Municipio

Trabajadores del SIPEM esperan que Trabajo intervenga para pase a planta

Hoy mantendrán una reunión con Teodoro Camino, que les dará una respuesta al pedido planteado días atrás. Esperan conseguir el pase a planta permanente y terminar “con la incertidumbre de los contratos”.

Días atrás se reunieron con Camino.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Hace cuatro años que los trabajadores del SIPEM vienen reclamando al Municipio el pase a planta permanente. Hoy será un día clave en el histórico pedido, ya que desde el Ministerio de Trabajo definirán si podrán oficiar de mediador entre el sector y el Municipio de Río Gallegos. Los trabajadores son en gran parte chicos jóvenes que se encuentran con su primera experiencia laboral, en el marco del programa “Mi primer empleo”. Se trata de cerca de 150 empleados bajo la modalidad de contrato, lo que les genera a ellos incertidumbre cada vez que se cumplen los plazos y se vencen los mismos.

“El pasado jueves nos reunimos con el Ministro y les mostramos el documento y el contrato, desde el primero hasta el último. El dijo que iba a evaluar nuestra situación y estamos a la espera de la respuesta” indicó a TiempoSur Solange Jaque, referente de los trabajadores del SIPEM. Esperan que la respuesta sea favorable “y puedan ser mediador entre nosotros y el Municipio, para que nos den la estabilidad y regularicen nuestros derechos”.

Argumentó que actualmente se sienten “pisoteados” y con contratos precarizados.

Incertidumbre

El último contrato que firmaron -de los tantos en estos cuatro años- vence el 31 de diciembre. “Nos genera incertidumbre, porque llega fin de año y estamos a la espera de ver qué pasará, cómo será la nueva contratación, qué derechos pondrá, cuáles no. Hay una incertidumbre y malestar con todos los compañeros, porque tampoco nos reconocen la antigüedad. Es una preocupación para todos”, remarcó la entrevistada.

Ropa

La ropa de abrigo sigue siendo otro tema de negociación. Pasaron más de tres años desde que recibieron la última entrega de indumentaria adecuada para las bajas temperaturas, material de trabajo que debió ser reparado por los propios trabajadores para poder salir a trabajar. Vale recordar que gran parte de las tareas que llevan adelante se realiza en la calle.

“Todos los compañeros han teniendo que arreglarlo y remendarlo. Nos preparamos con las medias de lana, gorro, bufanda y guantes y salimos a trabajar”, contó.