Propuestas

Las mujeres pisan fuerte los escenarios de Río Gallegos

TiempoSur dialogó con músicas, artistas y musicalizadoras de la ciudad capital santacruceña para conocer su percepción sobre el cupo laboral femenino, la profesionalización de sus roles culturales y la desigualdad de género.

  • 04/03/2019 • 10:54
Hijas de la Luna cree en la unión de las mujeres. (J. Alvarado)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los escenarios tienen porcentajes mucho más elevados de presencia masculina y muchas músicas y djs lo identificaron como una deuda histórica que derivó en el proyecto de Ley del Cupo Laboral en esta industria. El año pasado Celsa Mal Gowland, ex vicepresidenta del Instituto Nacional de la Música, convocó a un debate donde comenzó a nivel nacional un proceso de identificación de desigualdad a la hora de tocar. Un sutil 30% es lo que piden las artistas en las grillas de fiestas populares y line ups de festivales. Río Gallegos también presenta una disrupción.

Deconstruir y reconstruir son propuestas transversales de todas las jóvenes artistas. Laura Andreoane propone que cambiemos la manera de entender el concepto de “escenario”. “Puede ser una plaza, una escuela, no necesariamente siempre un local nocturno” explica. Se dedica a la música desde hace más de 15 años, comenzó en complicidad con una amiga de su adolescencia y desde entonces nunca paró. Integró proyectos como la banda de la FLIA, La Compost y actualmente participa del grupo de percusión La Tarambana, la murga La Rebuscada, la banda transfeminista Les Parásites y su proyecto solista Amorfa. También es una reconocida locutora que durante toda su carrera impulsó la cultura local “para romper un poco el mito de que acá no pasa nada”. Crecer en el activismo al mismo tiempo que se hace y reproduce música la llevó a cambiar sus percepciones sobre la escena cultural. Un ejemplo son las denuncias, “están en todos los estilos y debemos tener cuidado, hay personas que fueron violentadas quizás por estos músicos y no está bueno”.

En este sentido, adhiere a una de las artistas revelación a nivel nacional, Marilina Bertoldi. La santafesina ganadora del mejor disco argentino del año pasado propuesto por el suplemento “No” de Página 12 declaró que no hay que “estar a la altura de los festivales”, sino generar nuevos espacios. Estos dichos fueron respuesta en particular a José Palazzo, productor de Cosquín Rock, que en referencia a la presencia femenina en los escenarios manifestó que no podría  cumplir con la equidad por “la calidad de las artistas”. Aquí en Río Gallegos, Laura comenta que las mujeres y disidencias han decidido no participar de espacios que reproducen mensajes machistas. “Ahora mismo estamos cuestionando y tratando de crear nuestros propios espacios de expresión musical y comunicación, que siempre vi como un arte también. Hay que cambiar las estructuras, estamos en una etapa de transición y revolución”.

“Yo dejé de bailar y empecé a pasar música porque casi no había gente que reprodujera lo que a mí me gustaba” explica Julieta Barrientos, que es ambientadora musical desde 2004. Comenta que en más de una ocasión el público se sorprendía cuando ejecutaba sus mezclas digitales con excelencia. “El cambio sería que haya más mujeres” agrega. JTTE, como se hace llamar cuando activa sonidos, varió sus espacios. “La música electrónica siempre fue más libre, con más presencia en las pistas de gays, lesbianas travestis”, cosa que no se representa en quienes musicalizan. La joven profesora de artes visuales se pregunta cuál es el paradigma o límite que hay que romper para que eso suceda. “Hay que meterse en la escena” proclama. “Si hay cada vez más mujeres vamos a cambiar y se va a poder hacer de esto una profesión o una carrera”. Comenta que una vez que pudo poner en valor su trabajo no aceptó más cervezas como forma de pago e invita a quienes manejan la industria cultural a pensar estos roles de una manera más seria.

“El machismo es el culpable” comenta Nazarena Gardoqui, integrante de “Hijas de la Luna”, banda que fusiona varios estilos y está compuesta por ocho mujeres. La bajista celebra que cada vez más músicas se hermanen para discutir estos temas. “Somos todas laburantes, estudiantes, madres, amigas, lunas” explica Fernanda Becerra. En esta simple frase la vocalista y front woman comenta como desde la banda sortean los obstáculos que históricamente generaron desigualdad. “Hay que hacer valer el tiempo, los ensayos, el trabajo y no parece excelente que nos paguen. Es una forma de impulsar nuestros objetivos” agrega. Cabe destacar que “Hijas” está autogestionando la producción de su primer disco con ventas gastronómicas y recitales. Las jóvenes agregan que no tocan para ningún ente gubernamental como decisión política, por lo que dificulta un poco la puesta en marcha de sus proyectos pero no las detiene. Ejemplifican con su próxima presentación, que será el 9 de Marzo en Piedra Buena con Santa Kruza.

“La movida en Gallegos es así, además las bandas siempre tienen músicos de otras agrupaciones” explica la multifacética Agostina Romero, que además forma parte de Fractal e Histeria Punk Rock. Y no es el único caso, también en Barcazzonica y Dame Tu Sonrisa Loco tocan “Hijas de la Luna”. Y explica que pudieron fusionarse, “por suerte hay proyectos muy interesantes y siempre está bueno para crecer como artista, los proyectos tan variados marcan la diferencia y es súper divertido, no te aburrís nunca”. La banda tiene una impronta para hablar por sí misma "gente que dice cualquier cosa hay en todos lados, están en el Cosquín y al lado tuyo, vamos con un mensaje de expresarnos nosotras. Estas son las voces que no siempre pudieron hablar”, agrega la saxofonista Romina Ramírez, que insiste en crear mensajes propios más que en respuesta a otras personas.

La importancia de brindar un mensajes de lucha, amor, desamor, amistad, que fomenten la igualdad y “el feminismo a pleno” son las intenciones de esta poderosa banda. “Cuando estás en el escenario, te hacés escuchar sí o sí y le vamos a cantar a todo” resume Fernanda. Y reflexiona sobre la importancia de llevar la lucha a este espacio donde, en sus palabras “hay talento de sobra”.

Nos importa mucho hacer escuchar las voces desde nuestro lugar, tenemos la suerte de poder subirnos al escenario y que la gente nos preste atención. Hay tanta lucha y no hay tanto apoyo. Hacés escuchar tu mensaje sí o sí arriba de un escenario. Le vamos a cantar a todo, a la lucha, fomentando la igualdad, el feminismo a pleno, el desamor, la amistad. “Hay talento de sobra” cerró Fernanda.   


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000