En el tintero

El aumento de los terrenos y las propiedades por el dólar

El 2018 que se fue tuvo la devaluación como uno de los temas más importantes y debatidos del año en nuestro país. En Santa Cruz, una de las consecuencias lógicas y directas fue el aumento en el valor de los terrenos y las propiedades. El año pasado, la moneda estadounidense aumentó un 105 por ciento.

  • 02/01/2019 • 11:39
En venta. El que compró terreno o casa en enero, duplicó su valor hacia fin de año.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El 2018 se fue, pero si hay un tema que estuvo “en el tapete” durante el segundo semestre y lo estará también durante todo el 2019 es el valor del dólar, con una devaluación tan imprevista como feroz que se llevó puesto el valor de los terrenos y las propiedades, siempre tasadas en dólares a la hora de comprar en Argentina.

El dato duro indica que el peso argentino encabezó, al cabo de 51 semanas del 2018, el ranking de monedas que más devaluaron, detrás del bolívar venezolano, con una escalada del 105 por ciento a lo largo de todo el año.

Sí, leíste bien. En tanto, desde que Mauricio Macri asumió la presidencia el 10 de diciembre de 2015, el billete verde escaló un 297,85%.

Hay que tener en cuenta que en 2016 el alza de la moneda estadounidense fue del 20,58% o $2,76 y en 2017 la suba alcanzó el 17,20% o $2,78, según el promedio de sitios especializados.

EL CAMBIO

Un repaso mes a mes realizado por TiempoSur de la cotización del dólar en nuestro país marca claramente cómo cambió el panorama para cualquier hijo de vecino que tuvo o tiene como objetivo adquirir una propiedad o al menos un terreno en Santa Cruz.

Como para hacer memoria, vale decir que quien logró comprar una propiedad o un terreno en enero del año pasado, lo hizo con un dólar estable de 18.76 que era toda una oportunidad ante visibles tiempos de cambios en la economía nacional.

A partir de allí, el valor de la moneda estadounidense comenzó a elevarse aunque sin ser un tema preocupante y en febrero alcanzó los 19.81, superando los 20 por primera vez en marzo, cuando trepó hasta los 20.51.

En aquel momento, ya comenzó a ser tema de preocupación y debate, con un señal de alarma que algunos economistas calmaban, indicando que 22 era, para ellos, un precio estable y sostenible.

Sin embargo, nada de eso pasó y quienes estaban involucrados en la compra de terrenos o inmuebles ya se mostraban más que preocupados por una financiación que por aquel entonces ya también se hacía con “cuotas a valor dólar”.

En abril la situación se mantuvo estable y el dólar se mostraba a 20.46, pero a partir de mayo pasó la barrera de los 23 (23.27) y el problema de la devaluación ya era evidente.

De allí a principios de julio, el dólar alcanzó y superó los 28.72 siendo ya un verdadero problema para la gestión de Mauricio Macri, aunque lo peor estaría por llegar en septiembre, cuando pasada la primera semana del mes el dólar llegaría a 39.07 con el famoso pico de 41.50 que hizo tambalear la gestión de “Cambiemos” a nivel nacional.

Luego de cambios en el Banco Central y medidas entre las que apareció la feroz suba de la tasa de interés (notables aumentos en la financiación de las compras), el dólar bajó hasta los 36.65 en noviembre y cerró en 38.90 en último día hábil de 2018.

LA COMPLICACIÓN

La situación fue una verdadera complicación para quienes antes de la devaluación planificaban comprar una propiedad o un terreno, con casos hasta en los cuales vecinos de Río Gallegos concretaron el pedido de un préstamo hipotecario, terminando los trámites en plena devaluación de la moneda, lo que les planteó un terrible problema al haber planificado el préstamo con una vivienda a valor dólar de abril (de promedio 20) para tenerlo a disposición en julio, cuando ya trepaba a los 29.

Durante esos tres meses, una vivienda que en Río Gallegos estaba tazada en 70 mil dólares pasó de valer 1.400.000 pesos a costar 2.000.000 con todo lo que es implica para una familia de clase media que había planificado con lo justo la toma de un crédito para acceder a la vivienda propia.

Exactamente lo mismo pasó con muchos vecinos que financiaron a precio dólar la compra de un terreno, con valores mínimos de 30.000 dólares, pasando de valer 600 mil pesos en abril a costar 850 mil tres meses después.

Esto sin contar la cantidad de gente que aceptó concretar una entrega mínima en marzo o abril, financiando el resto en cuotas a valor dólar.

Tomando como ejemplo una cuota a valor dólar de 10 mil pesos, en marzo (dólar a 20) comenzaron pagando dicho valor y en diciembre terminaron pagando cuotas de 20 mil pesos con un dólar cercano a los 40.

En la comparación entre el costo de una vivienda de 70.000 dólares en 2018, vale decir que en enero tenía un costo de 1.400.000 pesos y terminó el año con un valor de 2.650.000 pesos.

En cuanto a un terreno a valor dólar de 30.000, en enero tenía un costo de 600 mil pesos y cerró el año con un valor de 1.155.000 pesos, más cerca de triplicar su valor en los primeros meses de este 2019, cuando los especialistas pronostican un dólar a 46 para agosto y 50 cerca de fin de año, según quien sea el próximo presidente.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000
1 comentarios Recientes y 0 respuestas

campoespejocomentó:

Y así, muchos todavía defienden a este gobierno de inservibles... La yegua les dejó un dolar a 10 y la criticaban... El tema era el impuesto a las ganancias... no esto... VOTEN BIEN LA PRÓXIMA VEZ!!! Les queda alguna duda de quien tiene que volver??? Se creyeron el "se robaron todo"... y resulta que no se había robado nada... Hasta les dejó un montón de guita en Anses... lugar donde este gobierno ya está manoteando...