CAPS Peliche

“Los vecinos estaban a la expectativa y siempre con el temor que no vuelva a abrir”

Llegó la custodia policial al centro de asistencia y se normalizó la atención a los pacientes. Se deberán reprogramar unos cuatrocientos turnos. El conflicto por la reincorporación de las contratadas está cerrado, señalaron desde la Dirección. 

  • 07/03/2019 • 07:58
La atención en el Peliche hoy en día está custodiada. (C. Robledo)
COMPARTÍ ESTA NOTA

El 19 de febrero pasado el CAPS SAMIC Río Gallegos "Fernando Julio Peliche" cerró sus puertas. No se debió a un receso por la época estival, sino que desde la Dirección del centro de asistencia de la salud expusieron que el reclamo de las trabajadoras -a quienes no se les renovó el contrato para continuar con sus labores allí- en compañía de ATE se tornó violento. Para resguardar la integridad física de trabajadores y pacientes se adoptó esta medida; “esperamos sepan comprender que no podemos abrir las puertas del CAPS hasta tanto no tengamos custodia policial permanente, lo cual está en trámite”, explicaron en aquel momento desde el Peliche.

Por la misma vía en que anunciaron el cierre temporal fue por donde indicaron que volvía a abrir. A través de su red social de Facebook –cuenta que se mantuvo oculta durante el tiempo que duró el cierre- ayer por la mañana se posteó: “Reabrimos nuestras puertas bajo custodia policial otorgada a través de la Municipalidad de Río Gallegos. Esperamos sepan disculpar los inconvenientes ocasionados por el cierre de este Centro las últimas dos semanas, por causas ajenas al equipo de trabajo”. Y además solicitaron: “Se comenzará a llamar a los pacientes con turnos a reprogramar. Si Ud. tenía un turno que fue cancelado en estas dos semanas pasadas puede concurrir personalmente para reprogramarlo o bien estar atento a nuestro llamado telefónico”.

Al respecto, la Dra. Julieta Cassano, directora del CAPS Peliche, indicó que estarán atendiendo de lunes a viernes en sus horarios habituales (08:00 a 18:00), y posteriormente a anunciar esto la atención por demanda fue la habitual. Agregó que ayer mismo se pusieron a trabajar en la reprogramación de unos cuatrocientos turnos que se perdieron por estas casi dos semanas con puertas cerradas.

“El equipo de profesionales y no profesionales estaban muy ansiosos por volver y la comunidad también”, manifestó la Dra. Cassano, sosteniendo que después de comunicar esta novedad a través de las redes sociales rápidamente se acercaron. “Todos nos dijeron que es muy necesario e importante el CAPS, y estaban a la expectativa de su apertura aunque siempre con el temor que esto no suceda como ya ha pasado”, mencionó, destacando que a pesar de las dificultades se retomó la actividad siempre.

 

Sin margen a más discusión

Desde el 1º de febrero último cuando se reabrió el Centro tras el receso estival la Dirección ha tenido varios diálogos con las trabajadoras a quienes no se les renovó el contrato. “Es un tema cerrado”, enfatizó la Dra. Cassano haciendo alusión a que si bien comprende que es muy difícil de aceptar para cualquier persona que se quedó sin empleo, la realidad es que aquí en Río Gallegos no está la toma de decisiones.

La Directora precisó que se habló con quien se debía hacer y se gestionó por todos los canales posibles, pero la realidad es que la decisión de no renovar los contratos fue exclusivo del Ministerio de Salud y Ambiente de la Nación: “Es irreversible. Nosotros no podemos hacer nada porque no tenemos llegada a los funcionarios, sino que lo hacemos a través del Interventor del SAMIC El Calafate”.

Ante la posibilidad de que se reavive el conflicto ahora que el Peliche nuevamente está operativo sostuvo: “Para los funcionarios es una decisión tomada y no hay una voluntad de revertirla por lo cual nuestras gestiones ya se terminaron el 1º de febrero; cuando abrimos ya sabíamos que no iba a haber una buena nueva”. Finalmente la Dra. Cassano afirmó: “Se entiende el reclamo y se lo respeta, pero el problema se generó cuando la protesta dejó de ser pacífica”.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000