Economía

Chubut lidera la pérdida de poder adquisitivo

La falta de obra pública y el estancamiento salarial de los estatales, explica la caída del déficit de algunas provincias. Chubut lideró la pérdida de poder adquisitivo en 2018, y las proyecciones para este año no son halagüeñas.  

  • 12/01/2019 • 21:07
El mapa 2018.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La mayoría de las provincias argentinas cerró 2018 sin déficit fiscal, el balance positivo en las cuentas se explica por varios motivos, pero sin dudas lo más claro es el estancamiento o escaso incrementos en los salarios, y la reducción o ausencia de la inversión en obra pública. En ese contexto, Chubut cumplió obedientemente los alcances del Pacto Fiscal, pero a costa del poder adquisitivo de los chubutenses. 
En la mayoría de los casos el gasto público está ligado a las paritarias acordadas con los empleados públicos, y como consecuencia de esto, donde peor les fue a los trabajadores que dependen de las administraciones provinciales fue en las provincias patagónicas de Chubut, Tierra del Fuego y Santa Cruz, además de Misiones. En estos distritos, el deterioro del poder adquisitivo fue de más del 10%, cuya contraparte fue una distancia más que holgada (entre 8 y 16 puntos) respecto al límite establecido con el pacto.
Mientras tanto, en el resto de las jurisdicciones el gasto corriente se movió desde un 22% en el caso de Buenos Aires, Santa Fe, Santiago del Estero o Salta; hasta un 29,07% en Entre Ríos, a donde quedó cerca de la banda inflacionaria. Justamente, en esta última provincia los estatales consiguieron un aumento del 28% y casi le empatan a la suba de precios.

Sueldos y obra pública en Chubut

En 2018 los estatales de Chubut tuvieron varios meses de conflicto con el Gobierno por la falta de respuesta en torno a las negociaciones paritarias, y posteriormente, una vez celebrados los acuerdos, los constantes incumplimientos de los compromisos asumidos, además del pago escalonado de sueldos, que duró hasta diciembre pasado.
Las paritarias no superaron el 30%, inclusive con cláusula gatillo. Si a esto se suma que la inflación finalmente rondó el 48% a nivel nacional, la pérdida del poder adquisitivo de los empleados estatales de Chubut es contundente. 
En cuanto a la obra pública, durante 2018 hubo un profundo estancamiento, lo que devino no sólo en que el aglomerado Rawson-Trelew alcanzara el mayor índice de desempleo de la región patagónica, sino que incluso hubo escuelas en la provincia donde no se dictaba clases, ya no por los paros de los docentes, sino por la falta de mantenimiento de los edificios escolares. 
Al gobernador Mariano Arcioni le encanta repetir que “Chubut ha sido destacada como una de las tres provincias mejor administradas del país”, pero en realidad lo que sucedió durante 2018, es que el Gobierno estuvo detenido completamente. A duras penas se pagaron salarios estatales, no hubo clases la mitad del año, en hospitales y Centros de Salud hubo escases de insumos y retención de servicios, y en todo el año no se registró obra pública en todo el territorio provincial.


 

TAGS

LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000