Transporte

Colectivos: los puntos del borrador que fueron quitados del contrato entre Maxia y Municipio

Se relacionan con el personal que deberá absorber la nueva empresa de transporte como así también la creación de nuevos impuestos, el boleto, un sitio web, entre otros. Una empresa exigió despidos para hacerse cargo del servicio.

  • 06/03/2019 • 07:51
Maxia comenzaría a operar desde abril.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El contrato por cinco años entre Maxia SRL y el Ejecutivo municipal que debería firmarse esta semana, para que la empresa comience a funcionar en abril se sometió a modificaciones según el borrador que  Tiemposur publicó el pasado 22 de febrero.

El costo de boleto –cuya suba es ineludible- no sería modificado y alcanzaría los 25 pesos, aunque la comuna espera que la empresa tenga una mayor recaudación por el corte del boleto, al disponer de más unidades que Montecristo en la calle.

 

PERSONAL

En el contrato anterior, la empresa se comprometía a absorber a todos los empleados de Montecristo, aunque con el detalle de que “en tanto y en cuanto” sean aptos, es decir, que cumplan con el  examen pre-ocupacional.

Esto fue quitado, porque los empleados están aptos, porque ya prestan funciones en la empresa de colectivos actual.

La comuna deberá hacerse cargo además de las deudas previsionales y/o deudas salariales que originó Montecristo. Pero estas diferencias serían mínimas ya que la empresa actual habría pautado pagos para regularizar esta deuda.

(Una de las empresas que se iba a presentar en la licitación durante el año pasado, exigió el recorte de personal como una condición innegociable).

 

TRIBUTOS NUEVOS

En el borrador del contrato, se estableció en un punto que la empresa urbana deberá pagar –como toda firma- los impuestos inmobiliarios, tasas, impuesto patente automotor del parque afectado, directa o indirectamente al servicio, derechos y contribuciones, con la posibilidad de que la comuna pueda eximir a la empresa de forma total o parcial de estos pagos para reducir los costos.

Sin embargo, dentro de la misma cláusula  había quedado estipulado que la Municipalidad “se obliga” durante el lapso de lo que dure la concesión -cinco años- a no crear nuevos tributos.

Esto también fue eliminado primero porque  es facultad del Concejo Deliberante y/o Ejecutivo proponer nuevos impuestos, pero también porque esto dejaría atada a la próxima gestión.

 

SUBSIDIOS y UNIDADES

En el contrato actual, se acordó que la empresa devolverá -en 12 cuotas- el adelanto que la Municipalidad deberá pagar para que esta empiece a funcionar, según el valor del litro de gas oil en ese mes, y no de acuerdo al valor de este combustible a la fecha del contrato. De este modo, el Municipio no perderá lo que pagó debido a los incrementos en combustibles y podrá recuperar el dinero.

Todas las empresas con las que negoció la comuna exigían un adelanto para empezar a funcionar. En algunos casos, este monto duplicó el pedido por Maxia, que solicitó

un anticipo de 21 millones de pesos.

En el borrador, se expuso el pago 126.000 pesos mensuales por cada unidad que brinde el servicio en concepto de subsidio municipal y 137.000 por cada unidad para compensar el subsidio nacional que fue suspendido en enero. Este monto no habría sido modificado sustancialmente.

El Municipio también analizó que el corte de boleto será mayor al actual, ya que Maxia dispondrá de mayor cantidad de unidades en la calle, las que contarán con sistema de GPS que podrá ser revisado en tiempo real.

(En el borrador, la empresa propuso  disponer de 20 unidades al inicio de la prestación del servicio, pero esta cifra incluye las “de reserva”. Del total, cinco deberán ser unidades 0 Km, diez serán Modelo 2013 y otras cinco Modelo 2012; y no podrán utilizar colectivos cuya antigüedad supere los diez años).

Se habilitará un sitio web para que los pasajeros puedan conocer los recorridos y horarios de cada línea. (En el borrador, Maxia se obligaba también a disponer de una línea telefónica gratuita para atención al usuario, boletines informativos en radio y televisión y eventualmente folletería impresa en los vehículos, conteniendo información sobre los recorridos y horarios de las respectivas líneas).

Habrá un análisis trimestral de los costos, en donde la concesionaria deberá demostrar el aumento de determinado rubro, pero también cuánto incidió en dicho  incremento.

 

MULTAS

La empresa Maxia se someterá al Código de Faltas municipal y aunque este punto puede parecer obvio, no lo es ya que en el borrador se había incluido plazos de cinco días para que la concesionaria presente su descargo, sumado que “la decisión administrativa” podía ser recurrida al Intendente, ya que agotada esta instancia,  se habilitará la vía judicial.

Sucede que una empresa no puede estar excluida del Código de Faltas, ni tener un régimen propio de multas y sanciones.

En el borrador también se había detallado  cuánto sería la multa de la empresa por no prestar el servicio, como por ejemplo, mil boletos por día por interrumpir el servicio sin causa.

 

Los números no daban para estatal

El edil Martín Medvedovsky (FPV-PJ) criticó las “negociaciones unilaterales con empresas seleccionadas” que realizó el municipio de Río Gallegos por el contrato  que esta semana firmará con Maxia SRL  para que brinde el servicio urbano de colectivos.

Pero al mismo tiempo, expuso que en cuanto a la alternativa de crear una empresa estatal, se destaca el servicio de transporte público de la localidad de Ushuaia e indicó que “es un ejemplo exitoso” agregando que “la sociedad fue creada por Walter Vuoto mediante Ordenanza Municipal promulgada el 28 de diciembre de 2015”.

Este caso fue detallado por TiempoSur en enero, cuando todavía no se conocía de qué manera se iba a garantizar el servicio de colectivos.

Según pudo conocer este medio, no hubo análisis estrictamente detallado de los costos para poder tener en cuenta esta posibilidad, pero sí al realizar “cuentas”, se llegó a la conclusión de que no era posible seguir el ejemplo de Ushuaia.

Allí, la estatal -Ushuaia Integral Sociedad del Estado (UISE)- comenzó a funcionar en febrero del 2017. Esta comuna pidió un crédito al banco Macro y mejoró  el servicio luego de la partida de Autobuses Santa Fe (misma empresa a la cual pertenece Montecristo en la capital santacruceña).

La Municipalidad se hizo cargo de los trabajadores y amplió a 20 unidades, y mejoró frecuencia (antes era cada una hora y ahora es cada 15 minutos).

UISE se financia con el corte del boleto (17 pesos); el subsidio municipal, que paga 82.000 pesos por cada colectivo y el subsidio nacional.

Ushuaia Integral Sociedad del Estado está integrada por un Presidente, Director Ejecutivo, Director Ejecutivo Suplente, un abogado y contador, el cual debe dar cuenta de su presupuesto ante el Concejo Deliberante y la sindicatura municipal.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000