Residuos sólidos urbanos

La segunda etapa será clasificar la basura para comenzar con una tarea de reciclaje

El viernes comenzó el ensayo de enfardado de residuos de cara a lo que será el traslado del Vaciadero que estará camino a Punta Loyola. El secretario de Gobierno, Jorge Caminitti, adelantó que se viene una tarea de capacitación y que la segunda etapa de este proyecto prevé el reciclaje.

Se prevé comenzar con la capacitación a toda la gente.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El pasado viernes comenzaron los primeros ensayos de la máquina compactadora y enfardadora de basura para la disposición final de los residuos en el nuevo vaciadero que estará ubicado camino a Punta Loyola.

El secretario de Gobierno, Jorge Caminitti, indicó se pudo hacer la primera prueba con un camión completo que sacó tres fardos. “Por suerte anduvo todo bien y vamos a continuar todo el mes de agosto para hacer las pruebas y a partir del mes que viene, esperemos ya no traer más basura a este lugar”.

 

El proceso- Según informó ayer el municipio, la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos a través de la compactación, permite el traslado de la basura en fardos, que serán depositados en el nuevo vaciadero ubicado camino a Punta Loyola a 25 kilómetros de la ciudad.

Esta obra significa erradicar el basural que se encuentra dentro de ciudad para terminar, por ejemplo, con los incendios que provocan gran malestar a los vecinos del sector.

Además, acabará con otra gran problemática de la ciudad como la proliferación de moscas y plagas. Será la oportunidad también para recuperar un espacio verde muy cercano a la marimba, un lugar que alberga flora y fauna de la Patagonia. La reducción de la basura y su tratamiento mejorarán de vida de todos los vecinos.

“Hay que comprar el alambre y toda la operación desde que llega la basura hasta que sale el fardo y queda arriba del camión, son sólo cinco personas las que incluye contando los operadores de las máquinas”, explicó Caminitti a Tiempo FM.

El funcionario municipal también dijo que por suerte anduvo todo bien y adelantó otra importante etapa. “Ahora se va a comenzar con la capacitación a toda la gente.  La basura se tira en el galpón y tarda, desde que se tira a la tolva hasta que sale el fardo, cuatro minutos y ya no se acumularía más basura en este vaciadero”, expresó.

“Lo que se enfarda, como segunda etapa, queda montado para hacer operación de reciclaje, pero eso será en una segunda etapa. El resto va al nuevo depósito. Lo ideal sería que la basura ya venga lo más separada posible. Que cada uno en su casa empiece a clasificar la basura”, dijo Caminitti. 

 

Respuesta a una deuda muy grande- Por su parte, el intendente Roberto Giubetich, presenció ayer el ensayo de enfardado de residuos sólidos urbanos en la nueva planta de transferencia. En el lugar, afirmó que una vez que finalicen con las pruebas y puesta a punto de la maquinaria, comenzará a funcionar el nuevo vaciadero que mejorará la calidad socio ambiental de toda la ciudad.

El intendente Giubetich dijo que con el nuevo vaciadero y la planta de transferencia “estamos dando respuesta a una deuda muy grande con Río Gallegos. Ha sido un camino difícil pero con gestión logramos destrabar la obra que hoy está muy cerca de convertirse en realidad”.

En su recorrida Giubetich afirmó que “la planta cuenta con tecnología de última generación para la compactación de la basura que nos permitirá tratar de forma responsable e integral los residuos sólidos domiciliarios. De esta manera, vamos a resolver una problemática histórica y a recuperar el suelo de un paisaje natural muy importante para la ciudad”.