HCD

Convocaron a extraordinaria y hay división por el acuerdo con Maxia

El acuerdo entre el municipio y la empresa prestadora fue enviado el viernes al Legislativo comunal. El Bloque del FPV toma con pinzas el acuerdo. El radicalismo lo acompañaría. La presidencia definirá la votación.

  • 11/03/2019 • 07:49
El decreto fue enviado al Concejo Deliberante.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La semana pasada se firmó el acuerdo entre el municipio de Río Gallegos y la empresa Maxia. Se trata de un contrato que en principio sería por cinco años, según lo estipulado en el acuerdo. La firma fue puesta por el intendente Roberto Giubetich y los referentes de la prestadora, luego de idas y vueltas con las licitaciones, en medio de la incertidumbre sobre lo que iba a pasar con el servicio. Tras esto, la comuna envió el pasado viernes el acuerdo para que sea homologado por el Concejo Deliberante. Para esto convocó a una sesión extraordinaria para mañana. Allí el acuerdo será sometido a tratamiento de los ediles y ya hay división de aguas en el cuerpo. Es que no todos están conformes en cómo se llegó a firmar con Maxia ni los pormenores del contrato, con varios puntos que fueron cuestionados de un lado y del otro.

Desde el bloque opositor del FPV-PJ ya pusieron paños fríos al acuerdo, cuestionando como se llevó a cabo el mismo y lo que conlleva para la ciudad. Desde el bloque confiaron a TiempoSur que uno de los puntos más graves tiene que ver con el precio del boleto que fijaron Maxia y el municipio, de $25 el común y $5 el estudiantil. Para la oposición local el precio debería volver a $19, manifestando el descontento por la suba del precio.

Asimismo, hicieron foco en cuanto a la cantidad de vehículos, líneas y recorridos que traerá la empresa, señalando que se tiene que tener en cuenta que se trata de un acuerdo por cinco años y que la actual gestión estaría solo unos meses operando con Maxia. A priori desde el bloque FPV indicaron que no se acompañaría el proyecto y hay intenciones además de que sea pasado a comisiones. Si bien se trata del bloque minoritario (cuentan con las bancas de Eloy Echazú, Martín Medvedovsky y Alejandro Leal), jugaría un papel importante el rol del presidente del Concejo Deliberante, Evaristo Ruiz. Desde finales del año pasado mantiene una distancia política con sus pares dentro del cuerpo y hubo enojo con el cambio de presidencia.

El proyecto ingresó el pasado viernes y será estudiado desde hoy lunes a primera hora por ambos bloques, quienes definirán como sigue el tema.

 

Sí acompaña

TiempoSur se comunicó ayer con el concejal del radicalismo Fabián Leguizamón, quien señaló que en primer lugar desde su banca si acompañarán el acuerdo entre la empresa y el municipio. Recordó que estuvo involucrado en las negociaciones entre las partes, buscando “conseguir más servicio a menos monto”.

Acusó al bloque opositor remarcando que “ellos no lo iban a votar nunca, por más que fuera brillante. Menos en un año electoral. Ellos cuestionan el tema del boleto. Si no hubiera subsidio estaría alrededor de los $115. De ese precio hay dos subsidios: uno de nación que son $16 y el municipal de $74, $25 el usuario”.

En el decreto Ad Referéndum enviado por el Ejecutivo, establece por cinco años el acuerdo con la empresa Maxia, con el valor fijado a $25 "siempre y cuando no haya una variación superior al 10%, momento en el cual se activará automáticamente el procedimiento de revisión de precios".

Señala además que se le otorgará a la concesionaria en forma extraordinaria 21 millones de pesos de la siguiente manera; dentro de los cinco días hábiles de ratificado el contrato por el Honorable Concejo Deliberante la suma de 15 millones en dos cuotas de 2 millones posteriormente.

Señala además que para garantizar el funcionamiento el municipio subsidiará la suma de 126 mil pesos, siendo el mismo objeto de variación y en concepto de compensación la suma de 147 mil, ambas por mes y por unidad afectada al servicio.

 

¿Y si no hay acuerdo?

El miércoles pasado, al Intendente habló de cómo será el tratamiento entre el Concejo Deliberante y el municipio.

“Solicitaremos esa Extraordinaria para que pueda ser ratificado y darle la validez legal que el contrato debe tener. Esto garantizará a los ciudadanos que van a contar con un nuevo servicio de transporte público atento a que Montecristo aseguró que estará hasta el 31 de marzo. Y por otro, garantizar a la empresa la validez de un contrato que requiere una inversión que deben hacer para poder prestar el servicio”.

Consultado qué pasará si el Concejo Deliberante no ratifica el contrato, el intendente Giubetich sentenció: “La ciudad se quedará sin transporte”.

El contrato de servicios es por cinco años, con posibilidad de ser renovado automáticamente si ambas partes así lo deciden cumplido ese período, por otro de la misma duración.

El costo total mensual será de 9.270.000, de los cuales seis millones aportará el municipio y el resto se cubrirá con la venta de boleto y el aporte del Gobierno Nacional.

Respecto de los colectivos, relataron que traerán cinco unidades nuevas, 10 coches año 2013, cinco 2012 y dos muletos.