La Mesa chica

¿Se puede ser del PRO sin apoyar a Macri?

Para Alberto Parsons se puede integrar el espacio político del Presidente y aun así mantener postura crítica contra él. Con orígenes del radicalismo, contó su visión política de la Provincia y Nación. 

  • 22/01/2019 • 19:22
COMPARTÍ ESTA NOTA

Alberto Parsons tiene el inicio de su origen político en el seno del radicalismo. Con 16 años comenzó a militar en la Unión Cívica Radical Provincial y logró posicionarse como presidente de la Juventud. Más cercano a esta parte y con otro contexto político, decidió alejarse del radicalismo porque sintió que le cerraron puertas. Y allí donde se sintió dejado de lado por el bloque que lo vio crecer, encontró en el PRO un lugar para continuar haciendo política. Eso sí, sin perder la mirada crítica aún con el propio presidente Mauricio Macri.
Pese a considerar que tiene puesta la camiseta del PRO, ni Parsons ni su espacio fueron invitados a la visita del presidente a Calafate. Él considera que tiene que ver con sus críticas hacia las políticas del mandatario nacional, medidas a las que él se opuso y dejó en claro su posición. Entre los temas que generaron rispidez, Parsons considera “el apriete fiscal” y la suba de tarifas que afectaron a la provincia.
Para Parsons en la política no hay obediencia debida, aunque eso puede traer pases de facturas.
“Eso marca que también cuando uno dice las cosas que no gustan, se tiene que comer las consecuencias. Somos hombres y mujeres que hacemos política”.
“El espacio que nos brindó el PRO fue una puerta que nos cerró el radicalismo. No estamos para apoyar las medidas del Presidente. Estamos para que el Presidente sepa que hay afiliados en desacuerdo a sus medidas”.

¿Se puede un PRO sin Macri? Fue la pregunta. “Se puede ser del PRO sin apoyar al Presidente”, asiente Parsons. Una de las tantas cosas que separa a Parsons del pro más porteño es por ejemplo el tema del aborto. Para él, desde Nación plantean una postura más cerca a la despenalización, lo que divide aguas acá. 
En cuanto a la cuestión económica, consideró que el equilibrio económico nacional –en su opinión- se logró y no se gasta más de lo que se tiene. Aunque en este punto hizo un paréntesis y señaló que despedir gente no es la salida.
“Estamos en desacuerdo como que se despida gente y se achique el Estado”.


Desde el radicalismo
“Tengo una concepción ideológica del radicalismo, mi doctrina es la radical. He estado más de la mitad de mi vida” cuenta Parsons, haciendo un repaso histórico por su carrera política. Si bien se mantiene alejado y por fuera de los cargos, formó una agrupación dentro del PRO debido a que desde en la UCR vio cosas que no le gustaron y se sintió dejado de lado. 
“Básicamente me hicieron alejarme del radicalismo porque dejé de ver ahí ese lugar que siempre me contuvo, un lugar democrático y horizontal. Sigo pensando lo mismo pero en otro espacio” aclaró sobre el PRO.
Pero si bien el salto de la UCR al partido de colores amarillos no es tan exagerado (de hecho, el radicalismo conformó la Alianza Cambiemos a nivel nacional), Parsons tiene un límite y para él, eso es el PJ/FPV. No cree que pueda compartir boleta jamás con el sector.

De afuera
El 2019 será un año agitado. Mientras algunos esperan a marzo y la definición de la Ley de Lemas para hacer los armados electorales, otros ya salen a pegar carteles y no tienen dudas en dar a conocer sus aspiraciones. Parsons se mantiene cauto, aunque sus críticas van no sólo hacia Nación, sino también a Provincia. Para Parsons, la clave está en el elector, un ciudadano que para él, está cada día más descreído de la clase dirigencial. 
“Hay gente que quiere prevalecer con su quintita y siempre va a buscar rédito personal. Lo va a llevar a hacer alianzas que uno no pensaría” analizó, insistiendo en que este 2019 no jugará en la carrera electoral y lo mirará desde afuera, como elector.

Alejados
Parsons mantiene todavía cierta nostalgia con el radicalismo, pero recuerda que allí no encontró espacio ni para el diálogo ni para el debate, lo que hizo que pegara el portazo y saliera a buscar nuevos rumbos, encontrándose allí con el espacio de Macri. Parsons relató que dentro del radicalismo hubo puertas cerradas y personas que no quisieron escuchar una visión diferente de la política.
Dentro del espacio, los que no son oficialistas “quedan relegados” dijo y ejemplificó con el caso del intendente de Caleta Olivia Facundo Prades.
Para Parsons este año la gente tiene que votar a conciencia. No divide las opciones en una cuestión binaria, en Cambiemos o el FPV. “El que no vota a Macri, tampoco va a votar a Alicia o Cristina”, asegura.
Desde adentro, cuestiona al Presidente y asegura que se puede mantener el PRO sin él.
 


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000