Gregores

Marcharon en reclamo de justicia por la muerte de la novia del policía

Más de un centenar de personas se reunieron en la plaza de la localidad, para luego movilizarse a la comisaría en reclamo que se esclarezca cuanto antes la muerte de Liseth Anabella Barrera Carrasco. La joven fue hallada hace una semana con un disparo en la cabeza en la vivienda en la que convivía con un agente.

  • 20/04/2019 • 09:15
Los familiares de Liseth Anabella Barrera Carrasco marcharon en demanda de justicia y reiteraron sus sospechas de que se haya suicidado.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Un grupo de personas marcharon ayer en Gobernador Gregores en reclamo de "Justicia por Liseth", la joven pareja del agente de policía que falleció en circunstancias que aún se investigan.

Más de un centenar de personas se reunieron en la plaza de la localidad a las 16:00 de ayer, para luego movilizarse a la comisaría. Marcharon en silencio y a pedido de los organizadores fue pacífica, sin ninguna consigna de violencia, bandería política e ideológica. La consigna fue "Que Dios saque todo a la luz. Justicia por Liseth".

Los familiares de Liseth Anabella Barrera Carrasco (19) reiteraron sus sospechas de que se haya suicidado, y esperan que la investigación aclare las circunstancias en las que se disparó.

La ONG “Codo a codo“ y la Universidad Siglo 21 lamentaron la repentina partida de la joven.

Mientras que para las autoridades del Juzgado de Instrucción N°1 de Puerto San Julián es fundamental conocer el análisis que se efectuó en las manos de Barrera Carrasco, como su concubino Gonzalo Márquez (25), para determinar quien manipuló el arma, que le provocó la muerte a la muchacha.

Los estudios se realizan en el Laboratorio Regional de Investigación Forense del Poder Judicial de la Provincia, y deberán ser remitido al juez Ludovico Pío Pala, donde se instruye la causa por el fallecimiento de la joven, cuyos restos fueron inhumados el lunes en Gobernador Gregores, luego que se efectuó la autopsia en la morgue judicial de Río Gallegos.

Cabe recordar que el pasado sábado alrededor de las 05:00 la policía fue alertada que una joven estaba agonizando luego de dispararse en la cabeza. El dramático hecho se registró en una vivienda de calle 12 de Octubre 200 y Barrera Carrasco usó el arma reglamentaria de su pareja para descerrajarse un tiro. Fue trasladada de urgencia al hospital, donde falleció cuando era asistida.

Personal policial secuestró la pistola, y Márquez debió brindar su testimonio, mientras que la División Criminalística de Puerto San Julián realizó pericias del caso.

También Asuntos Internos de la Policía inició un sumario para determinar la responsabilidad del agente en la muerte de su pareja. El efectivo se trasladó a otra localidad donde tiene familiares, mientras prosigue la investigación tanto de la Justicia como de una comisión de Asuntos Internos en Gobernador Gregores.

Dudas

El tío de la muchacha, Jorge Carrasco, aseguró que fue apresurado por parte de la prensa indicar que su sobrina se suicidó, ya que no se habían realizado autopsia y pericias.

Consideró que hubo mal accionar de las autoridades de la Comisaría de Gobernador Gregores en cuanto a la causa y la información brindada a la prensa.

Desmintió en declaraciones a Tiempo FM, que quisieron linchar a Márquez o realizar disturbios, y que se acercaron a la sede policial donde se encontraba el agente, para solicitar que se realizara correctamente la investigación.

Remarcó que tras la tragedia, hay personas que indican que su sobrina era maltratada por el policía.  En este sentido, señaló que una ex pareja del efectivo le efectuó denuncias por violencia doméstica, y que por ese motivo como se dice en la jerga policial está "planchado", es decir que no puede ascender de cargo.

Afirmó que hay primos de la joven, que aseguraron que ella les comentó que el efectivo la golpeaba, en muchos casos por celos.  

Por otro lado, Carrasco hizo hincapié en el procedimiento policial que se realizó momentos después que resultara herida su sobrina, ya que el agente no fue demorado, sino fue "escondido" en la sede del Grupo Especial de Operaciones Rurales y luego a las instalaciones de la División Bomberos.

Asimismo aseguró que no hubo análisis de sangre y orina a Márquez en el hospital, cuestionando el proceder del caso, teniendo en cuenta que el sospechoso es un integrante de la fuerza de seguridad.