Lo habría hecho en tres ocasiones

Un sujeto fue detenido tras abusar de una menor de edad

El hecho fue denunciado luego que la víctima le contara a su madre, que un allegado a la familia la habría manoseado varias veces. Por el hecho se dio aviso al Juzgado de Instrucción y del Menor, de donde se dispuso que el sujeto fuera detenido.

  • 08/01/2019 • 11:08
No te calles, si sos víctima de abuso denunciá.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Durante el fin de semana una mujer se acercó a una de las dependencias de El Calafate, para denunciar a un hombre por el abuso de su hija menor de edad.

Según pudo conocer TiempoSur, la menor le contó a su madre, que el pasado 25 de diciembre, cuando se encontraban celebrando, un allegado a la familia le habría tocado las piernas, y que ésta no sería la primera vez que lo hace.

La menor le contó que no sería la primera vez que sucede esta situación, sino que ésta sería la tercera. La primera ocurrió cuando se encontraban en Lago Roca, allí el sujeto le habría tocado también las piernas, mientras que la segunda vez, logró tocarle las partes íntimas.

La mujer habría dado los datos filiatorios del sospechoso, por lo que se dio aviso al Juzgado de Instrucción y del Menor de El Calafate, a cargo del Dr. Carlos Narvarte, quien dispuso que el sujeto fuera aprehendido.

Hecho que se realizó horas más tarde, siendo llevado al nosocomio local y luego a la dependencia, donde fue identificado y conoció que tendría 27 años, quedando alojado hasta que lo disponga la sede judicial. 

Siete pasos para evitar el abuso sexual

Conozca los hechos: Los padres somos los responsables de nuestros hijos y somos los que debemos estar en alerta para evitar que pueda darse una situación de abuso. Una tercera parte de las víctimas es abusada por miembros de su familia y esto significa que el riesgo principal proviene de las personas más cercanas. Los abusadores suelen tratar de establecer una relación de confianza con los padres de las víctimas. Por eso, debemos tener en cuenta que cualquiera puede serlo.

Reduzca los riesgos: El abuso infantil ocurre cuando un adulto está a solas con el niño. Debemos conocer a las personas que se quedan con nuestros hijos e intentar que otras personas puedan observarlos. Internet es una gran puerta de entrada para los abusadores, debemos supervisar el uso que puedan hacer nuestros hijos de la red.

Hable sobre el tema: Los niños suelen mantener el abuso en secreto. Los abusadores manipulan y confunden a los niños para que crean que la culpa es de ellos o que lo que están haciendo es algo normal o un juego, pueden amenazar al niño incluso con hacerle daño a otras personas de su familia. Hablar con los niños sobre el abuso, adaptando nuestro diálogo a su edad, puede hacer que se elimine la barrera del silencio.

Manténgase alerta: Debemos ver detenidamente las señales físicas que presentan como irritación, inflamación o sarpullido en los genitales; infecciones en las vías urinarias; problemas como dolor abdominal o de cabeza fruto de la ansiedad. De manera más habitual surgen problemas emocionales o de comportamiento tales como retraimiento o depresión, exceso de autoexigencia, rabia y rebeldía inexplicables, etc. Un comportamiento y lenguaje abiertamente sexual y atípico para la edad también pueden ser signos de alarma.

Infórmese, sepa reaccionar: Responder ante la verdad expresando incredulidad, rabia y/o enfado puede hacer que el niño intente justificar la acción, que cambie la versión o que evite preguntas y diálogos que vuelvan sobre el tema.

Actúe cuando tenga sospechas: Las sospechas dan miedo, pero pueden ser la única oportunidad de salvar a un menor (o a varios menores, ya que los abusadores suelen tener varias víctimas). Si no nos atrevemos a denunciar podemos contactar a los servicios sociales, a los servicios de protección al menor, al centro de salud, etc.

Involúcrese: Podemos luchar contra el abuso, por ejemplo, apoyando leyes y organizaciones que luchan contra el abuso sexual a los menores. (Fuentes: TiempoSur y Mundo Bebé)