Elecciones

La carrera por la intendencia de Río Gallegos

Los candidatos radicales por la intendencia se reunieron la semana pasada para analizar la estrategia. La diferencia con 2015. La fuerte candidatura que tiene el FPV y el arrastre de las boletas presidenciales, que ahora irán adheridas, frente a la idea de no llevar a Macri que analizan los postulantes de la UCR.

  • 19/08/2019 • 10:53
En 2015 entre Giubetich y Fadul sumaron 20 mil votos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

 

Cuatro días transcurrieron del resultado del domingo para que la UCR de Río Gallegos realizara su primer reunión con vista a octubre.

Fue el jueves en el Comité local entre los posibles candidatos a Intendente, que iniciaron el camino para resolver la estrategia electoral, que deberá sortear las duras críticas que cosechó y cosecha la actual gestión de Roberto Giubetich, quien al mismo tiempo todavía no definió si volverá a presentarse, luego de  haber perdido la interna abierta para diputado nacional frente a Omar Zeidán.

El más que satisfactorio desempeño del Frente para la Victoria el 11 de agosto amenaza con retomar las cinco comunas que perdió hace cuatro años, aunque la votación local, en diversas oportunidades  fue diferente a la provincial.

Un caso que podría utilizarse como ejemplo, que se relaciona con la votación más local, fue el Diputado por el Pueblo.

El aplastante triunfo provincial del Frente de Todo en Río Gallegos no se vislumbró en este cargo, que quedó en manos del edil Eloy Echazú.

De hecho el Lema ganó por poco más de 3.000 sufragios, con 10 sublemas y 16 en Nueva Santa Cruz, que incluyó a Pablo Fadul que lideró los sufragios y que será candidato a Jefe comunal por segunda vez.

En el caso de la intendencia, los radicales especulan con que la única carta fuerte del FPV es Pablo Grasso.  

Hasta el propio espacio del actual titular del IDUV, advirtió que necesitan candidatos que le sumen a quien estuvo a cargo del Ejecutivo dos meses y que le valió ser el más votado en 2015.

"Obviamente el sistema electoral no nos favoreció en 2015 porque perdimos en la sumatoria y ganó la UCR. Vamos a ver para esta elección porque el Frente Para la Victoria tiene hombres y mujeres para candidatear a intendentes", resaltó Echazú a TiempoSur a fines de diciembre de 2018 (cuando nada se sabía del desdoblamiento electoral).  

Agregó que "desde hace 10 años trabajamos, y no estamos diciendo lo que haremos sino que lo estamos demostrando con trabajo, pero si es verdad que necesitamos candidatos que le sumen más al Frente Para la Victoria con este esquema electoral".

Hace cuatro años, Francisco  Anglesio -que en esta oportunidad no competirá- le sumó más de 5 mil votos a Grasso y no alcanzó. El Frente para la Victoria llevó seis sublemas, al igual que Unión para Vivir Mejor, pero la diferencia fue que en este último, sólo Fadul y Giubetich alcanzaron casi los 20 mil sufragios.

Pero en octubre también se vota la Presidencia y esta vez habrá boletas adheridas. Grasso llevará la dupla Fernández - Fernández (Cristina ha sido imbatible desde que se presentó en Río Gallegos) y a la UCR le resta hacer lo contrario -lo analizan varios candidatos- que es no llevar Mauricio Macri. 

Un factor que se resolverá hoy lunes es si Encuentro Ciudadano participará en los cargos locales. Dentro de la mala elección de Nueva Santa Cruz, el partido tuvo buena llegada en la capital santacruceña.

 

 


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000