Productores

Feria Franca: un espacio de venta alternativo

En 2015 productores y artesanos se nuclearon y asentaron las bases de lo que hoy es su lugar de exposición y comercialización de productos. Todos son emprendedores caletenses habilitados y registrados en el municipio. Llevan su propuesta a distintos espacios públicos para su funcionamiento. Con el tiempo se fusionaron en la Asociación de Productores y Artesanos de Caleta Olivia “8 de Septiembre” que lleva adelante cada edición de la Feria Franca.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El pasado 8 de noviembre de 2015, en Caleta Olivia, se creó la Feria Franca de Productores y Artesanos a partir del reconocimiento por parte de los mismos productores y técnicos del territorio (INTA, SsAF, Municipio) de la necesidad de comercializar los excedentes de producción que en el entonces había, y que no encontraban mercado para la venta en una localidad con crecimiento demográfico constante y con amplias potencialidades para los productos elaborados u obtenidos localmente, de manera artesanal.

Es así que estos productores se unieron en "comisión promotora", que luego pasó a constituirse en Asociación de Productores y Artesanos de Caleta Olivia, y dieron curso a la Feria Franca de Productores y Artesanos.

La misma tiene una frecuencia de funcionamiento mensual o bimestral, dependiendo las capacidades productivas, el clima y la oferta de productos.

Si bien hasta el momento no tiene un espacio propio de funcionamiento, por lo que en general, funciona en el predio de la Asociación vecinal de Zona de Chacras de la ciudad del Gorosito, y tiene carácter de itinerante, variando en ocasiones el lugar físico.  Por ejemplo, se usan los espacios de los CICs, plazas, escuelas e incluso el patio de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral.

Por cada edición cuenta con un número promedio de veinte stand, nucleando entre veinte y treinta familias. De éstos, el 80 por ciento se trata de agricultores familiares registrados en el ReNAF, siendo la mayoría de Caleta Olivia, pero contando en ocasiones con participantes de Pico Truncado, Las Heras y otras localidades cercanas.

Los productos ofrecidos son variados, entre ellos encontramos: huevos, escabeches mixtos y de vegetales, panificados, mermeladas, plantas y plantines, artesanías en lana, cerámicas y metal, animales de granja de porte menor vivos ( aves, conejos, lechones) y en ocasiones, principalmente en época estival, se cuenta con la oferta de carnes (pollo, cerdo, cordero), verduras y algunas frutas (membrillos, manzana, durazno, principalmente) .

Vale destacar que todos productos habilitados y certificados por la Supervisión de Comercio y Bromatología de la Municipalidad de Caleta Olivia.

Van por más

La feria tiene gestión participativa y es autosustentable, teniendo un pequeño fondo monetario que se nutre del aporte de cada feriante por el uso del stand en cada edición, aportando entre $150 y $200 según las ventas. Con esto se ha logrado comprar las estructuras de los stands, invertir en difusión y abonar parte de los trámites de la personería jurídica.

Cada edición se realiza durante un día, un fin de semana por mes, en el horario que va generalmente de las 13:00 a las 19:00, y cuenta con un público de aproximadamente 300 personas, quiénes se acercan a visitar y comprar los productos allí ofrecidos.

Generalmente, los asistentes son familias completas, aunque también hay un amplio margen de adultos mayores que la visitan, motivados principalmente por la compra de plantas o verduras.

Como anexos a la Feria, se presentan en ocasiones espectáculos de artistas locales y buffet de empanadas y otros, brindando otro colorido a la actividad.

En este marco, la referente del Ministerio de Agroindustria, Pamela Vergara,  aclaró que con el pasar de los años y de las ediciones, la misma va tomando cada vez mayor repercusión en la localidad, identificándola como un espacio de encuentro directo del productor con el consumidor.

"En una localidad en donde las condiciones para la producción de alimentos no son las mejores, con problemas y obstáculos como la falta de agua, los fuertes vientos y falta de infraestructuras productivas necesarias. Además, en la que las actividades económicas están ligadas principalmente al petróleo, minería, sector privado y administración pública. El espacio de la feria comienza a presentarse para la comunidad, como una alternativa posible y una fuente laboral valorada", manifestó.

Ordenanza

Gracias a un arduo trabajo en conjunto entre productores y técnicos, se logró la Ordenanza Municipal que habilita la feria, y cuenta además con un reglamento interno de funcionamiento, elaborado en talleres participativos. Desde la comuna caletense se destacó que desde hace tiempo se haya trabajado junto a otras instituciones para apoyar a los productores tanto en la conformación de la asociación como en la actividad que desarrollan. Y como avance importante de la tarea que vienen desplegando se resaltó la creación de la Ordenanza de reconocimiento de los agricultores familiares "un avance importante, ya que en nuestra ciudad la actividad agropecuaria no estaba muy tenida en cuenta y hoy se está promoviendo y viendo los resultados en este tipo de actividades como la feria demostrando que existen otro tipo de actividades económicas que también se pueden realizar".

Qué productos se pueden adquirir

- Escabeches de pulpo, langostino, mariscos, mondongo, pollo, guanaco, berenjenas, conejo o cerdo

- Miel, nueces, almendras

- Pan casero, tortillas, budines, alfajores de maicena y más de repostería

- Chocolates y alfajores artesanales

- Brotes y alimentos orgánicos, leches vegetales, jugos ditox, quesos veganos, galletas raw, cereales

- Plantas y plantines ornamentales, de exterior e interior, cactus y suculentas

- Artesanías en lanas, prendas tejidas, crochet de hogar, amigurumis, accesorios de bebé

- Artesanías en madera, fuentes, tablas, ceniceros, otros

- Fertilizantes, lombricompuestos y venta de lombrices californianas

- Cosmética natural


COMENTARIOS