Historias de vida

Ni mujer ni hombre, ser no binarie en Santa Cruz

Dos personas que se autoperciben fuera de las etiquetas de varón o mujer dialogaron con TiempoSur sobre otra opción de identidad.

  • 31/03/2019 • 08:29
COMPARTÍ ESTA NOTA

*Incluye lenguaje inclusivo

Zinc Turín tiene 42 años, vive en Río Gallegos donde cocina, cuida niñxs, hace poesía y canta y eligió su nombre hace unos meses. Hace ya varios años comenzó a participar en Buenos Aires en asambleas disidentes, donde escuchó el término identidades no binarias. Allí lo aprendió y repensó, confesó a TiempoSur que para ellx era un universo desconocido. Atravesó un proceso de deconstrucción y aprehensión para hoy percibirse como Zinc, ni hombre, ni mujer. “Es una tercera opción” explicó. En este punto cabe diferenciar la autopercepción, que es como Zinc se siente e identifica de su expresión de género que es como elige “mostrarse en sociedad” o, valga la redundancia, se expresa. Sucede que esta expresión tiene roles asignados en referencia a las identidades feminizadas o masculinizadas y las personas no binarias rompen lo establecido. Para ellx estar segurx de su autopercepción tiene poco que ver con su registro social y se traduce en “tener ganas de expresarlo en tu nombre, tu performance de vestimenta, el corte de pelo, si con maquillaje o no y qué maquillaje, en todo, pero lo más importante es el movimiento” comentó. Identificó como un acto poético poder renombrarse, básicamente se reconstruyó sin las barreras impuestas en cuanto prácticas y acciones que etiquetan “lo que es de varón o mujer”. Proyecta expresarlo próximamente en su DNI. Explicó que percibirse fuera del binarismo, que históricamente ha construido sólo dos posibilidades abre el abanico de la identidad de género. Saliendo de las categorías también están quienes se identifican como género fluido, que varían entre lo conocido como femenino y masculino esquivando etiquetas.

“La sociedad te exige que te defina por lo que va en contra de la heteronorma” concluyó. Jony Jaramillo tiene raíces mapuches y tehuelches, es estudiante universitarix en la ciudad de Caleta Olivia y también se autopercibe de esta manera. El joven está finalizando sus estudios de comunicación audiovisual. “Creo que siempre existió, sólo que hoy se puede identificar claramente como no binarie y las personas que están más en contexto están aprendiendo porque manejan en código” explicó proyectando que la educación en materia de género ayudará a que las personas se identifiquen de manera correcta. Para Jony socialmente implica miradas con confusión y ánimos de encasillar. Ejemplificó con la categorización de los baños. “Por el momento no tengo drama de ir al baño de varones y hay gente que se lleva una sorpresa pero no me molesta”. Además resaltó que usa ropa que se asigna a las identidades femenina, pero para ellx es simplemente con lo que se viste, como el largo de su cabello que usa orgullosamente desde jardín de infantes tiempos en los que por ejemplo estaba fuera de la norma que no le gustara jugar al fútbol. Recordó que las identidades en los pueblos originarios que están en sus raíces de su árbol familiar no se limitaban a dos opciones, poniendo en evidencia que todo lo que rodea las prácticas que asociamos con ser hombre o mujer son construcciones sociales.

 


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000