Producción

Un balance emprendedor

Ante el receso invernal el Club de Emprendedores de la Municipalidad de Río Gallegos cierra su primer etapa del 2019, si bien sus puertas continúan abiertas, charlas, eventos y talleres no se realizarán hasta fines de julio.

  • 14/07/2019 • 09:08
Ayelén Labrín, del área de emprendedores municipal
COMPARTÍ ESTA NOTA

TiempoSur dialogó con Ayelén Labrín, para conocer los matices del trabajo de quienes buscan impulsar la economía local.

Acaba de finalizar la puesta en marcha de la primera etapa anual de trabajo en el Club de Emprendedores. El área municipal es dirigida por Ayelén Labrín desde octubre del año pasado y especificó que las puertas de la misma continuarán abiertas, ofreciendo asesoramiento básico e internet entre mates y consejos para los emprendedores locales. Pero el conjunto de eventos, avances en ordenanzas, talleres, capacitaciones y encuentros en los últimos cuatro meses, se toma receso. El Club depende del Ministerio de Producción de la Nación y “al reunirme entendí bien que su objetivo es fomentar el trabajo de los productores” explicó.

“Lo hemos logrado sin presupuesto, porque no he pedido para las actividades” confesó a TiempoSur. En los últimos cuatro meses el trabajo conjunto de la funcionaria, Luis Cabrera y Yesica Escobar, logró que cuatro personas obtengan sus monotributos, que un miembro del club obtuviera un préstamo del Banco Nación y se alcanzaron tres patentamientos de marca en el INPI. El inicio de incubación, también aumentó su número, ya son tres los emprendedores que desde el área municipal están en proceso de evaluar sus modelos de negocio y realizan análisis FODA en grupo.

AFIP, el Banco Nación e INTI son tres instituciones que trabajaron activamente dentro del Club. “Hemos citado a varios sectores que no han aparecido o que quizás no compartimos conceptos y no hemos logrado coordinar trabajos pero estos tres les han dado muchísima importancia” destacó en cuanto a las herramientas que ha brindado cada área. También destacó actividades más innovadoras como el desfile de emprendedoras que tuvo fecha el 28 de abril y busca hallar prontamente su segunda edición, para lo que están organizando reuniones.

Capacitaciones y talleres con contenido muy enriquecedor desde la perspectiva de Labrín, han sido los protagonistas de esta etapa. Han incluido desde encuentros para capacitar en materia de herramientas virtuales hasta visitar los cenines para catapultar los proyectos de los vecinos en los barrios.

 

Mostrar para crecer

El espacio en Tiempo FM los jueves a la mañana para Ayelén también es una herramienta importante, ya que le permite difundir “y que cada persona que sepa que brinda un servicio o hace algo chiquito dentro de su casa pueda hacer un emprendimiento”. 

El Club de Emprendedores es un lugar de encuentro para quienes buscan hacer crecer su producción local, que desde luego puede potenciarse conociendo el trabajo de otros. La funcionaria considera que consumir productos locales es una gran experiencia. “Vinculamos a dos emprendedores igual, si bien hay mucha gente que lo hace de manera independiente, que se haga visible y de una manera honesta está buenísimo” agregó Ayelén.

 

La figura emprendedora en las ordenanzas municipales

 

Desde mayo, el Club de Emprendedores mantiene diálogo con las áreas de Comercio e Industria y Desarrollo Productivo para buscar habilitaciones que permitan a los emprendedores ofrecer sus creaciones desde sus domicilios. Para evitar la confusión con los showrooms, que son salas de exhibición como su traducción lo indica, ahora impulsan la figura de “Casas de Emprendedores”. Ya que el primero hace referencia a venta ilegal de competencia desleal de productos de reventa y la segunda sería una herramienta, sin precedentes cabe destacar, para los emprendimientos locales.

Artesanos, manualeros, eventuales productores y comerciantes son figuras legales actuales en cinco ordenanzas del municipio para regular estos procesos económicos. Pero el emprendedor no encaja precisamente en ninguna. Por eso la jefa del Club de Emprendedores busca generarla. “Con Miguel (D'Abbraccio) tenemos una reunión pendiente, queremos reunirnos con un documento prearmado” adelantó.

“Si el comerciante tiene su carátula y el resto también, que el emprendedor la tenga y esté regularizada es apostar a que nuestra ciudad sea una ciudad productiva” invitó. Destacó que trabajar en esta ordenanza es dejarles una herramienta concreta ante la posibilidad de formalizar la actividad de los emprendedores como un acto que trasciende gestiones.

 

Las autocríticas

Un escenario de políticas públicas que no tienden al crecimiento del emprendedurismo patagónico fue lo que descubrió en su tiempo de trabajo dentro del Club. “No se ayuda a que la gente crea que se puede vivir de esto y se puede ser una PyMe, es la crítica que hago en general al sistema, pero creo que tiene que ver con la innovación, con que sea algo nuevo hablar de los emprendedores” consideró Ayelén Labrín. Resaltó la necesidad de dejar de percibirlos como artesanos y manualeros para comenzar a considerar al emprendedurismo como parte importante de la economía.

Las áreas legales y de contaduría son lo “más flojo” que tiene el Club desde la perspectiva de la funcionaria. Por lo que tratan de buscar alternativas por fuera del área municipal para continuar catapultando proyectos. Otro punto que la funcionaria trabaja para transformar es el de la constancia de los participantes en las capacitaciones ya que si bien ninguna queda sin concurrencia, no siempre son los mismos y la formación sostenida en el tiempo da más herramientas para futuros más sólidos.

Segunda mitad del año en el Club

En lo que queda del año, buscan avanzar con los jóvenes en inculcar el emprendedurismo. Ya suman cuatro los proyectos de los que recién empiezan, pero Labrín se puso como meta reunir por lo menos siete. “Son los que disponen de más tiempo y entienden un poco más esto de vivir de manera independiente” proyectó.

“Es muy largo el proceso de que los emprendimientos queden cerrados” explicó, pero que tengan un monotributo, una habilitación bromatológica en caso de que sea necesario y que puedan ser reconocidos en las ordenanzas municipales es un avance para que logren sus sueños, siendo sus propios jefes.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000