Río Gallegos

Presentan denuncia penal contra dos sargentos que habrían abusado de una agente

El abogado de la mujer policía realizó la acusación contra los efectivos, que todavía siguen prestando servicios, pero en otra área de la fuerza. En tanto, que la víctima sigue internada en Centro de Salud Mental afectada por el padecimiento. 

  • 17/04/2019 • 08:12
Ahora tanto la Justicia como la fuerza investigan una denuncia de abuso de una agente. (Ilustrativa)
COMPARTÍ ESTA NOTA

La agente de policía que habría sido abusada por dos compañeros de trabajo cuando se encontraban de servicio en la Comisaría Tercera de Río Gallegos, presentó una denuncia penal y solicitó ser querellante en la causa que deberá investigar el Juzgado de Instrucción N°1.

El hecho sucedió en marzo pasado, cuando la agente se encontraba de guardia en el puesto Puesto 32 ubicado en la plazoleta de calle Beccar y avenida Gobernador Gregores, donde arribaron en horas de la madrugada dos sargentos en un móvil policial y la habrían ultrajado.

El abogado Matías Solano es el representante legal de la mujer policía, quien, tras el abuso, fue internada en el Centro de Salud Mental ya que cayó en un pozo depresivo.

El letrado presentó un escrito el pasado lunes en la Justicia, para denunciar el hecho que primero trascendió en los medios, y para ser tenidos en cuenta con parte querellante en el expediente, y poder solicitar y presentar medidas de pruebas. 

Entre ellas, solicitó que el caso tenga la calificación penal de "abuso sexual agravado por resultar un grave daño en la salud de la víctima, por ser cometido por dos o más personas, por ser cometido por funcionarios públicos en ejercicio de sus funciones y violencia de género”.

Además el abogado indicó que solicitarán otras medidas judiciales para que se avance en la instrucción de tan aberrante caso.

Ella internada y ellos de servicio

Se pudo conocer que la agente se encuentra bajo tratamiento médico internada en el Centro de Salud Mental tras el tormento causado por el abuso. Que tuvo intentos de atentar contra su vida, por lo que debió ser medicada.

En tanto que los policías sindicados por la mujer de ser quienes la abusaron, fueron trasladados de la Comisaría Primera al Comando Radioeléctrico, y días después desde Jefatura dispusieron el pase a la División Canes. Pero los sargentos no estarían aún prestando servicios en ese nuevo destino.

Las autoridades de la fuerza se rehúsan a hablar del caso, y solo indican que hay una investigación interna, más allá de la denuncia penal.

Mientras que Asuntos Internos está llevando a cabo la instrucción de un sumario para establecer lo sucedido. Las actuaciones administrativas serán elevadas al Jefe de Policía que junto a la Dirección General de Asuntos Legales analizarán la sanción disciplinaria, que puede derivar en la expulsión.