Reclaman hace 4 años

El 18 de julio habría definición con los trabajadores del SIPEM

Ayer se realizó la primera reunión entre los trabajadores del estacionamiento medido, el Ministerio de Trabajo y el Municipio. Reclaman que se los pase a planta permanente. El Ejecutivo ya había dado el “no” rotundo.

Desde hace cuatro años reclaman.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer se realizó la primera reunión de conciliación obligatoria entre el Municipio de Río Gallegos y los trabajadores del SIPEM, siendo intermediario el Ministerio de Trabajo. La jornada comenzó de temprano, con los agentes reuniéndose en el Salón de Usos Múltiples sobre la calle Entre Ríos. Allí el grupo se movilizó hacia el edificio de la cartera laboral. Se trata de un conflicto de cuatro años. Los trabajadores del servicio exigen que sean pasados a planta permanente del Municipio de Río Gallegos, señalando que hace años trabajan bajo la modalidad de contrato. A mitad de mes habría una respuesta, ya que se fijó fecha para reunión el próximo 18 de julio.

En este marco, la referente de los trabajadores, Solange Jaque, indicó a TiempoSur que con la reunión de ayer no hubo mayores avances ni cambió la situación. “Nosotros nos presentamos, junto con el abogado del Municipio en representación del Ejecutivo”, indicó en primera instancia.

“Nos solicitaron copias del expediente el cual armamos en el Ministerio. Se fijó una nueva fecha de audiencia para el 18. Estiraron los tiempos en conveniencia de ellos”, alertó.

“En esa fecha –continuó Solange- tendríamos respuesta concreta de parte del Municipio sobre nuestra situación”.

Para tener en cuenta, los trabajadores se encuentran bajo la modalidad de contrato (“basura”, según calificaron los propios trabajadores), en su mayoría bajo el programa de Mi Primer Empleo. Consideran que, cumplidos los plazos, deberían haber sido llevados a la plantilla de trabajadores fijos de la Municipalidad.

La negativa del Municipio

Vale recordar que días atrás, el intendente Roberto Giubetich recordó que es un programa de empleo de primera experiencia laboral que originalmente era de 6 meses, aunque "desde mi gestión se entiende que ante la falta de salida laboral, era bueno darle continuidad, pero no está en la decisión del Municipio pasarlos a planta porque justamente es un programa de empleo", sostuvo y explicó: "Nosotros tenemos un presupuesto y un compromiso de responsabilidad de no aumentar los gastos en personal, más allá de lo que se fije en pauta salarial que tiene que ver con los incrementos producto de la inflación. No hemos incorporado gente a planta en todos estos años".