Río Gallegos

La Casa Refugio para sobrevivientes de violencia de género que nunca fue

Una resolución aprobada en 2011, un proyecto para darle cumplimiento en 2016 y tras la creación de una Dirección de Género Municipal no hay novedades de un refugio para mujeres violentadas. Por ahora la Subsecretaría de la Mujer atiende el resguardo ante estas situaciones de vulnerabilidad.

  • 15/04/2019 • 10:51
Lorena Beltrán, subsecretaria de las Mujeres.
COMPARTÍ ESTA NOTA

“Tenemos responsabilidad provincial y articulamos con las municipalidades y comisiones de fomento, en este caso hasta que no accione la Municipalidad de Río Gallegos nos haremos cargo” expresó Lorena Beltrán. Desde la Subsecretaría de la Mujer el abordaje es integral y esperan que las personas violentadas cuenten con contención familiar. Si su integridad se encuentra amenazada y no tiene donde ir desde el área se garantiza resguardo. Generalmente el paso que sigue es esperar la determinación judicial de la exclusión del agresor del hogar. La alternativa que poseen es refugiar a las sobrevivientes en hoteles, con equipo que está en permanente contacto y las acompaña. La funcionaria considera importante que el municipio intervenga de manera directa, que es el órgano competente. La Subsecretaría de la Mujer se encuentra en Salta 75 para brindar este tipo de contención.

La ordenanza N° 7365 fue aprobada el 18 de agosto de 2011 y le requiere al Departamento Ejecutivo Municipal la creación de la Casa Refugio para la Atención y Albergue de mujeres víctimas de violencia en el ámbito de la ciudad de Río Gallegos. El 28 de agosto de 2016, en ese entonces concejal Dr. Osvaldo Scippo, presentó un proyecto que le dé cumplimiento a la ordenanza. “El refugio sería lo adecuado” según Beltrán y no está. Por su parte Elisa Britos, a cargo de la Dirección de Políticas de Género del municipio, explicó que no está dentro de sus funciones, que no tiene esa competencia. Cabe destacar que el área se creó en octubre del 2018 por lo que todavía no abordan situaciones de violencia. Para el mes de mayo proyectan capacitaciones de discapacidad y perspectiva de género. No todas las denuncias requieren resguardo, pero estas situaciones existen.

“Hay una recomendación de la ONU que plantea la necesidad de una casa refugio cada 10 mil habitantes, no hay ni una” denunció Oriana Toloza, militante feminista de Juntas y a la Izquierda. La agrupación que la convoca participa de Mesa de Mujeres que hace años acompaña mujeres y personas de la comunidad LGTTBIQ+ cuando están en situación de vulnerabilidad y son nuevamente violentadas por el Estado. Para la estudiante los violentos y abusadores deben abandonar los hogares y recibir las consignas policiales que generalmente custodia a las denunciantes. “La justicia es claramente patriarcal y las políticas no garantizan la seguridad de las pibas” agregó alertando la necesidad de una Ley de Emergencia Nacional en Violencia de Género con un presupuesto que destine más de $11 por mujer considerando que en Argentina la violencia machista mata cada 30 horas. “Estos refugios deberían prepararlas para insertarse al mundo laboral y trabajar la erradicar la violencia económica” expresó Oriana, explicando que este tipo de opresión es la que las destina a necesitar refugio generalmente.

Esta necesidad también es una bandera que levanta el Plenario de Trabajadoras. “Ni la UCR ni el Frente Para la Victoria ha tomado cartas en el asunto cuando estuvo en el municipio” denunció su referente Gabriela Ance, evidenciando el carácter político de la inacción. Recordó que han propuesto al movimiento de mujeres la necesidad de desarrollar un Consejo Autónomo de Mujeres con presupuesto propio que sea electo a partir de los 13 años y que tenga carácter independiente donde los funcionarios de estado no sean quienes tomen las decisiones, poniendo en sus manos la seguridad de las mujeres. “No se ocupan de que se conformen grupos interdisciplinarios y que se pueda asesorar vemos deficiencias en el sistema social violento y machista” disparó.

La voz colectiva del frente transfeminista La Grupa también dialogó con TiempoSur, haciendo hincapié en la necesidad de profesionales con perspectiva de género. “Es vital, no puede ser que nos sigan matando” lamentaron. En nombre de Las Rojas, la abogada Sofía Nemirosky explicó creen necesario que se lleve a cabo la ordenanza para garantizar que las mujeres puedan salir de donde están siendo violentadas. Resaltó la importancia de “que estos refugios sean espacios llenos de contención, acompañamiento psicológico y asesoramiento”. El escenario gubernamental nunca antes tuvo tantos entes dedicados al bienestar de la mujer.

 


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000