Caleta

Ampliaron la inspección ocular en el área donde asesinaron a un hombre

A más de una semana del crimen, los peritos rastrillaron el sector en busca de indicios que permitan identificar a los autores del hecho en la zona del barrio 17 de Octubre. Hay sospechosos detenidos.

  • 13/05/2019 • 10:46
Varias calles del barrio 17 de Octubre fueron bloqueadas para que peritos policiales y de la justicia realizaran una inspección ocular.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los peritos rastrillaron el sector en busca de indicios que permitan identificar a los autores del homicidio. Decenas de policías bloquearon el viernes el paso de autos y peatones en un amplio perímetro de calles de tierra del barrio 17 de Octubre. Fue por expresas directivas de juez de instrucción Gabriel Contreras.

El magistrado había requerido a un grupo de peritos de la fuerza de seguridad y de la justicia que realizara una ampliación ocular en el área donde el sábado 4 de mayo fue asesinado Miguel Angel Melo, de 33 años, quien residía en ese mismo sector urbano.

El operativo se extendió por varias horas en un trayecto de casi tres cuadras hasta inmediaciones de la rotonda de circunvalación de la ruta nacional 3, en la prolongación de la calle Madroñán, donde fue hallado el cadáver de Melo, con signos de haber recibido un fuerte golpe en el rostro y otras partes del cuerpo.

No se brindaron precisiones sobre qué es lo que buscaban los peritos en la inspección del viernes, pero trascendió que procuraban determinar si en ese trayecto se registró alguna otra pelea previa entre Melo y quienes lo atacaron. Incluso se dijo que buscaban algún otro elemento de prueba del que pudieran haberse desprendido los homicidas.

Una de las hipótesis que manejan los investigadores es que Melo habría estado consumiendo bebidas alcohólicas en su vivienda, junto a su pareja y a tres hombres con los que la víctima habría mantenido un fuerte altercado verbal y presuntamente también una pelea a golpes. Se sospecha que esos hombres lo siguieron cuando momentos después habría salido a deambular por calles del barrio.

Melo fue asesinado alrededor de las 06.30 del sábado 4 de mayo. El cuerpo fue hallado alrededor de dos horas más tarde por un hombre que se dirigía hacia su trabajo y pasaba por la calle en pendiente que corta un descampado, en cercanías de la Maderera Burger y la Distribuidora Diarco.

Tres sospechosos

En relación a la causa, el juez ordenó allanar durante la madrugada del domingo pasado dos domicilios del mismo barrio 17 de Octubre. También ordenó la detención temporaria de varios sospechosos.

Incluso algunos de ellos, indistintamente, tenían manchas de sangre en sus zapatillas y en ropas, elementos que fueron incautados por la policía y enviados para su análisis a un laboratorio de Río Gallegos. Todavía se aguardan los resultados de esas pericias.

Inicialmente, debido al estricto hermetismo en las investigaciones y a la prohibición de acercamiento al sitio del hecho de sangre, no se pudieron obtener mayores detalles, pero fuentes policiales confiables confirmaron que a unos 20 metros del cadáver se halló una campera del occiso.

Además revelaron que el perro mascota tenía restos de sangre en el hocico y en un costado de su boca, por lo cual la misma iba a ser analizada en laboratorio para saber si corresponde a la de su dueño (cuando se le acercó en el suelo), o bien por haber mordido a quien o a quienes lo atacaron.

Por otra parte se supo que, luego intervenir en el caso, el juez Contreras libró órdenes de allanamientos a dos domicilios ubicados en la calle Madroñal del mismo barrio 17 de Octubre.

Esto ocurrió en la madrugada del domingo y en uno de ellos estaban reunidos siete individuos, cinco de los cuales (incluyendo algunos menores) fueron trasladados a la Comisaría Tercera en calidad de demorados y otros dos como detenidos, pero más tarde todos quedaron en libertad.

El restante allanamiento se hizo en la casa donde residía Melo con su pareja en búsqueda de elementos que pudieran ser útiles para la causa que se investiga, trascendiendo que la mujer habría entregado al personal de la División de Investigaciones (DDI) un teléfono celular que pertenecería al occiso.

Por otra parte, las fuentes consultadas revelaron que el domingo también se presentó espontáneamente en la mencionada comisaría un hombre que sería la ex pareja de la concubina de Melo.

Lo habría hecho aparentemente para deslindar responsabilidad en este misterioso caso, tras lo cual se retiró ya que por el momento no pesan imputaciones en su contra.

Por separado, la DDI estaría realizando averiguaciones acerca de una pelea que hace pocos días habría protagonizado Melo con otro individuo en un local nocturno, la cual podría estar relacionada con el homicidio.

Además, los investigadores continúan analizando los registros de cámaras de video pertenecientes a empresas ubicadas en inmediaciones, para detectar a presuntos sospechosos e incluso creen que hay vecinos que pueden haber visto algo pero que, por temor a represalias, no quieren dar su testimonio.

TAGS

LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000