Ex Barraca Amberense

Celebran junto a la comunidad la declaración de Monumento Historio Nacional

Si bien la noticia se conoció durante el pasado mes de noviembre e incluso los integrantes de la comisión de la actual Casa Fundacruz han tenido su encuentro de celebración, como no podía ser de otra manera llegó el momento de compartirlo con amigos y vecinos. Invitan a toda la comunidad desde las 18:00.

Ex Barraca Amberense (Archivo)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Tal como publicara TiempoSur, el decreto presidencial (N°1026/2018) publicado el pasado 7 de noviembre en el Boletín Oficial, se declaró Monumento Histórico Nacional al edificio de la ex Barraca Amberense, ubicado en la calle Gobernador Lista Nº60, de la Ciudad de Río Gallegos, lo que será motivo de celebración en el día de hoy a partir de las 18:00 cuando las puertas se abran a los vecinos de la ciudad.

El histórico edificio es, desde 2004, monumento histórico municipal y patrimonio cultural de la provincia, aunque sin lugar a dudas ha recibido la máxima distinción  y protección como monumento histórico nacional, por su significancia en la historia de Río Gallegos.

El decreto afirma que en las dos últimas décadas del siglo XIX nuestro país se incorporó definitivamente al mercado internacional como proveedor de materias primas, pues la demanda de productos agropecuarios, la incorporación de nuevas tierras, los cambios operados en el sistema productivo y la necesidad de ejercer un control efectivo en la región austral, estimularon el crecimiento poblacional.

A modo de repaso histórico, vale la pena mencionar que hacia el año 1900 las manzanas linderas a la costa estaban ocupadas por galpones de acopio de mercaderías, entre ellos la denominada Barraca Amberense, propiedad de los señores George y Cristian Kreglinger. Construida en madera y chapas de zinc, cuenta de dos plantas y sótano, conectados por una escalera central de dos tramos. El edificio llegó en barco de Europa desarmado en piezas numeradas y se armó en el sitio de su actual emplazamiento, sobre la margen sur de la ría del río Gallegos.

Con el tiempo fue sede de la Aduana de la Ciudad de Río Gallegos y, desde su refuncionalización, en el año 1992, funciona allí la Casa de la Cultura. Gracias a la familia Raciatti, quienes se ocuparon de restaurarlo respetando al detalle el diseño original, el cual en la actualidad acompañan de manera única las muestras de arte organizada por la comisión directiva de la actual Fundacruz.

“Es producto del trabajo. A todos nosotros nos gustaría tener una casa como Fundacruz”, han declarado a nuestro medio desde la comisión directiva.

“Es muy importante tener otro edificio declarado como patrimonio nacional. Este es un reconocimiento importante en cuanto al edificio, porque es de mucho valor arquitectónico; en cuento a la historia, porque tiene que ver con nuestros inicios como ciudad; y hoy es muy importante en cuanto al desarrollo cultural”, expresó la arquitecta Silvia Mirelman, ex directora de patrimonio muy involucrada en la declaratoria.

TAGS

COMENTARIOS