Chile

Ebrio que chocó a camioneta argentina y se dio a la fuga fue condenado

El jueves, en solo un día de juicio oral, los jueces condenaron a un imputado en calidad de autor del delito de conducción de vehículo motorizado en estado de ebriedad causando daños y sin haber obtenido licencia de conducir.

COMPARTÍ ESTA NOTA

De acuerdo a la prueba rendida por el Ministerio Público, el día 1º de Mayo de 2018, a las 09:30, el imputado Alexis Rodrigo Andrade Andrade, conducía en estado de ebriedad y sin haber obtenido licencia de conducir, el vehículo Hyundai Euro Accent, por Avenida Costanera del Estrecho por la segunda pista de circulación en dirección al norte, y al llegar a la altura de Avenida Cristóbal Colón, lugar donde existe un paso peatonal, realizó una maniobra de adelantamiento a la camioneta Ford Ranger, la cual era conducida por el ciudadano argentino Pablo Daniel Alanis Alanis, quien circulaba en compañía de su cónyuge Veronica Evangelina Obregón, y la hija de ambos, Candelaria Alanis Obregón, colisionando a la misma en su parte delantera, en el costado derecho para luego perder el control y continuar su trayectoria impactando un asiento de cemento existente en la vereda, quedando el vehículo que conducía el acusado volcado en el lugar.

Posterior a ello, el acusado desciende del móvil que conducía, huyendo del lugar, siendo la víctima Pablo Daniel Alanis Alanis quien sale en su persecución, dándole alcance en la intersección de Avenida Colón con calle Quillota, pudiendo percatarse que el acusado se encontraba en estado de ebriedad, no pudiendo retenerlo, retirándose el acusado del lugar.

Verónica Evangelina Obregón procede a llamar a Carabineros, a quienes se les explicó lo ocurrido, y luego de realizar un patrullaje por el sector, lograron junto a la víctima encontrar al acusado en la intersección de la calle Ignacio Carrera Pinto con calle Hernando de Magallanes, procediendo a fiscalizarlo, pudiendo verificar su ebriedad. Además el sujeto mantenía en el bolsillo izquierdo de su chaqueta un cuchillo de 12 centímetros de hoja y 8 centímetros de empuñadura, no dando ninguna justificación razonable de su porte, razón por la que se procedió a su detención.

Cabe mencionar además que al momento de su fiscalización, el personal de Carabineros pudo corroborar que el acusado conducía el vehículo antes individualizado sin haber obtenido licencia de conducir que lo habilite para ello. El examen de alcoholemia arrojó una dosificación de alcohol en su sangre correspondiente a 1,37 gramos de alcohol en su sangre. Producto de la colisión, la camioneta argentina resultó con daños en parachoques costado izquierdo, ruedas delanteras, daños avaluados en más de 1 UTM.

Con estos antecedentes, la Fiscalía por el delito de conducción de vehículo motorizado en estado de ebriedad causando daños, sin haber obtenido licencia de conducir, solicita la pena de 3 años de Presidio y la pena de suspensión de licencia para conducir vehículos motorizados por 5 años, y por el delito de porte de arma cortante, la pena de 540 días de presidio. (Fuente y foto: El Pingüino)

COMENTÁ