Caleta Olivia

Volvió equipo de Vialidad Nacional y se instaló frente al ex obrador de CPC

Camiones, maquinarias, trailers y personal operativo del Distrito 23 de la Dirección Nacional de Vialidad que a fines de diciembre se había replegado hacia su base de Río Gallegos, retornó hoy a la zona norte santacruceña para continuar la reparación del viejo trazado de la Ruta 3 que va desde Caleta Olivia hasta el límite con Chubut donde se encuentra la Comisaría Ramón Santos.

  • 11/01/2019 • 11:39
COMPARTÍ ESTA NOTA

Agencia Caleta Olivia

Anteriormente, el campamento del organismo había estado basado en inmediaciones de paraje La Lobería, casi frente al cerro Pan de Azúcar, pero ahora se ubicó frente al ex obrador de la disuelta CPC que hasta fines der 2017 estuvo a cargo de las inconclusas obras de la Autovía de doble trocha.

El mismo se halla a unos 15 kilómetros al norte de Caleta, donde aún se encuentra inmovilizada parte de la maquinaria vial de esa empresa, sujeta a un proceso político – judicial.

No pudo establecerse si el retorno de equipo de la DNV responde a la resolución que a fines de 2018 emitió la jueza federal Marta Yáñez al hacer lugar al recurso de amparo del abogado particular Ismael Machuca.

Ello motivó que ordenara al organismo vial realizar reparaciones adecuadas a la seguridad del tránsito vehicular, dando a entender que las que se habían llevado a cabo desde fines de agosto eran insuficientes, cuando no provisorias.

Sin embargo, algunos operarios consultados por este medio indicaron que ya estaba previsto que ellos retornaran luego del receso por las fiestas de fin de año, al margen de cuestiones de índole judicial.

En la práctica la primer tarea de esta nueva etapa comenzó alrededor de las nueve de la mañana cuando una máquina motoniveladora reanudó el acondicionamiento de banquinas y se preveía que a partir de este viernes empezarán los trabajos de bacheo.

En este punto vale señalar que algunos “parches” que se colocaron en la campaña anterior ya están deformados, como el que está ubicado en inmediaciones de la denominada playa Asina.

Además, en términos generales persisten miles de grietas que no pueden ser disimuladas con el pintado de líneas demarcatorias de color amarillo ni con la cartelería que se colocó a lo largo del trayecto de casi 50 kilómetros.