PeñaAmarilla

Un espacio de reflexión y pensamiento que se originó desde la autogestión

Los Ciclos Culturales PeñaAmarilla surgieron en 2018 en El Calafate y poco a poco se fueron consolidando como una alternativa para la comunidad, que ya se apropió de los mismos. Los mismos se dividen en: “El Calafate lee”, “El Calafate mira” “El Calafate escucha” y “El Calafate honra”. Es importante subrayar que todas las actividades son libres, gratuitas y tienen lugar en espacios públicos. Asimismo resulta interesante destacar que la convocatoria para cada actividad se lleva adelante a través de redes sociales. Hoy en NOS, los invitamos a conocer detalles de una iniciativa que demuestra que cuando hay voluntad y decisión, todo se puede.

  • 09/02/2019 • 13:26
COMPARTÍ ESTA NOTA

“El Calafate Lee”, es una idea que nació de una charla entre una profesora de Lengua y Literatura, Natacha Peñaloza y el escritor José Ángel Amarilla, ambos residentes de la ciudad de El Calafate. El propósito fue buscar una estrategia para fomentar la lectura y escritura como una forma de facilitar al arte, al conocimiento, al esparcimiento cultural, pero también como una contribución a cohesionar una sociedad dividida. "Apostamos a que el Arte y la Cultura sean esa argamasa que nos una como sociedad, dejando de lado los prejuicios y el partidismo fanatizado. A partir de nosotros (solo dos personas) debíamos generar una idea que llamara la atención pública para convocar a los futuros lectores”, explicaron los mentores de la propuesta. Además recordaron que para dar inicio a las actividades, decidieron denominarse PeñaAmarilla, en un juego de palabras con sus apellidos, pero cuyo propósito tuviera una mayor significación que sus propios nombres. “Peña, apocope de Peñaloza,  también significa: Agrupación, una conjunción de personas que participan en forma conjunta por los mismos intereses… como la lectura. Peña hace referencia también a colina, peñasco, roca, tan a fin a nuestro lugar y tan necesario para fijar base y fundación, como lo que pretendíamos hacer. Peña es el apellido de Héctor Rodolfo, el escritor tal vez más representativo de la localidad y de la provincia.  Por lo tanto Peña también es un merecido homenaje a un hombre de letras. Amarilla alude a color, tan importante en el arte. Es el color de la estepa, el color que nos distingue en el otoño en las hojas de los sauces y álamos en letargo. Amarilla es la flor del arbusto que da nombre a nuestra ciudad y que nos representa. Así nació Ciclos Culturales PeñaAmarilla. Conformados como una agrupación inicial de solo dos integrantes”, relataron.  

Convocatoria

“La estrategia consensuada fue convocar por las redes sociales a un encuentro abierto en una plaza pública, invitando a leer, o simplemente escuchar lectura, en un espacio público y abierto como la plazoleta por la que optamos. Era mediado de marzo de 2018, y  fijamos el 24 de marzo, para invitar al primer encuentro de lo que llamamos El Calafate Lee”, agregaron.

El objetivo principal fue invitar a un encuentro de lecturas y de actividades alrededor de las palabras, convocando a escritores y a la gente que disfruta leer o recitar textos propios o de otros autores.   “Para generar un espacio más amplio dimos lugar también a aquellas personas que solo querían participar escuchando. Teníamos el convencimiento de que esos encuentros iban a ser una oportunidad para compartir las distintas emociones de los textos.  Que la práctica de leer en voz alta sería un buen ejercicio para leer o hablar en público. Que cada encuentro sería un excelente lugar y momento donde se podría mostrar y dar a conocer las obras de escritores inéditos”.

Otras propuestas - Participación

Con el transcurso del tiempo sumaron otras actividades culturales para enriquecer a los asiduos participantes con amplia difusión en los medios y redes sociales para sumar la participación de nuevos interesados.  “En efecto todo esto sucedió y poco a poco fuimos creando otros ciclos con el mismo propósito. “El Calafate Escucha”, ciclo de disertación especialmente pensado para invitar a dar charlas de interés general. “El Calafate Mira”, ciclo de proyección de películas cuya temática estuviera basada en el hombre, la naturaleza y sus circunstancias. “El Calafate Honra”, una propuesta de homenaje a los hombres y mujeres de nuestra ciudad cuyo aporte social, político, deportivo o cultural, contribuyó a nuestro acervo cultural”, expusieron.

El acontecimiento poco habitual llamó la atención y fue difundido con comentarios elogiosos en los medios de comunicación tradicional y en las redes sociales.

La concurrencia fue en aumento paulatino hasta llegar a un pico de medio centenar de personas. La asistencia media fue de entre 25 y 30 personas, y siempre con algún participante  que lo hacía por primera vez.

“Para la Feria del Libro 2018  de El Calafate la Dirección de Cultura nos invitó, y desde nuestro espacio convocamos a nuestros concurrentes a participar de un El Calafate Lee en el  marco de la feria. Lo hicimos con la concurrencia de nuestros habitués y con la participación de escritores   locales y de otras localidades. Eso nos dio más difusión y notoriedad por lo que fuimos reporteados por medios de otras localidades, en especial de la ciudad capital de la provincia. Generamos nexos con la Universidad de la Patagonia Austral (UNPA) y en forma conjunta con aporte de catedráticos organizamos conferencias con distintas temáticas”, añadieron.

Primer certamen literario internacional

Las acciones de PeñaAmarilla fueron ganando notoriedad y convocatoria a medida que fueron pasando los meses. Tal es así que decidieron sumar desafíos y organizaron el Primer Certamen Literario Internacional “El Calafate, tierra de glaciares, emociones todo el año” con mucho éxitos.  Del evento participaron casi todas las provincias del país y se recibieron trabajos de representantes de Chile, Uruguay, Perú, Brasil, Venezuela, Colombia, México, Canadá, España, Portugal y Argelia.  “Lo novedoso del certamen fue que además de una actividad cultural logramos una difusión de nuestros lugares y paisajes contribuyendo de ese modo a la promoción de la principal actividad laboral de nuestra ciudad como es el turismo”, enfatizaron.

Por último, participaron del Concurso Provincial “Nuestras Mujeres, Nuestra Historia”, certamen organizado por Subsecretaria de las Mujeres del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Santa Cruz con el objetivo de identificar a las mujeres que han sido protagonistas de nuestra historia, como un evento entre otros para conmemorar el sexagésimo aniversario de la vida institucional de nuestra provincia. En la ocasión, presentaron a Oliva “Quina” Gutiérrez quien fue elegida como la ganadora para representar a la localidad.

Precisamente el día 8 de diciembre junto a otra vecina –Aida Pantin- también casi centenaria les rindieron homenaje en una nueva edición de “El Calafate Honra”, donde les entregaron el premio a la ganadora y todo el afecto de los vecinos participantes a esas dos sabias mujeres de nuestra historia.

“Todas estas actividades culturales fueron el resultado de esa primera propuesta que a priori parecía alocada”, finalizaron.

 

TAGS

LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000
1 comentarios Recientes y 0 respuestas

Desde Calafatecomentó:

¡Muchas gracias por la nota!