El Calafate

Sigue la investigación por el abuso en "manada" de una chica

El Juez aseguró que se está tratando de establecer si se conocían la adolescente y los agresores. Esperan informe de Cámara Gesell y forenses. Además de indagatorias a los involucrados, al único detenido, un sujeto de 23 años, y a los otros tres jóvenes menores de edad. 

La policía efectúa las pericias en el vehículo donde se habría concretado el abuso.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El juez Carlos Narvarte aseguró que se está tratando de establecer si se conocían la adolescente que habría sido abusada y los cuatro jóvenes.

Consultado por el caso del abuso en grupo o "manada" que habría sucedido el pasado sábado y que hay una víctima de 12 años, el magistrado indicó que el hecho está "en plena etapa de investigación" y que ha ordenado "medidas procesales" con el objetivo de esclarecer cuanto antes qué ocurrió.

En declaraciones al canal de noticias TN, Narvarte precisó que ordenó que la niña brinde su testimonio a través de Cámara Gesell y que tomará declaración indagatoria al joven de 23 años -que está preso- y los otros tres muchachos -están excarcelados por ser menores de edad- que estuvieron en el automóvil Ford Fiesta Kinetic donde afirma la víctima que fue ultrajada.

Además el titular del Juzgado de Instrucción N°1 de El Calafate informó que dio intervención en el caso a funcionarios de la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia tanto para que asistan a la adolescente como a los otros jóvenes involucrados. 

Ante la pregunta si la chica conocía a sus agresores, el Juez solo afirmó: "Es una cuestión que se está tratando de establecer".

Denuncia e investigación

El hecho fue denunciado el sábado a la tarde, y las autoridades judiciales ordenaron a la policía que efectué tres allanamientos en distintos domicilios y el secuestro del Ford Fiesta Kinetic, que fue sometido a pericias por parte de personal de la División Criminalística frente a la sede de la Comisaría Primera.

Según los dichos de la chica, el abuso se habría producido dentro del automóvil, por ello es que se demandaron las pericias en el rodado. También se pidió la incautación de los teléfonos celulares y de prendas de vestir. Se trata de establecer si en los aparatos hay mensajes o imágenes relacionadas al caso que se investiga.

Además se ha solicitado el registro de las cámaras de seguridad de la vía pública para determinar horarios y lugares por donde transitó el Ford Fiesta Kinetic.

Sobre la joven se sabe que fue contenida por profesionales y recibió la asistencia médica que se establece para estos casos. Fue sometida a exámenes como lo requiere el protocolo ante un hecho de abuso sexual. 

Según las primeras informaciones el hecho fue en la madrugada del sábado cuando la chica subió a un automóvil en el que se encontraba un grupo de jóvenes a los que conoce, por ello que los sujetos fueron fácilmente identificables por las autoridades.

Trascendió que los individuos le ofrecieron llevarla hasta su casa, y por ello subió al vehículo. Aparentemente cuando el automóvil circulaba por distintos sectores de la villa turística, consumieron bebidas o alguna sustancia que provocó que perdiera el conocimiento, y fue allí que los depravados abusaron de la muchacha, hasta que se despertó, fue llevada a su casa y horas después de comentarle a sus padres lo sucedido, decidieron recurrir a la policía para realizar la denuncia correspondiente.