En el HRRG

Bombero acusado de violencia y abuso sigue internado en terapia intensiva

Se trata del Sargento de Policía que en la noche del domingo fue denunciado por su pareja por violencia intrafamiliar y el presunto abuso de su hija. Ayer se conoció que su estado continúa siendo crítico.

  • 10/07/2019 • 07:57
El Sargento continúa internado en el nosocomio local.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer se conoció que el Sargento de Policía que presta servicios en el Cuartel Central de Bomberos, continúa internado en la sala de terapia intensiva, luchando por su vida luego que en la noche del domingo, la pareja se presentara en la Comisaría de la Mujer y la Familia, donde radicó una denuncia por violencia familiar y el presunto abuso sexual de sus hijas. Una vez que radicó la misma, se activaron los protocolos para estos casos.

Por el hecho se dio aviso al Juzgado de Instrucción N°2, a cargo de la Dra. Valeria López Lestón, quien en la jornada del lunes, libró una orden de allanamiento para la casa del Bombero ubicada en calle Ernesto “Che” Guevara al 600, con el fin de secuestrar el arma reglamentaria del efectivo.

En horas de la tarde del lunes, el personal de la Comisaría de la Mujer se acercó al lugar, mientras buscaban los dos testigos necesarios para iniciar el allanamiento, se escuchó una detonación, similar a la de un arma de fuego, por lo que se dirigieron a la vivienda del bombero, y comenzaron a forzar la puerta para abrirla, mientras llamaban a una ambulancia. Cuando los policías lograron ingresar a la casa, observaron al hombre con un disparo en la cabeza y que aún tenía signos vitales, por lo que reiteraron el pedido de la ambulancia. 

Según se pudo conocer, el disparo se lo dio en el lóbulo parietal derecho, con una herida de salida, lo que provocó que su estado sea de gravedad.

Cabe recordar que en la casa se procedió a solicitar la presencia del personal de la División Criminalística, quienes realizaron las pericias del caso.

Allí se procedió al secuestro del arma reglamentaria, como así también de dos escritos, que el hombre habría dejado, en los cuales al parecer, confesaría los hechos. Además se levantaron muestras de las manchas rojizas, entre otros elementos que serían de interés de la causa.

Por otra parte se conoció que, al parecer, el bombero tendría problemas de alcoholismo, como así también se supo que sobre este hombre ya habría sospechas de posibles abusos anteriores sobre sus hijastras. Cabe señalar que todos los elementos le fueron elevados al Juzgado de Instrucción interviniente, desde donde se espera la evolución del hombre.