Río Gallegos

Directivo de escuela fue el que denunció

Un hombre desmintió que su hija adolescente lo haya denunciado por  violencia intrafamiliar. No obstante, aclaró que intervino la policía y las autoridades del caso, porque fue un directivo de la escuela donde la chica asiste, el que activó el protocolo correspondiente ante un posible caso de violencia contra la menor. 

  • 13/04/2019 • 11:56
COMPARTÍ ESTA NOTA

Este medio publicó el pasado miércoles que la Justicia dispuso tener en custodia a una adolescente de 13 años, que denunció a su padre por violencia intrafamiliar. Ayer se presentaron en TiempoSur, tanto el padre, como la madre -quien se encontraba en Piedra Buena por cuestiones laborales- y la joven, para aclarar que ella no fue quien lo denunció a su progenitor, sino fue una autoridad  del establecimiento educacional Nº63 al percatarse de una contusión en el ojo.

También sostuvo que en ningún momento estuvo preso, a pesar que se publicó que debió fijar domicilio a disposición de las autoridades judiciales.

En un principio la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia intervino ante un posible caso de violencia intrafamiliar, pero tras indagar como se dieron los hechos, decidieron que la adolescente continuara conviviendo con su padre de 36 años.

“Mi papá a mi no me pegó, me golpeé”, dijo la chica que también aclaró que su papá no estaba ebrio cuando se habría golpeado. Por su parte, su madre aseguró que su hija le comentó que el padre le pidió que no le falte el respeto “y le habrá dado un cachetazo, pero de lastimarla ella me dijo que no” y que en una discusión “me escapé y me golpeé con un mueble, porque no quería escuchar a mi papá”. 

“Si él la hubiese maltratado, Protección (por la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia) no se la habría dejado en su casa, sino que hubiese seguido en custodia de ellos, hasta que llegue de Piedra Buena. La nena se sigue quedando con el papá para que termine la escuela y Protección está de acuerdo”, remarcó la madre de la niña. 

Mientras que la mujer aclaró que “ella (por su hija) no lo denunció, fue la escuela”.  No obstante, la causa se instruye en el Juzgado de Instrucción N°2 de Río Gallegos.