Barrios

Provincia asistirá con agua a familias en Río Gallegos

El Gobierno Provincial puso en marcha un plan de contingencia para afrontar el desabastecimiento de agua potable en los barrios periféricos de Río Gallegos producto de las bajas de la temporada invernal.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La Dirección de Protección Civil convocó hoy a una mesa de trabajo a distintos organismos tanto provinciales como municipales con el objetivo de coordinar el trabajo para el abordaje de diferentes problemáticas que afectan a los vecinos en épocas de invierno.
Asistieron las áreas operativas de Seguridad Local, la Superintendencia de Bomberos, de SPSE, de Vialidad Provincial, de Salud y de Desarrollo Social. Si bien fue convocado el director de Desarrollo Comunitario, Eduardo Murua, no se hizo presente.

El director de Protección Civil, Diego Farias, señaló: “Desde el municipio, específicamente desde el área de Desarrollo Comunitario, se solicitó éste apoyo para atender pedidos de los vecinos en la entrega de agua porque, a pesar de que lo están haciendo en forma conjunta con el Ejército, no estarían pudiendo llegar a cubrir todas las solicitudes”.

“Igualmente para que el operativo sea adecuado necesitamos que el municipio nos facilite el mapa de situación, saber cuáles son los barrios vulnerables o nos indique sobre las familias con más urgencia, porque estamos hablando de barrios muy extensos - aledaños al San Benito- y, por sobre todo evitar la duplicidad de esfuerzos y hacer la labor en forma coordinada”, indicó.

Asimismo, indicó que desde Protección Civil “si bien no hay una emergencia declarada, estamos siempre en apoyo al municipio y a través de él con toda la comunidad”.

“Nuestra base es la organización y coordinación porque obviamente cada área del Gobierno Provincial tiene rutinas establecidas”, afirmó el director y dio como ejemplo las tareas de Vialidad Provincial en las rutas por la temporada invernal o las de SPSE, con sus camiones desobstructores en otras labores.

También planteó el deterioro en el ingreso a los barrios que afecta la normal transitabilidad. “La realidad es que el mal estado en las calles, perjudica no sólo al vecino, sino a las instituciones de emergencia que acuden a asistir a los vecinos”, afirmó

Y añadió: “El año pasado, estábamos llevando agua y el camión quedó encajado, pero gracias a un vecino que nos ayudó sacamos el vehículo”.

Por último, Farias remarcó que ante cualquier eventualidad está habilitado el número de teléfono 103 y quienes deseen pueden comunicarse y transmitir su inquietud o necesidad. Las juntas vecinales son quienes también informan a los Centros Integradores Comunitarios, y desde allí se activan las alertas adecuadas para la atención puntual y concreta.