Roquel quien irá, aunque por el mismo frente electoral, con el partido Encuentro Ciudadano. El concejal Kingma se desafilió para irse con SER Santa Cruz de Claudio Vidal. Por su parte, Santiago Gómez deslizó que no será candidato a Intendente por ese partido.

  • 03/09/2019 • 08:20
Daniel Roquel y Santiago Gómez, tiempo atrás junto a Costa y Reyes. (Archivo).
COMPARTÍ ESTA NOTA

El lema con el que la UCR competirá, junto a otras fuerzas políticas para intentar retener el Municipio de Río Gallegos, será “Unidos”. Sin embargo, desde que naciera el nuevo nombre, varios fueron los dirigentes que empezaron a despegarse del armado político local.

Acaso el primero de ellos y más sorpresivo fue Daniel Roquel, quien ocupa una banca por ese partido en el Concejo Deliberante. En esta oportunidad, irá por la intendencia, pero no por el partido centenario sino por otro mucho más joven: Encuentro Ciudadano.

De hecho, Roquel hizo algunas críticas a la conducción de la UCR y hasta mencionó que se siente mejor representado por los dirigentes de Encuentro Ciudadano que por el que lo vio nacer. Varios radicales tomaron por sorpresa esta determinación, entre ellos, el diputado Alberto Lozano.

Se afilió a otro partido- Pero otro que deja las filas de la UCR es el también concejal Juan Manuel Kingma. Este último, que proviene de las filas petroleras, se desafilió del partido para irse al del también petrolero Claudio Vidal, denominado SER Santa Cruz.

“Ya firmé la ficha de afiliación del partido SER Santa Cruz y ahora me pongo a trabajar desde el lugar que me toque, como cualquier militante de este partido que llegó para transformar la provincia de la mano de Claudio Vidal”, expresó recientemente en un comunicado de prensa.

“Fueron muchos años de pertenecer y trabajar en el radicalismo, de los que estoy agradecido por los compañeros de militancia y las amistades que forjé, pero siento que el partido ya no me representa, no expresa mis objetivos. Por eso prefiero trabajar donde siento que tengo más afinidad, que es junto a SER Santa Cruz, un partido que defiende a los trabajadores” agregó.

Kingma señaló además que su distanciamiento partidario no empezó de ahora, sino que comenzó casi desde el inicio de su gestión en el Concejo Deliberante. “Todos saben que casi desde el inicio critiqué la falta de respuesta de la gestión municipal del intendente (Roberto) Giubetich, que se desentendió de los riogalleguenses y estuvo más preocupado en alinearse con la gestión del presidente Macri que en resolver los problemas de la ciudad que se fueron agravando. Y aunque parezca mentira siguen ratificando ese rumbo”, justificó el edil.

 

Desbande- Pero en las últimas horas también trascendió que el diputado por el Pueblo, Santiago Gómez, no participaría de las elecciones municipales con la UCR, luego de haber anticipado su candidatura semanas atrás. Sin embargo, Gómez no habría bajado sus intenciones, sino que podría ser candidato hasta incluso por otro sector político.

Lo cierto es que, aunque de distinta manera y con diferentes implicancias, varios dirigentes comenzaron a mostrar su enojo con la conducción partidaria, tanto a nivel local como provincial. Indudablemente la dura derrota electoral del principal candidato opositor, Eduardo Costa, generó un gran revuelo en las filas radicales, tanto que hoy se abría una grieta de la que empezaron a salirse algunos dirigentes.

Pero eso no es todo, muchos de ellos, en gran mayoría los más jóvenes, nunca estuvieron del todo convencidos con el respaldo del partido al actual presidente Mauricio Macri, algo que creen que incidió de forma determinante en las últimas elecciones del 11 de agosto. Habrá que ver si este tipo de movimientos internos cesan o son apenas un comienzo.

 


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000