La Mesa Chica

El oficialismo ¿Será el verdugo de su propia ley?

Los proyectos de derogación de la Ley de Lemas y de cambio de sistema electoral en Santa Cruz, han chocado sucesivamente contra las manos del FPV. Ahora podrían ser ellos mismos los que bajen el martillo.  

  • 09/01/2019 • 12:13
COMPARTÍ ESTA NOTA

“Cuando juegas al juego de tronos, o ganas o mueres”, reza uno de los personajes de la aclamada serie Game of Thrones. Así de dramático y de cruel será la contienda electoral este año en Santa Cruz.

Los personajes que buscarán el trono ya son por todos conocidos. Pero como a veces la realidad supera a la ficción, muchos de ellos ocultarán sus estrategias hasta último momento, porque como dice otro dicho: “Del caos siempre surge una escalera”.

Y en ese no mostrar las cartas, uno de los sectores corre con ventaja. Hasta que no se sepa a ciencia cierta con qué sistema electoral votarán los santacruceños, aquellos que esperan una definición sólo podrán definir lo que hacer casi en los albores de la campaña.

 

Primarias, voto electrónico y Boleta única- Pero, ¿qué paso hasta el momento con la Ley de Lemas? Al menos tres proyectos de ley fueron desestimados o directamente archivados en la Legislatura Provincial para propiciar su derogación.

Para no irnos tan lejos en el tiempo, uno de ellos planteaba una reforma política, amplia e integral al sistema electoral vigente en Santa Cruz. Establecía primarias provinciales, segunda vuelta para cargos ejecutivos y boleta única por categoría.

Esa ambiciosa iniciativa fue presentada en el 2014 por el diputado Martín Paiva (PJ), quien consideraba que la segunda vuelta para los cargos ejecutivos (gobernador e intendente), garantizaría la legitimidad de origen, base de la gobernabilidad, que tantas veces se ve quebrantada en algunos municipios.

 

 

Pedido de derogación- Otra iniciativa parecida –aunque menos ambiciosa- más reciente fue la del Diputado Provincial Alberto Lozano (UCR), quien presentó un Proyecto de Ley sobre el Régimen Electoral de la Provincia de Santa Cruz, que tenía como finalidad establecer elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.

La propuesta consistía en remplazar el sistema electoral actual y se aplicaría obligatoriamente a todos los partidos políticos, y alianzas electorales, provinciales o municipales que intervengan en la elección general de cargos públicos electivos, aún en los casos de presentación de una sola lista y/o un solo candidato. Fue presentado en el 2016 y nunca se llegó a tratar.

También probó suerte la legisladora Gabriela Mestelán (Encuentro Ciudadano). Fue durante el 2018 y paralelo a la definición de la Corte Suprema sobre la constitucionalidad de la Ley de Lemas. La iniciativa –que proponía la derogar de la Ley para las categorías de gobernador y vice- llegó al recinto y tuvo trece votos en contra sobre diez afirmativos.  

Pero contra todos los pronósticos y como ya en su oportunidad ha dejado bien claro La Mesa Chica, será posiblemente el propio oficialismo el verdugo de su creación: La Ley de Lemas. Ya se sabe que no saldrá de un proyecto del Poder Ejecutivo, pero la puerta está abierta a que sean los propios legisladores del FPV quienes traten el tema a más tardar en marzo. Y como en Game of Thrones, el que tiene el poder es el que manda.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000