Río Gallegos

Les pidió que no entren al kiosco con el perro y terminó hospitalizado

Ocurrió ayer en un local comercial ubicado en calle Laprida y Carnotta. El homnbre que atendía estaba junto a su hijo, terminó discutiendo con tres sujetos, quienes los agredieron afuera del comercio.

Foto ilustrativa
COMPARTÍ ESTA NOTA

Sucedió pasadas las 13:30 de ayer, cuando el personal de la Seccional Tercera fue requerido en un local comercial ubicado en calle Laprida y Carnotta, ya que se había producido una pelea.

Según se pudo saber, en el kiosco ubicado en la esquina ya mencionada, estaba siendo atendido por un hombre de 53 años, quien se encontraba junto a su hijo de 20.

A la hora mencionada ingresaron al local tres sujetos, que iban acompañados por un perro de raza Pitbull, por lo que el dueño del local, les solicitó que por favor no dejaran ingresar al can, ya que podría orinar. Ante este pedido, los sujetos se ofuscaron y comenzaron a discutir con los propietarios del local comercial.

En un momento determinado, los cinco salieron a la vereda y allí los clientes comenzaron a agredir físicamente a los propietarios, para luego huir del lugar junto al perro.

En el lugar se solicitó la presencia de una ambulancia para que asistiera a los heridos, además de dar aviso a la policía.

Los efectivos del Comando Radioeléctrico y de la Tercera, dialogaron con el joven de 20 años, quien les contó lo sucedido y posteriormente con los datos brindados de los tres agresores, realizaron un rastrillaje por la zona y alrededores.

Lesiones graves

Cuando la ambulancia llegó, el médico le realizó las primeras curaciones al hombre de 53 años y luego al hijo, para proceder a trasladarlos.

Ya en la guardia, fueron asistidos y se le realizaron algunos estudios complejos, por lo que se pudo saber, el hombre de 53 sufrió una fractura en el tabique nasal, mientras que su hijo sufrió lesiones de carácter leve.

Mientras tanto, el personal de la dependencia y del 101, lograron dar con los sospechosos de la agresión, quienes fueron aprehendidos y trasladados a la Seccional Tercera.    

Allí fueron identificados y se conoció que dos de ellos tendrían 22 años mientras que el restante 32, los cuales ya serían conocidos de la policía, por distintos ilícitos.

Por el hecho se dio aviso al Juzgado de Instrucción N°1, y anoche los uniformados esperaban directivas para conocer su suerte judicial. Preventivamente se implantó una custodia provisoria en la zona del kisoco.


COMENTARIOS